DEJA LA INFLACION EN EL 5,3%

El FMI recorta el PIB español hasta el 4,8%

19 de abril de 2022

El Fondo Monetario Internacional ha recortado su previsión de PIB para España en 2022 hasta el 4,8% desde el anterior 5,8%; y ha elevado su estimación para la inflación hasta el 5,3%. El organismo también ha recortado desde el 3,8% hasta el 3,3% su previsión de crecimiento económico para 2023.

Compartir en:

El fondo ha anticipado que la inflación en España se situará en el 5,3% este año, aunque se ralentizará al 1,3% en 2023. "Ahora proyectamos que la inflación permanecerá elevada por mucho más tiempo", ha alertado la institución. Por su parte, la tasa de paro se reducirá hasta el 13,4%, una mejora respecto a la previsión anterior, ya que el FMI estimaba que no se alcanzaría esa cifra hasta pasado 2026. En 2023, el organismo estima que el paro bajará hasta el 13,1%.

La revisión a la baja del FMI se sitúa en línea con la realizada por el Banco de España a principios de abril. El BdE recortó hasta el 4,5% su previsión del PIB para 2022 desde su anterior estimación del 5,4%. Además, anticipó que la tasa de inflación se situará en el 7,5% en 2022, lo que representa 3,8 puntos porcentuales más que en sus anteriores proyecciones.
Sobre la inflación, el FMI ha señalado que su escenario base es una "resolución gradual de los desequilibrios entre la oferta y la demanda y un modesto repunte de la oferta laboral". Sin embargo, ha añadido que "las condiciones podrían deteriorarse significativamente". En este sentido, su temor es que se produzca un "empeoramiento de los desequilibrios entre la oferta y la demanda, incluidos los derivados de la guerra, y mayores aumentos en los precios de las materias primas, que podrían conducir a una inflación persistentemente alta, mayores expectativas de inflación y un mayor crecimiento de los salarios". Si esto sucede, "los bancos centrales se verán obligados a reaccionar más rápido de lo previsto actualmente, elevando las tasas de interés y exponiendo las vulnerabilidades de la deuda, particularmente en los mercados emergentes. La guerra en Ucrania ha exacerbado dos dilemas políticos difíciles: entre abordar la inflación y salvaguardar la recuperación; y entre apoyar a los vulnerables y reconstruir los amortiguadores fiscales", ha concluido el FMI.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda