EMA Abusar de las dosis sería un error

12 de enero de 2022

Repetir las dosis de refuerzo de la vacuna contra el Covid-19 cada cuatro meses podría eventualmente debilitar el sistema inmunológico y cansar a las personas, según la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que ha expresado sus dudas sobre la necesidad de una cuarta dosis de refuerzo de la vacuna y cree que actualmente no hay datos que respalden este enfoque.

Compartir en:

"Si bien el uso de refuerzos adicionales puede ser parte de los planes de contingencia, las vacunas repetidas en intervalos cortos no representarían una estrategia sostenible a largo plazo", dijo el jefe de estrategia de vacunas de la EMA, Cavaleri, en una rueda de prensa. El debate surge cuando algunos países consideran la posibilidad de ofrecer a las personas una segunda inyección de refuerzo en un intento por brindar una mayor protección contra el aumento de las infecciones por Ómicron.
Los refuerzos "se pueden hacer una vez, o tal vez dos, pero no es algo que podamos pensar que deba repetirse constantemente", afirma Cavaleri, añadiendo que "necesitamos pensar en cómo podemos hacer la transición del entorno pandémico actual a un entorno más endémico".
Sobre la adaptación a Ómicron, la EMA asegura que actualmente está en conversaciones con los desarrolladores de vacunas en caso de que se necesite una vacuna actualizada, pero agrega que cualquier cambio de este tipo debería coordinarse a nivel mundial.

Las urgencias y emergencias “al límite”

La Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias , en nombre de los servicios de urgencias y emergencias de toda España, advierte sobre el incremento de pacientes que están sobrellevando los urgenciólogos. En este sentido, alertan de que las visitas a urgencias han aumentado en torno a un 30-50%, superando por completo la capacidad de los servicios de urgencias y emergencias que, además, están sufriendo las bajas COVID de muchos de sus profesionales.

El presidente de SEMES, el Dr. Vázquez-Lima, comenta al respecto que “lo avisamos hace unas semanas y la situación no ha hecho más que empeorar. Estamos al límite. ¿Qué ocurriría si parásemos los servicios de Urgencias y Emergencias? El colapso del sistema sería inmediato.” Pues estamos hablando de casi 20.000 hombres y mujeres, entre médicos, enfermeros y técnicos en emergencias sanitarias; que han estado dando respuesta a los ciudadanos y ciudadanas durante toda la pandemia, 24 horas al día. “Estamos exhaustos. Las urgencias están al borde del abismo. Venimos tiempo avisándolo y no se están tomando medidas. No queremos aumentos de sueldo, ni reconocimientos institucionales. Solo queremos la aprobación de la especialidad de medicina de urgencias y emergencias.” ¿Por qué y para qué?: “por la seguridad de los pacientes y para mejorar el Sistema Sanitario español.”
El Dr. Vázquez-Lima recuerda que los servicios de urgencias y emergencias son un pilar fundamental para la sanidad española y reclama al presidente del Gobierno, una vez más, a que regule, de una vez por todas, y como es debido estos servicios, ya que solo así se puede garantizar la seguridad de los ciudadanos: “lo único que esperamos es que nuestro Presidente del Gobierno se tome en serio esta cuestión. Porque imagínense qué ocurriría en nuestro país si las urgencias dejasen de funcionar porque ya no podemos más, no solo porque estamos agotados, sino porque no nos sentimos ni apoyados ni reconocidos. Señor Sánchez, estamos al borde del abismo. Escúchenos de una vez: Especialidad de Urgencias YA.”

La incidencia acumulada y el aumento de la hospitalización de críticos afectan directamente a los servicios de urgencias y emergencias debido a las necesidades de estos pacientes, que precisan de una valoración clínica inicial, estratificación de riesgo y decisión de ingreso o tratamiento domiciliario. Una labor de suma importancia para la seguridad del paciente y que también recae en los urgenciólogos.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda