RECOMENDACIÓN: Acelerar las vacunaciones

30 de noviembre de 2021

La OMS ha alertado este lunes sobre la alta posibilidad de que la variante ómicron se propague por el mundo. Anticipando un aumento en el número de casos a medida que se propaga la variante, descubierta la semana pasada, la agencia de la ONU instó a sus 194 estados miembros a acelerar la vacunación de los grupos de alta prioridad y garantizar que se establezcan planes para mantener los servicios de salud.

Compartir en:

La organización ha aclarado que los pormenores sobre la nueva variante se conocerán en las próximas semanas, aunque algunos especialistas, entre ellos la doctora sudafricana que descubrió la mutación, aseguran que hasta el momento los infectados presentan síntomas 'leves'. Un documento publicado por la OMS afirma que: "Ómicron es una variante altamente divergente con un alto número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes y pueden estar asociadas con un potencial de escape inmunológico y una mayor transmisibilidad". La organización, asimismo, ha pedido hoy a todos los Estados miembros que apoyen los objetivos de vacunar al 40% de la población de todos los países a finales de este año y al 70% a mediados del próximo año. Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, también dio la voz de alarma al inicio de una asamblea de ministros de salud: "La aparición de la variante ómicron altamente mutada subraya cuán peligrosa y precaria es nuestra situación. Ómicron demuestra por qué el mundo necesita un nuevo acuerdo sobre pandemias: nuestro sistema actual desincentiva a los países de alertar a otros sobre amenazas que inevitablemente aterrizarán en sus costas".

Tedros destaca que hace un año la organización advirtió que los más pobres y vulnerables serían "pisoteados en la estampida mundial de vacunas". Según el funcionario, más del 80% de las vacunas del mundo se han destinado a los países del G20; mientras que los países de bajos ingresos, la mayoría de ellos en África, han recibido solo el 0,6% de todas las vacunas:" Comprendemos y apoyamos la responsabilidad de cada gobierno de proteger a su propia gente. Es natural. Pero la equidad de las vacunas no es caridad; está en el mejor interés de cada país. Cuanto más persista la desigualdad de vacunas, más oportunidades tiene este virus de propagarse y evolucionar de formas que no podemos predecir ni prevenir. Estamos todos juntos en esto", ha afirmado.

Ómicron fue identificada por primera vez el 24 de noviembre desde Sudáfrica, donde las infecciones han aumentado considerablemente. Desde entonces se ha extendido a más de una docena de países, muchos de los cuales han impuesto restricciones de viaje para tratar de aislarse. Japón se unió el lunes a Israel al asegurar que cerraría sus fronteras a los extranjeros. La doctora sudafricana Coetzee, que identificó la variante por primera vez, ha afirmado que la mayoría de pacientes infectados con la nueva variante: "Están viendo síntomas muy, muy leves" y que han podido ser tratados de "forma conservadora" en casa.
La OMS reiteró que, en espera de más asesoramiento, los países deben utilizar un "enfoque basado en el riesgo para ajustar las medidas de viajes internacionales de manera oportuna", al tiempo que reconoce que un aumento en los casos de coronavirus podría conducir a tasas más altas de morbilidad y mortalidad. "El impacto en las poblaciones vulnerables sería sustancial, particularmente en países con baja cobertura de vacunación", agregó Tedros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda