PMI: el crecimiento se frenarà por la falta de aprovisionamientos

23 de octubre de 2021

Las dificultades de aprovisionamiento restringen el crecimiento económico de la zona euro hasta mínimos no visto en seis meses, mientras que impulsan los precios al alza a un ritmo récord. La actividad empresarial se desaceleró intensamente en octubre y cayó más particularmente en el sector manufacturero, aunque también se ralentizó en el sector servicios.

Compartir en:

Según la lectura flash de octubre, el Índice PMI Compuesto de la Actividad Total de la zona euro, elaborado por la consultora Markit y publicado este viernes, cayó por tercer mes consecutivo, al descender de 56,2 registrado en septiembre a 54,3. El declive indica una nueva reducción del ritmo de expansión frente a la máxima en quince años registrada en julio. No obstante, pese a que la expansión de octubre fue la más reducida desde abril pasado, la última lectura sigue situándose por encima de la media a largo plazo antes de la pandemia, de 53, indicando un crecimiento que supera la tendencia general.

Pese a que la creación de empleo se aceleró hasta la lectura conjuntamente más alta en 21 años a medida que las firmas reforzaron su capacidad para responder a la demanda, el optimismo respecto de las perspectivas para la actividad futura fue afectado por la preocupación por el abastecimiento relacionada con la pandemia, especialmente en el sector industrial.
El crecimiento se desaceleró con especial intensidad en Alemania, cayendo hasta su mínima desde febrero pasado, y en Francia descendió hasta su mínima desde abril. En el resto de la región en su conjunto también se registró la expansión más lenta desde abril pasado.
El análisis sectorial reveló que el sector servicios arrojó mejores resultados que el manufacturero por segundo mes consecutivo, debido a que el sector industrial ha señalado su cuarto mes consecutivo de desaceleración del crecimiento económico y registró el crecimiento más débil de la producción de los últimos dieciséis meses. Similarmente, mientras que el crecimiento de los nuevos pedidos aumentó en el sector servicios, se observó una tasa de crecimiento de la demanda más lenta en el sector manufacturero. En su conjunto, el incremento resultante de los nuevos pedidos registrado en octubre fue el más lento desde abril pasado.
La debilidad del crecimiento de la producción industrial, encabezada por un nuevo declive en Francia y un nivel de casi paralización de la producción en Alemania, fue generalmente vinculada con las dificultades de aprovisionamiento. Los plazos de entrega de los proveedores se han alargado en una proporción solo superada una vez, en mayo pasado, en más de dos décadas de historia del estudio, puesto que la escasez de suministros y los problemas con el transporte siguieron empeorando.
El sector de automóviles y piezas de recambio indicó el peor resultado, puesto que la producción volvió a reducirse intensamente en octubre, y a un ritmo mayor.
Pese a que en el sector servicios se ha observado un crecimiento más robusto que en el manufacturero, su tasa de expansión se ha atenuado por tercer mes consecutivo hasta alcanzar su mínima desde abril pasado. Un crecimiento marcadamente más débil en Alemania contrastó con un ligero repunte en Francia, aunque en el resto de la región se ha observado una moderación de la expansión.
Aunque parte de la desaceleración en el sector servicios se debió al desvanecimiento de los efectos del repunte del verano frente a la caída de la actividad observada a principios del año, se registraron resultados especialmente débiles en el sector de viajes, turismo y ocio, reflejando la preocupación en torno a la COVID-19. Por el contrario, se observó un robusto crecimiento en el sector de la salud, y además en los medios de comunicación y en los servicios financieros bancarios y no bancarios.
Mientras tanto, la acumulación de trabajos pendientes continuó creciendo a un ritmo elevado. Pese a que el ritmo de aumento se moderó hasta su mínima desde abril pasado, una vez más la encuesta señaló que la capacidad estuvo bajo presión tanto en el sector manufacturero como en el de servicios. Fue el sector industrial el que una vez más indicó un aumento especialmente intenso de los pedidos por completar.
La contratación aumentó debido a que las empresas intentaron procesar los pedidos acumulados, generando una creación de empleo igual a la máxima de dos décadas registrada en julio pasado. El crecimiento del empleo se aceleró tanto en Alemania como en Francia y, notablemente, fue uno de los más rápidos en 21 años en el resto de la región. En el análisis sectorial, el crecimiento del empleo aumentó en los dos sectores estudiados. El sector industrial indicó resultados inferiores a las recientes máximas debido a que la escasez de materiales redujo la necesidad de contratar personal adicional en algunos casos, aunque el sector servicios indicó su mayor creación de empleo desde 2007.
Mientras tanto, se volvió a mencionar la escasez como el principal factor responsable del aumento de los precios de muchos productos y servicios en octubre, llevando a un aumento récord del estudio de los costes de las firmas. En el sector manufacturero se registró un incremento sin precedentes de los costes de los insumos mientras que los costes en el sector servicios aumentaron al ritmo más intenso desde septiembre de 2000. Del mismo modo, la inflación de los precios de venta se aceleró a medida que las firmas repercutieron el aumento de sus costes a sus clientes, alcanzando su ritmo más rápido de casi dos décadas de datos históricos comparables de la encuesta tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios.
De cara al futuro, el sentimiento respecto de la actividad se moderó por cuarto mes consecutivo hasta su mínima desde febrero pasado. Aunque el panorama mejoró ligeramente en el sector servicios, el optimismo en el sector manufacturero alcanzó su mínima de los últimos doce meses, principalmente debido a la preocupación por el persistente impacto de la pandemia en las cadenas de suministro y los precios.
"Una intensa ralentización económica en octubre hace que la zona euro comience el cuarto trimestre del año con el menor impulso de crecimiento desde abril", comentan desde Markit. "En el sector manufacturero, aquejado por las demoras en la cadena de suministro, se observó una reducción del crecimiento de la producción hasta su mínima desde los primeros confinamientos del año pasado", añaden.
Mientras tanto, destacan que "en el sector servicios se ha observado que parte del repunte del verano se ha desvanecido a medida que el reavivamiento de los contagios de virus crea renovada preocupación, especialmente en Alemania. La preocupación vuelve a afectar a los sectores de atención directa al público, particularmente a los de viajes, turismo y ocio. La persistente pandemia hace que las demoras en las cadenas de suministro sigan siendo una preocupación importante, limitando la producción e impulsando los precios aún más al alza, tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios".
"Los precios medios de venta de los productos y servicios están aumentando a ritmos sin precedentes en más de dos décadas, factor que inevitablemente se traducirá en un aumento de los precios al consumidor en los próximos meses. Mientras que por el momento la tasa de crecimiento económico en general se mantiene por encima de la media a largo plazo, existen riesgos a la baja a corto plazo puesto que la pandemia continúa entorpeciendo la actividad económica e impulsa los precios al alza", explican.
Después de fuertes expansiones en el segundo y tercer trimestre, prevén que "el crecimiento del PIB parece que será comparativamente mucho más débil en el cuarto trimestre".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda