La inflación europea alcanza el 10%

30 de septiembre de 2022

La tasa de inflación interanual aumentó en nueve décimas en septiembre impulsada por la subida de los precios de la energía y se situó en el 10%, un nuevo récord en la historia para los países que usan el euro.

Compartir en:

La principal causa de la subida fue el incremento de los precios de la energía, que se aceleró hasta el 40,8% poniendo fin a la ligera moderación que se había registrado en julio, cuando se situó en torno al 39,6%, y agosto (38,6%) tras haber alcanzado un 42% en junio.
El alcohol y el tabaco también contribuyeron con incrementos del 11,8% frente al 10,6% en agosto. El otro factore a considerar, aunque en menor medida, es la inflación de los bienes industriales no energéticos y de los servicios, que aumentó medio punto en ambos casos hasta el 5,6% y 4,3%, respectivamente.
Entre los diecinueve países que comparten el euro, las mayores tasas de inflación se registraron en los países bálticos, con un 24,2% en Estonia, un 22,5% en Lituania y un 22,4% en Letonia, seguidos por los Países Bajos, con un 17,1 %. Por el contrario, las más bajas se dieron en Francia (6,2%), Malta (7,3%) y Finlandia (8,4%).

En España, la tasa cayó en 1,2 puntos, hasta el 9,3% en septiembre y acumula dos meses de descensos, según las cifras preliminares publicadas por Eurostat, que publicará los datos definitivos en octubre.

La inflación USA cierra agosto en el 6,2%

El deflactor de consumo privado PCE de Estados Unidos en agosto ha bajado ligeramente hasta el 6,2% en tasa interanual, una cifra que ha mejorado el dato de julio, 6,4%, y lo esperado por el consenso, 6,6%. El índice ha sido publicado este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Comercio estadounidense.

Asimismo, la aceleración en la evolución mensual ha aumentado hasta el 0,3% en agosto, por encima del -0,1% registrado en el mes de julio y coincidiendo con el dato anticipado por el mercado (0,3%).
En cuanto a la medida de inflación preferida de la Reserva Federal (Fed), el índice de precios subyacente de consumo personal, que excluye los precios de la energía y los alimentos no elaborados, en agosto ha aumentado hasta el 4,9% desde el 4,7% del mes anterior y respecto a la cifra anticipada por el consenso, que había pronosticado que se mantuviera en el 4,7%. La evolución mensual de ese indicador se ha disparado hasta el 0,6% desde el 0% de julio y ha empeorado ligeramente la cifra esperada por el mercado, 0,5%.

Con respecto al mes anterior, el índice de precios PCE aumentó como reflejo de un aumento de los precios de los servicios (0,6%) y de los precios de los alimentos, que subieron un 0,8%. En cambio, los precios de la energía disminuyeron un 5,5% y los precios de los bienes cayeron un 0,3%.
Con respecto al mismo periodo de hace un año, los precios de los bienes aumentaron 8,6% y los precios de los servicios se incrementaron en un 5%. Los precios de los alimentos, por su parte, subieron un 12,4% y los precios de la energía se elevaron un 24,7%.

En cuanto a los ingresos personales en EEUU, durante el mes de agosto se han mantenido en el 0,3%. Los gastos personales, por su parte, también se han incrementado hasta el 0,4% desde el -0,2% anterior y el 0,2% anticipado.

Desde Oxford Economics destacan que, aunque la inflación PCE general sufrió un leve descenso, la subyacente aumentó, lo que indica que, en medio de estas presiones inflacionarias "persistentemente altas", esperan que "la Reserva Federal aumente las tasas de interés en otros 125 puntos básicos antes de fin de año"."Los consumidores están mostrando resiliencia frente a la elevada inflación, y los precios más bajos en las gasolineras son un alivio bienvenido. Pero el panorama en los próximos trimestres es menos favorable. El lento crecimiento del gasto de los consumidores en el segundo semestre debería ser seguido por una cierta reducción del gasto en la primera mitad de 2023, ya que las ganancias más débiles del mercado laboral frenan el crecimiento de los ingresos".

EMPLEO UE : España sigue a la cabeza

El último barómetro de Eurostat sobre el paro en la Unión Europea remarcó la buena marcha del empleo en España. El país registró la mayor bajada interanual de la tasa de paro de toda la Unión en agosto, con una caída de 2,2 puntos porcentuales en términos interanuales hasta situarse en el 12,4%. Pese al descenso, la cifra de paro sigue siendo la más elevada de entre los 27.


En el conjunto de la eurozona y en la UE, la tasas de desempleo se mantuvieron en los mismos porcentajes entre julio y agosto. En el 6,6%, dato mínimo entre los países que tienen el euro, y en el 6% en el conjunto de la UE.
El paro juvenil sigue estando muy por encima del dato general. Pese al descenso del 0,1% del desempleo en menores de 25 años en la eurozona en términos intertrimestrales, el dato se sitúa en el 13,9% para la eurozona y en el 14% para el conjunto de la UE. En términos anuales, el dato ha bajado un 2% para la zona euro y un 2,1% para la Unión.

España ocupa el segundo puesto de la UE, por detrás de Grecia, en desempleo juvenil. El dato marca el el 26,6% de parados menores de 25 años, un incremento del 0,2% con respecto a julio, lo que se traduce en 441.000 jóvenes que no tienen trabajo en el país.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda