Y mientras las contradicciones del PIB 2021 siguen sobre la mesa

27 de octubre de 2021

El consenso de analistas internacionales sitúa el crecimiento del PIB un punto por debajo de las estimaciones del Gobierno. En Concreto, el análisis de los expertos rebaja las expectativas y ubica al indicador en el entorno del 5,5% para este año frente al 6,5% que mantiene el Gobierno en su Cuadro Macroeconómico de los Presupuestos, un 15% menos de crecimiento.

Compartir en:

Así lo apunta el panel de previsiones de Consensus Forecasts, que tiene una frecuencia mensual. La última edición, publicada a mediados de octubre, destaca que los panelistas han revisado a la baja en 5 décimas en el último mes su previsión de crecimiento del PIB de este año, hasta el 5,6%. Por el contrario, la media de las proyecciones para 2022 se ha mantenido más estable, situándose ligeramente por encima del 6%, frente al 6,1%.Así lo apunta el panel de previsiones de Consensus Forecasts, que tiene una frecuencia mensual. La última edición, publicada a mediados de octubre, destaca que los panelistas han revisado a la baja en 5 décimas en el último mes su previsión de crecimiento del PIB de este año, hasta el 5,6%. Por el contrario, la media de las proyecciones para 2022 se ha mantenido más estable, situándose ligeramente por encima del 6%, frente al 6,1%.

Por su parte, la AIReF modifica sus previsiones deja el PIB  EN EL 5,5% 
La presidenta de la AIReF, Herrero, compareció en la Comisión de Presupuestos del Congreso donde señalo que  estima un déficit público de 4,8% del PIB en 2022, frente al 7,9% esperado para 2021, y rebaja la previsión de crecimiento del PIB en 2021 y 2022 al 5,5% y el 6,3%, respectivamente, frente al 6,5% y el 7% que contempla el Gobierno.
El pasado 21 de septiembre la AIReF avaló el escenario macroeconómico del Gobierno que acompaña a los PGE. Este escenario contempla un crecimiento del PIB del 6,5% y del 7% en 2021 y 2022, con tasas de crecimiento del empleo del 4% y del 2,7%, respectivamente, y una reducción de la tasa de paro hasta el 14,1% de la población activa. La AIReF avaló este escenario, al considerar que tanto la senda esperada del PIB como los supuestos sobre los que se sustenta eran realizables. Tal y como se mencionaba en el aval a las estimaciones del Gobierno, tras recibirse información estadística y económica relevante se ha procedido a revisar el escenario que sirve de base para juzgar el grado de realismo de las previsiones de los presupuestos. Por ello, la AIReF presenta en este informe un nuevo escenario que supone una revisión a la baja de sus previsiones de crecimiento del PIB para 2021 y 2022, hasta el 5,5% y el 6,3%.Esta revisión responde principalmente a dos hechos.

Por un lado, se incorporan las cifras de la contabilidad trimestral que publicó el INE a finales de septiembre tras la emisión del aval; estas cifras han supuesto una notable revisión a la baja del crecimiento estimado para el segundo trimestre del año con implicaciones para la senda de crecimiento esperada. Por otro lado, el escenario de la AIReF incorpora ahora la materialización de algunos de los riesgos que se vislumbraban en septiembre y, en particular, los relacionados con la escalada de los precios energéticos que desde septiembre se ha acentuado notablemente y con la escasez de suministros industriales que ha propiciado interrupciones de la producción en algunos sectores específicos. 
Este escenario contempla un impacto del PRTR de 0,7 puntos porcentuales en 2021 y de 2,5 puntos porcentuales en 2022, aportaciones que se mantienen inalteradas respecto a lo contemplado en septiembre al carecer de información adicional. El escenario del Gobierno que sustenta los presupuestos sigue siendo alcanzable al situarse dentro de las bandas de confianza que se desprenden del análisis probabilístico, pero predominan los riesgos a la baja, según la AIReF.En particular no se puede descartar un nuevo agravamiento de la pandemia dados los desiguales ritmos de vacunación en el mundo, la posibilidad de que surjan nuevas variantes o perdida de efectividad de las vacunas.

Los desarrollos en los mercados energéticos y de materias primas pueden retrasar la recuperación de la inversión y crear tensiones inflacionistas adicionales a las observadas hasta el momento. Finalmente, una implementación incompleta, con retraso o ineficiente del PRTR drenaría el estímulo necesario para asegurar la vuelta a los niveles de PIB previos a la crisis.
En el Informe la AIReF estima para su escenario central un déficit de las AAPP del 4,8% del PIB en 2022, tras alcanzar el 7,9% en 2021, inferior en ambos casos a lo recogido en el Plan Presupuestario, 8,4% en 2021 y 5% en 2022. No obstante, mientras que el Plan Presupuestario no recoge el impacto de los fondos REACT- UE sobre los ingresos y gastos de las AAPP y asume un impacto neutral sobre el déficit, la AIReF, en línea con lo que ocurre con el resto de fondos estructurales, considera que la diferencia temporal entre la ejecución de los gastos y la imputación de su ingreso, cuando se envía su certificación a la Comisión, implica un mayor déficit en 2021 y menor en 2022, manteniendo la neutralidad en el conjunto de años de vigencia de los fondos. Por lo tanto, excluyendo este efecto, el déficit en 2021 sería del 7,7% del PIB y en 2022 del 5%, lo que refleja más fielmente la posición fiscal subyacente de las AAPP. Por otra parte, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) tiene un impacto neutral en el déficit, independientemente del ritmo de ejecución de los ingresos y gastos asociados al mismo.
La AIReF estima una reducción del déficit en 2022 de 2,7 puntos, excluyendo el impacto de los fondos REACT-UE, inferior a la reducción de 3,4 puntos recogida en el Plan Presupuestario. Esta reducción del déficit estaría impulsada principalmente por la retirada progresiva de las medidas implementadas para paliar los efectos de la crisis de la COVID–19. También repercuten en la reducción del déficit las modificaciones tributarias incluidas en los PGE para 2021.Por otra parte, la recuperación económica se traslada a unos mayores ingresos, aunque su aportación a la reducción del déficit se ve más que compensada por la evolución subyacente de los gastos, determinada tanto por la inercia de los mismos como por las decisiones y medidas recogidas en los presupuestos de las AAPP.

Recomendaciones

Aunque las reglas fiscales se encuentren suspendidas a nivel comunitario y nacional, la sostenibilidad de las finanzas públicas sigue siendo fundamental para la recuperación económica por lo que la AIReF reitera la recomendación de establecer una estrategia fiscal nacional a medio plazo que sirva de orientación fiscal y garantice de manera realista y creíble la sostenibilidad financiera de las AAPP. La situación actual, con una recuperación económica vigorosa, pero sometida a diversos riesgos, revela una vez más la necesidad para las distintas AAPP de contar con estrategias de medio plazo que integren diferentes elementos como las reformas e inversiones del PRTR, la consolidación de la recuperación y la reducción de la deuda a niveles de menor vulnerabilidad. La mejora de la situación sanitaria y económica está suponiendo en 2021 una retirada progresiva de las medidas adoptadas para paliar los efectos la crisis de la COVID y una recuperación de los ingresos tributarios hasta niveles anteriores a la pandemia. En la medida que esta tendencia continuará en 2022, la AIReF recomienda a todas las AAPP que se adopten las medidas necesarias para que el espacio fiscal que deja la retirada de las medidas para luchar contra la COVID y la positiva evolución de los ingresos repercuta en su totalidad en la reducción del déficit público. En particular, deben evitarse incrementos estructurales de gasto estructural que no cuenten con una fuente de financiación permanente.Por otra parte, como en informes anteriores, la AIReF resalta la relevancia de incrementar la transparencia en el proceso presupuestario, por lo que mantiene las recomendaciones de incluir en los PGE información en términos de contabilidad nacional. Asimismo, en relación con el Plan Presupuestario la AIReF recomienda que incorpore todas las medidas previstas por el Gobierno, así como el impacto de los fondos REACT-UE y del PRTR sobre los ingresos y gastos de las AAPP.

 

• Tras recibirse información estadística y económica relevante la AIReF revisa a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB para 2021 y 2022, hasta el 5,5% y el 6,3%, respectivamente, frente al 6,5% y el 7% contemplado por el Gobierno• El escenario macroeconómico del Gobierno que sustenta los presupuestos sigue siendo alcanzable al situarse dentro de las bandas de confianza que se desprenden del análisis probabilístico, aunque predominan los riesgos a la baja• La AIReF estima para su escenario central un déficit de las Administraciones Públicas (AAPP) del 4,8% del PIB en 2022, frente al 7,9% de 2021, lo que supone una reducción en 2022 de 3,1 puntos, que excluyendo el impacto de los fondos REACT -EU se traducen a una reducción del 2,7, inferior a la reducción de 3,4 puntos recogida en el Plan Presupuestario• La AIReF prevé que los ingresos se situarán en 2022 en el 40,2% del PIB, sin incluir los provenientes del REACT-EU y del PRTR, frente al 39,8% previsto en el Plan Presupuestario. Los ingresos tributarios moderan su crecimiento en 2022 retomando una elasticidad respecto a las variables macroeconómicas en línea con la media histórica, tras las elevadas tasas registradas en 2021• Los gastos se situarán en 2022, sin incluir el REACT- EU y el PRTR, en el 45,2% según las estimaciones de la AIReF, frente al 44,7% del Plan Presupuestario, y la AIReF alerta del riesgo de consolidación del gasto estructural• La mejoría del PIB, la recuperación del componente cíclico del déficit y la paulatina desaparición de las medidas relacionadas con la pandemia, proyectan una reducción de 4,3 puntos de la ratio de Deuda para el año 2022, situándola en el 115,7% del PIB, aunque la AIReF constata una dinámica desfavorable a medio y largo plazo• La AIReF recomienda a todas las AAPP que se adopten las medidas necesarias para que el espacio fiscal que deja la retirada de las medidas para luchar contra la COVID y la positiva evolución de los ingresos repercuta en su totalidad en la reducción del déficit público. En particular, deben evitarse incrementos estructurales de gasto estructural que no cuenten con una fuente de financiación permanente• La AIReF reitera la necesidad para las distintas AAPP de contar con estrategias de medio plazo que integren diferentes elementos como las reformas e inversiones del PRTR, la consolidación de la recuperación y la reducción de la deuda a niveles de menor vulnerabilidad

Compartir en:

Crónica económica te recomienda