El precio de la vivienda se dispara un 8,4%

06 de junio de 2022

El IMIE General de vivienda nueva y usada del mes de mayo elaborado por Tinsa, muestra un incremento mensual del 1,1%, similar al del mes anterior, que sitúa la tasa interanual en un 8,4 %. El crecimiento continúa impulsado en gran medida por la evolución de los precios en el grupo de ‘Capitales y Grandes Ciudades’, que mantiene una intensidad similar a la registrada en abril, y al que se unen los grupos de ‘Áreas metropolitanas’ y ‘Resto de municipios’. Los grupos de ‘Costa Mediterránea’ y ‘Baleares y Canarias’ permanecen estables.

Compartir en:

El índice que marca la evolución del precio medio en España, de acuerdo a las tasaciones realizadas por Tinsa, se sitúa, con 1.827 puntos, en niveles de diciembre de 2011. La vivienda nueva y usada se ha revalorizado un 31 % desde el mínimo tras la crisis financiera (febrero 2015) y se mantiene un 21,9 % por debajo de los máximos de 2007. “Se sostiene el impulso de los precios en los polos de actividad. Los grupos de ‘Capitales y Grandes Ciudades’ y ‘Áreas Metropolitanas’, que fueron los que más tardaron inicialmente en recuperar los niveles previos a la pandemia, son los que crecen en mayo con mayor intensidad”, explica Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa. En términos interanuales, todas las zonas reflejan incrementos significativos con respecto a mayo de 2021, mes en que los precios en ‘Capitales y Grandes Ciudades’ y ‘Áreas Metropolitanas’ aún no habían recuperado los niveles prepandemia, y ‘Costa Mediterránea’, ‘Territorio Insular’ y ‘Resto de municipios’ mostraban ya una recuperación moderada.
‘“La demanda en los primeros meses de 2022 se ha mantenido activa, con transacciones de compraventas que mantienen el impulso de 2021 y una concesión de hipotecas que crece de manera equilibrada. Aun así, es de esperar que, durante el año, la persistencia de la inflación erosione el poder adquisitivo de los hogares y endurezca la concesión de nuevas hipotecas ante el mayor riesgo percibido por las entidades financieras, lo que, unido a la subida de tipos por parte de los Bancos Centrales, impactaría en las decisiones de compra de vivienda, desacelerando la demanda y suavizando con ello el incremento de los precios del producto residencial”. En cuanto a la oferta de obra nueva, la directora del Servicio de Estudios destaca que “se mantiene en cifras limitadas, lo que restringe el crecimiento del parque de viviendas y genera tensiones alcistas en los precios que pueden persistir en los polos de actividad, donde las zonas están más densamente pobladas y existe más competencia por el espacio”.

Evolución desde máximos y mínimos postcrisis
La vivienda acumula ya 11 meses con incrementos interanuales de intensidad creciente mes tras mes. Desde febrero de 2015, el índice general ha experimentado un aumento del 31 %. La diferencia respecto a los máximos de 2007 se sitúa en un 21,9 %.
Las ‘Capitales y grandes ciudades’ son el mercado más dinámico en el ciclo alcista post crisis financiera, con una revalorización del 37,5 %, seguidas del grupo ‘Áreas metropolitanas’ (+30,2%), a gran distancia del 17 % que se ha incrementado el precio medio en las localidades más pequeñas de interior y costa atlántica, agrupadas en ‘Resto de municipios’.
La costa mediterránea sigue mostrando la mayor caída acumulada desde máximos, situándose un 33 % por debajo de 2007, mientras que los territorios insulares (-12,6 %) y las capitales y grandes ciudades (-20,3 %) mantienen una caída acumulada desde máximos inferior a la media española.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda