DIA Y MERCADONA ENCABEZAN LAS SUBDAS

La cesta de la compra subió mas de un 15%

27 de septiembre de 2022

La cesta de la compra ha subido en el último año un 15,2%, la mayor alza de la alimentación en 34 años, con el 95% de los productos subiendo de precio, reflejando claramente al aumento de la inflación, según el informe realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que coloca a Dia y Mercadona como los establecimientos que más han subido sus precios.

Compartir en:

En función del establecimiento escogido para realizar sus compras de alimentación, una familia española puede llegar a ahorrar de media 994 euros al año, una cifra un 7,3% menor que en 2021. Algo que se debe a la homogeneidad entre los distintos supermercados, sobre todo por la subida de los establecimientos más baratos. "Este año, el ahorro anual medio no supera los 1.000 euros", muestra de que se ha registrado una "subida histórica" en los precios de la alimentación, ha señalado la directora de comunicación y relaciones institucionales de OCU, Ileana Izverniceanu, durante la presentación del informe.


Por centros, los hipermercados nacionales y regionales son el formato comercial donde más barato resulta hacer la compra. Alcampo es la opción más barata en 27 ciudades, por delante de Mercadona, que lo es en 10. Sin embargo, este último centro se coloca entre los que más han subido sus precios en el último año, superando a la inflación. Aunque Dia y Mercadona son las cadenas que más han elevado sus precios en este periodo, destaca que todos los supermercados, sin excepción, han subido sus precios, algo que ocurre por primera vez.

Todas han subido precios

Aunque todas las cadenas de supermercados han subido precios, no lo han hecho en la misma proporción. Los establecimientos del grupo Dia los que más suben: Dia & Go (17,1%) La plaza de Dia (16,2%) y Dia (15,2%). Así como Mercadona (16,2%). Por el contrario, los que menos suben son Alimerka (8,4%) Carrefour Express (8,5%) y BM Urban (8,8%).
Por productos, aunque hay una subida de precios generalizada, no todos suben lo mismo. Destaca el aumento del precio del aceite de girasol con una subida del 118%, le siguen las magdalenas y la margarina (75%) y los plátanos, pasta, aceite de oliva y harina con subidas del 50% o superiores. Solo hay un pequeño grupo de 12 productos que pertenecen a la categoría de higiene (champú -5%), y frutas (Aguacate -10%, kiwi -6%) que tienen anecdóticas bajadas.

Las ciudades más baratas para hacer la compra son Vigo y Ciudad Real, mientras que Palma de Mallorca y Barcelona se colocan como las más cara. Entre las CCAA, La Rioja y Extremadura son las más baratas, mientras que Baleares y Cataluña es donde más cuesta comprar alimentación.

La OCU detalla que este año para elaborar su estudio ha visitado 1.180 establecimientos en 65 ciudades, además de los supermercados online y analizado 173.392 precios de una cesta de la compra compuesta por 239 productos de diversas categorías que incluyen alimentación fresca (frutas, verduras, carne y pescado), alimentación envasada, productos de higiene y droguería tanto de marcas líderes de fabricante como de marcas blancas.

Suspensión temporal de impuestos
Por otro lado, OCU ha expresado que, ante este panorama, se hace necesario tomar "medidas urgentes para abaratar de forma efectiva la cesta de compra". Entre ellas, ha señalado la bajada temporal del IVA de la alimentación como "la única forma rápida de reducir el gasto en alimentación". "Sabemos que los impuestos son necesarios y que cubren necesidades básicas, pero también creemos que temporalmente es la única medida eficaz y rápida para insuflar un poco de aire a los hogares que están muy maltrechos", ha añadido. Además, cree conveniente que para las familias vulnerables y numerosas se creen cheques alimentos que permitan aliviar los problemas que están generando los extraordinarios incrementos de precios de la alimentación.

También consideran necesario proponer a la distribución un acuerdo para llevar a cabo "compras colectivas" con el objetivo de contener los precios de los alimentos básicos. "Determinar con ellos una serie de productos esenciales y que estén en la cesta de la compra y llegar a una compra colectiva, como hemos hecho en otros sectores, y poder ofrecer a los consumidores productos básicos a precios razonables", ha expresado Izverniceanu.

Las tasaciones hipotecarias de vivienda aumentaron un 5%

El volumen de tasaciones hipotecarias de vivienda ha crecido un 4,96% en el primer semestre de 2022, con cerca de 248.400 tasaciones realizadas, alcanzando su máximo desde 2014, según los datos publicados este martes por la Asociación Española de Análisis de Valor.


De acuerdo con la estadística, el importe de tasación promedio de las viviendas valoradas con finalidad hipotecaria ha aumentado un 6,81%, alcanzando un valor tasado promedio de unos 227.500 euros. Según la AEV, esta ratio, que viene creciendo de forma suave pero sostenida desde 2014, refleja, por una parte, un incremento de los precios del mercado y, por otra, cambios paulatinos en la composición de la mezcla de inmuebles tasados, que iría variando hacia viviendas de mayor valor medio --por ser más grandes, estar ubicadas en regiones o zonas de mayor valor o por otros factores relacionados con las preferencias y capacidad adquisitiva de la demanda--. "Los datos de actividad del primer semestre reflejan la aceleración del mercado hipotecario que hemos venido apreciando como consecuencia del adelanto de las decisiones de compra ante un escenario incierto de inflación y subida de los tipos de interés", ha destacado la secretaria general de la AEV, Arnaiz.

Ante el escenario económico previsto para los próximos meses, desde la AEV esperan una moderación de la demanda y, por tanto, una estabilización del crecimiento de la actividad de tasación en el segmento hipotecario. En general, el segmento de tasaciones hipotecarias (considerando todos los usos además de la vivienda) ha experimentado un crecimiento del 10,59% en volumen de tasaciones y del 27,72% en importe global tasado respecto de 2021, superando las 374.000 tasaciones hipotecarias.

Caen las cifras de inmuebles en proyecto

Las cifras de actividad tasadora en inmuebles en proyecto reflejan, por el contrario, un descenso del 19,22% del volumen de proyectos tasados con finalidad hipotecaria, con un total de 5.363 proyectos valorados. En cambio, el importe global tasado por este concepto ha aumentado en un 78,89%, lo que refleja que el valor medio de los proyectos realizados ha aumentado significativamente.
Por su parte, los proyectos de rehabilitación experimentan un incremento del número de tasaciones hipotecarias del 3,96%, hasta un total de 656 intervenciones valoradas, por un importe global tasado que se eleva en un 64,13%, hasta los 3.500 millones de euros.
Adicionalmente, se han realizado unas 177.000 valoraciones con finalidades contables de las entidades financieras, empleadas para llevar a cabo el seguimiento del valor de sus carteras inmobiliarias: un 5,48% menos que en el primer semestre de 2021, si bien por un importe total de tasación un 10,55% superior.

Las tasaciones completas suben un 2%

En suma, por tanto, se han realizado 589.295 tasaciones completas --que engloban tanto las hipotecarias como las contables, así como las realizadas para otras finalidades diversas)--, un 2,37% más que en el mismo periodo del año anterior.

Este volumen de actividad es prácticamente el mismo que se alcanzó en 2018, que, a su vez, solo fue superado por el del año anterior, 2017, cuando se realizaron más de 600.000 tasaciones en un solo semestre. El importe global de tasación ha aumentado un 19,38%, hasta un total de unos 206.000 millones de euros.

 

La efectividad del bono joven del alquiler cuestionada

El bono joven del alquiler, una de las medidas estrella del Gobierno para facilitar el acceso a la vivienda de la población más joven, sigue su puesta en marcha y llega a la Comunidad de Madrid con más dudas que certezas sobre su impacto real.

“Se trata de un bono que genera muchas dudas, principalmente por su heterogeneidad. Tanto en la aplicación, como en diferentes cifras, territorios o fechas de puesta en marcha. Todo esto genera una serie de dudas, que se unen a las complicaciones administrativas en los procesos de aplicación en los que los jóvenes se encuentran a la hora de solicitarlo”, explica Font, director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com. Aprobada por el Consejo de Ministros a inicios de año, el bono joven del alquiler es una ayuda de hasta 250 euros mensuales dirigida a inquilinos españoles de entre 18 y 35 años. Para su correcta aplicación, el Gobierno dotó a esta ayuda de una partida de 200 millones de euros a repartir entre cerca de 70.000 beneficiarios en todo el territorio nacional.

Una medida insuficiente

El gran problema de esta ayuda, más allá del escaso número de personas que se podrán beneficiar, recae en el tope que establece para la cuantía máxima de los contratos de alquiler, que oscila entre los 600 y 900 euros mensuales en función de la ciudad.

“Hay dudas sobre si se están dimensionado bien este tipo de ayudas, especialmente en las ciudades más importantes. Estamos viendo como las condiciones para acceder a este bono difícilmente pueden cumplirse en grandes capitales, como Madrid o Barcelona, donde no es sencillo encontrar alquileres por debajo del precio que estipula el bono”, advierte Font.En este mismo sentido, el director de Estudios de pisos.com recuerda que, en un mercado del alquiler como el español, caracterizado por tener una oferta rígida y poca posibilidad de crecimiento,

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda