La subida de la luz y el gas supondrá un sobrecoste de 475 € por hogar

05 de enero de 2022

La subida en los precios de la luz y del gas tendrá un impacto total de unos 9.000 millones de euros para los consumidores domésticos españoles, según los datos de Bank of America, que compara su estimación para este año y 2021 con los precios de 2020. En un informe, la entidad financiera cifra el impacto que representará para los principales países de Europa la actual crisis de precios energéticos en unos 107.000 millones de euros.

Compartir en:

No obstante, España no es el país donde mayor será ese golpe para el consumidor doméstico por los precios al alza que viven la luz y el gas, especialmente desde mediados del año pasado, ya que el banco de inversión destaca que ese incremento total en Reino Unido ascenderá hasta los 27.700 millones de euros, mientras que en Italia será de 24.500 millones de euros, en Alemania de 23.000 millones de euros y en Francia de 22.100 millones de euros. Tan solo habrá un impacto menor al de España en Portugal, con unos 700 millones de euros.

Así, Bank of America proyecta un aumento de precios de unos 475 euros para 2021-2022 para cada uno de los 19 millones de hogares españoles a lo largo de 2022, que sería, si se amplían para todo el año, contenidas por las medidas aprobadas por el Gobierno tan sólo en un tercio, con unos 170 euros por hogar, un total de entre 3.000 y 4.000 millones de euros.
A finales del año pasado, el Gobierno amplió hasta el 30 de abril la rebaja de los impuestos incluidos en la factura de la luz que pagan todos los consumidores con el fin de paliar el efecto negativo que la subida del precio de la electricidad está causando en los ciudadanos. En concreto, se prorrogaron hasta el 30 de abril las rebajas del 21% al 10% del IVA y del impuesto especial eléctrico del 5,11% al 0,5%, mínimo legal. No obstante, la suspensión del impuesto de generación al 7% que pagan las empresas solo se mantendrá, por ahora, hasta el 31 de marzo.

En su estudio, Bank of America estima que los costes energéticos de los hogares europeos aumentarán en unos 650 euros al año, en torno al 50%, a finales de 2022 y que los gobiernos compensarán sólo una cuarta parte de este incremento. Así, el hogar europeo promedio gastó unos 1.200 euros en electricidad y gas en 2020; por lo que, según los precios mayoristas actuales, el banco estima que estos aumentarán a 1.850 euros en el conjunto de 2022.
Por su parte, los grandes consumidores industriales europeos podrían sufrir un aumento interanual del 70-100% en los costes de gas y electricidad este año. La entidad destaca que los precios mayoristas europeos del gas y la electricidad subieron a finales de diciembre desde niveles ya elevados. Así, el suministro de gas para 2022 se ha disparado más del 400% frente a enero de 2021, mientras que los precios europeos de la electricidad, impulsados por el gas, han subido un 300%.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda