La cuesta de enero 2022, todavía más empinada

10 de enero de 2022

Tras los gastos propios del mes de diciembre, llega el momento de enfrentarse a la cuesta de enero, una época en la que las familias españolas deberán asumir las consecuencias de los excesos de la Navidad y el pago de determinados servicios anuales.

Compartir en:

Por desgracia y tal y como indica el comparador financiero Acierto.com, la imparable escalada de la energía, los alimentos, el carburante, y el transporte, no lo pondrán nada fácil este 2022. La plataforma analiza cuáles son los servicios que más acusarán estas subidas y recopila una serie de consejos financieros para hacerles frente.

Una cuesta de enero muy dura

Así, y según los datos a los que ha accedido la entidad, se calcula que el incremento de los precios será de casi un 4% para el conjunto del año. No obstante, el aumento de la inflación en 2021 ha alcanzado el 6,7%, algo que se encuentra estrechamente relacionado con la subida de la energía.
Se espera que el precio de la electricidad siga creciendo por encima de los 300 euros el megavatio hora a principios de este año. Respecto al gas natural, hemos empezado 2022 con un aumento del 5,5% respecto del año anterior. En situación similar se encuentran los costes de los carburantes, que se hallan muy cerca de sus máximos históricos, con incrementos por encima del 25% y 27% (gasolina o diésel). La subida energética, al mismo tiempo, se ve reflejada en otros ámbitos, pues afecta a negocios y a particulares, a la producción de alimentos y ropa, etcétera.

También se prevé una subida del precio de los vehículos como consecuencia del fin de la congelación del impuesto de matriculación. Y de la vivienda. En este caso rondará el 4%.

Más allá de estas subidas, otro condicionante que puede haber incrementado el gasto es el hecho de recibir la paga de Navidad. “En muchas ocasiones, disponer de más dinero de forma puntual nos hace gastar de más”, comentan desde el comparador financiero. Las cifras revelan también que, durante los últimos tres meses, el crecimiento del consumo ha sido un 9% superior que el año pasado.
Todo esto se encuentra ligado a la falta de educación financiera que existe en España; una carencia que dificulta el ahorro y que podría estar relacionada con la falta de interés que suscita esta materia (solo es interesante para el 12%). En definitiva, una coyuntura que repercutirá en una pérdida de poder adquisitivo de las familias, muchas de las cuales todavía se encuentran en ERES o en situación de precariedad como consecuencia de la crisis sanitaria y económica del coronavirus.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda