El precio de la luz cae este fin de semana

15 de julio de 2022

El precio de la luz para los clientes de tarifa regulada descenderá un 0,7% el sábado 16 de julio, anotando un precio medio de 298,25 euros por megavatio hora (MWh) según los datos provisionales del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

Compartir en:

Es el tercer día consecutivo de bajada, en esta ocasión con un tibio descenso de 2,09 euros frente al día anterior para los clientes de PVPC una vez sumados los precios medios de la subasta y el ajuste a las eléctricas por el tope al gas.
Aunque el descenso parezca beneficioso, no es tan buena noticia, ya que el precio de la electricidad tiende a caer los fines de semana por el menor consumo de demanda energética, previsiblemente agravado por la ola de calor que sufre la península Ibérica. Más de la mitad del precio a pagar este fin de semana corresponderá al ajuste o compensación por el uso de gas para generación eléctrica, tasado en 161,42€/MWh de media, y que se pagará más caro que el precio del mercado mayorista en 20 de las 24 horas del día. Será asi 25 euros superior al precio que fija el mercado mayorista -el denominado 'pool'-, que fija el precio medio de la luz en 136,83€/MWh.


El precio regulado rompe por fin la barrera de los 300€ tras cinco días superándolo. Desde marzo no se pagaban precios similares, cuando se anotó el récord histórico con los 544,98 euros/MWh registrados el 8 de marzo. La compensación a las gasistas tiene que ser abonada por los consumidores beneficiarios de la medida, los consumidores de la tarifa regulada (PVPC) o los que, a pesar de estar en el mercado libre, tienen una tarifa indexada. El precio máximo de la luz para el 15 de julio se registrará entre las 05:00 y 06:00 horas, con 357,92 euros/MWh, mientras que el mínimo para la jornada, de 244,97 euros/MWh, se dará entre las 14:00 y las 15:00 horas. Los altos precios de esta semana se explican en parte por la ola de calor que afecta a todo el país, lo que implica una mayor demanda y una menor aportación de las fuentes renovables (eólica y fotovoltaica). A ello se suman las tensiones en el suministro de gas en el contexto de la invasión rusa de Ucrania y los trabajos de mantenimiento en infraestructuras clave como el gasoducto Nord Stream 1.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda