Pérdida de empleo, aumento del paro y récord de temporalidad en el sector público

28 de abril de 2022

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2022 se ha caracterizado por un descenso de la ocupación, un comportamiento que no es inhabitual en un primer trimestre. El paro, por su parte, ha experimentado un aumento trimestral, que rompe una tendencia de reducciones que se había medido durante los cinco trimestres anteriores.

Compartir en:

La población activa, por su parte, ha descendido durante el  primer trimestre, lo que ha permitido que el aumento del paro sea inferior al descenso del empleo. La ocupación descendió en 100.200 personas en el primer trimestre, lo que mejora la evolución de los La población activa, por su parte, ha descendido durante el  primer trimestre, lo que ha permitido que el aumento del paro sea inferior al descenso del empleo. La ocupación descendió en 100.200 personas en el primer trimestre, lo que mejora la evolución de los primeros trimestres de 2021 y 2020, pero no de 2019. La cifra de ocupados quedó situada en 20,08 millones de personas, manteniendo el umbral de los 20 millones de ocupados que se superó en el tercer trimestre del año pasado, aunque debe recordarse que dentro de esta cifra se contabilizan los trabajadores que siguen afectados por ERTE y que, por tanto, no están pudiendo trabajar. El paro ha crecido en 70.900 personas durante el trimestre, hasta los 3,17 millones, mientras que la población activa descendió en 29.400 personas. La tasa de paro creció 3 décimas, hasta el 13,65%. El comportamiento relativamente negativo de la ocupación en el primer trimestre combina factores estacionales -la EPA suele reflejar pérdidas de empleo en sus primeros trimestres del año- con otros factores tanto internos -inflación desbocada, huelga de transportes- como externos -problemas de las cadenas de suministro, guerra en Ucrania-. Como consecuencia, el número de ocupados se ha situado en 20,08 millones de personas, tras medirse un descenso trimestral de 100.200 ocupados, mientras que en términos interanuales se mide un aumento de 878.000 ocupados.

En cuanto a la evolución de la actividad, el descenso de 29.400 activos explica por qué el paro ha crecido menos de lo que ha descendido el empleo: el paro aumentó en 70.900 mil personas mientras que el descenso de la ocupación fue de 100 mil. La tasa de actividad ha descendido una décima y media en el primer trimestre y se ha situado en un 58,50%. En términos interanuales la población activa creció un 1,74%. 
El descenso de la ocupación en el primer trimestre se ha medido tanto entre los trabajadores asalariados (-45.800 asalariados, -0,27%) como entre los trabajadores por cuenta propia, que han experimentado una caída mucho más intensa (-55.700, -1,74%). Dentro de los trabajadores por cuenta propia han descendido trimestralmente tanto el número de los empleadores (-14.500, -1,47%) como de los trabajadores por cuenta propia sin trabajadores a su cargo. Entre los trabajadores asalariados, el primero trimestre del año se ha caracterizado por un aumento de  aquellos que tienen contrato indefinido (+164.100, +1,30%), puesto que han descendido los que tienen contratos temporales (-209.800, -4,87%). En términos interanuales crecen ambos grupos de asalariados, pero el aumento es más intenso en términos porcentuales en el caso de los que cuentan con contrato temporal (+266.500, +,956%) frente a los que cuentan con un contrato indefinido (+557.700, +4,54%). La tasa de temporalidad se sitúa en el primer trimestre en un 24,2%, lo que indica que 3 de cada 4 trabajadores asalariados en España cuentan con un contrato indefinido. El descenso del empleo en el primer trimestre se produjo tanto en el sector privado (-0,56%) como en el sector público (-0,21%), que cuenta ya con 3,47 millones de personas. Los ocupados en el sector privado, por su parte, se sitúan en un nivel de 16,62 millones.
El empleo ha descendido en el primer trimestre especialmente en la franja de 35 a 44 años, aunque también se han medido descensos entre los trabajadores de más edad. Entre los menores de 25 años, por el contrario, la EPA ha medido un aumento trimestral de 40.300 ocupados. En términos interanuales el empleo crece en todas las franjas de edad excepto en la de 35 a 44 años.
Por sectores, en el primer trimestre solo ha crecido la ocupación en la Construcción (+30.300), mientras que en el resto se han medido disminuciones: Agricultura (-12.500), Industria (-68.000) y Servicios (-50.100). En términos interanuales el empleo aumenta en todos los sectores, con incrementos más intensos en Servicios (+5,09%) y Construcción (+4,32%), mientras que en la Industria (+2,08%) el crecimiento ha quedado por debajo de la mitad de lo medido en el conjunto de la economía.

El descenso del empleo en el primer trimestre se ha producido en 12 de las 17 comunidades autónomas.  El mayor aumento del empleo se ha medido en la Com. Valenciana (+39.300), mientras que los mayores descensos se han localizado en Cataluña (-40.900) y Andalucía (-32.000). En términos interanuales el empleo aumenta en todas las comunidades autónomas y en Melilla, midiéndose los mayores incrementos en Andalucía, Com. Valenciana y Canarias.La tasa de paro crece al 13,65%, con una diferencia de 3,4 puntos entre hombres y mujeresEl paro medido a través de la EPA ha crecido en 70.900 personas en el primer trimestre del año y la tasa de paro ha aumentado hasta el 13,65%, con una incidencia 3,4 puntos superior en el caso de las mujeres (15,44%) que en los hombres (12,04%). En términos interanuales la tasa de paro desciende 2,3 puntos.El aumento trimestral del paro se ha medido en todas las franjas de edad menores de 55 años, con la mayor incidencia en el segmento de 25 a 54 años, donde el crecimiento ha sido de 66.500 parados


 • La ocupación descendió en 100 mil personas en el primer trimestre, sobre todo en el sector industrial. El sector privado se aleja de la recuperación de las cifras de empleo precrisis. • La población activa descendió durante el primer trimestre en 29 mil personas, lo que permitió un aumento del paro inferior a la pérdida de empleo• El paro EPA se elevó en 71 personas, hasta los 3,17 millones de parados y la tasa de paro aumentó en 3 décimas, hasta el 13,65%• la tasa de temporalidad en el sector público bate récords, con un 32,5%, y supera en más de diez puntos la del sector privado

Compartir en:

Crónica económica te recomienda