Los precios industriales para la exportación desbocados

28 de enero de 2022

El Índice General de Precios de Exportación de los productos industriales registró un aumento interanual del 17,9% el pasado mes de diciembre, casi 1,5 puntos más que en noviembre y su mayor repunte interanual desde el inicio de la serie, en enero de 2006, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística. Por su parte, los precios de importación de dichos productos se incrementaron un 24,7% en comparación con diciembre de 2020, seis décimas menos que en el mes anterior.

Compartir en:

En esta evolución influyó principalmente la energía, cuyos precios de importación aumentaron un 121,8%, más de 13 puntos por debajo de la tasa de noviembre., mientras que con las cifras de diciembre de 2021, los precios de las exportaciones encadenan doce meses consecutivos de avances interanuales, mientras que los de las importaciones suman diez meses de tasas positivas.

Evolución anual

La tasa anual del Índice de Precios de Exportación (IPRIX) en el mes de diciembre es del 17,9%, casi un punto y medio por encima de la registrada en noviembre y la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 2006.
Por destino económico de los bienes, entre los sectores industriales con influencia positiva en el incremento de la tasa anual del IPRI destacan: Energía, que aumenta su variación más de 15 puntos, hasta el 168,3%. Destaca en este comportamiento la subida de los precios de la Producción, transporte y distribución de energía eléctrica, mayor este mes que en diciembre de 2020. Cabe destacar también, aunque en sentido contrario, la bajada de los precios del Refino de petróleo, frente a la subida de 2020.
Por su parte los bienes de equipo, cuya tasa anual del 2,4%, cinco décimas mayor que la de noviembre, es consecuencia de que los precios de la Fabricación de vehículos de motor se incrementan este mes más que en 2020.
Los bienes de consumo no duradero, con una variación del 5,3%, siete décimas por encima de la del mes anterior. Destaca en este comportamiento la subida de los precios del Procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos, que disminuyeron en diciembre de 2020.
El único sector con influencia negativa es el los bienes intermedios, que desciende su tasa anual más de cinco décimas, hasta del 18,8%, a causada de que los precios de la Producción de metales preciosos y de otros metales no férreos bajan este mes, y aumentaron en 2020, y a que los precios de la Fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias, subieron en 2020 más que este mes.

La variación anual del índice general sin Energía aumenta dos décimas, hasta el 9,2%, y se sitúa más de ocho puntos y medio por debajo de la del IPRIX general. Esta tasa es la más alta desde enero de 2006.

Evolución anual de los precios industriales, mercado interior y exterior

El Índice de Precios Industriales del mercado interior y exterior, que se obtiene como agregación del IPRI y el IPRIX, aumenta nueve décimas su tasa anual en diciembre, hasta el 30,1%. Esta es la tasa más alta de este agregado desde enero de 2006.
Por su parte, la variación anual del índice general sin Energía se incrementa tres décimas, hasta el 10,3%, con lo que se sitúa casi 20 puntos por debajo del índice general del IPRI+IPRIX.

Evolución anual de los precios de importación

El Índice de Precios de Importación (IPRIM) registra una tasa anual del 24,7% en diciembre, seis décimas inferior a la de noviembre.
Por destino económico, el único sector industrial que tiene influencia negativa en esta
evolución es: Energía, cuya variación alcanza el 121,8%, más de 13 puntos por debajo de la de noviembre, a causa de las bajadas de los precios de la Extracción de crudo de petróleo y gas natural y las Coquerías y refino de petróleo, frente a las subidas registradas en diciembre de 2020. Cabe señalar también, aunque en sentido contrario, la subida de los precios del Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, mayor este mes que la registrada en el mismo mes de 2020.
Por su parte, entre los sectores con influencia positiva cabe destacar: Bienes de consumo no duradero, con una tasa del 5,6%, siete décimas mayor que la de noviembre. Esta evolución es consecuencia de los incrementos de los precios de la Fabricación de productos farmacéuticos, frente al descenso de diciembre de 2020, y de la Industria de la alimentación, mayor este mes que en 2020.
La tasa de variación anual del índice general sin Energía aumenta cuatro décimas, hasta el 8,3%, con lo que se sitúa casi 16,5 puntos por debajo de la tasa del IPRIM general. Esta es la tasa más alta de este agregado desde el comienzo de la serie, en enero de 2006.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda