Gasisitas: las medidas son insuficientes

30 de marzo de 2022

Tras un primer análisis del RDL 6/2022 que hoy publica el BOE, Gla patronal del sector considera que las medidas destinadas a las industrias gasintensivas, siendo positivas, resultan claramente insuficientes y, además, parciales.

Compartir en:

Las medidas no trasponen todas las herramientas disponibles para los Estados miembros comunicadas por Europa, dejando fuera a industrias esenciales que están desde hace meses gravemente afectadas por los altos precios del gas. El criterio escogido por el Gobierno para el otorgamiento de dichas medidas resulta discriminatorio para muchas empresas, ya que no permite reflejar la realidad de algunos de los sectores gasintensivos más claramente afectados por el alza desbocada de los precios de los últimos meses. Sin embargo, valora muy positivamente la extensión de la medida, ya existente, de flexibilización de contratos de suministro de gas natural, que permitirá a las industrias modular su caudal ante las volatilidades e incertidumbres del mercado. Y también, se valora positivamente el acierto de la medida de los requisitos adicionales de 7,5 días de almacenamiento subterráneo, derivado de la obligación de un mantenimiento de existencias mínimas, sin sobrecoste para los consumidores.

El Gobierno debe ser consciente de que el precio del gas para la industria se ha multiplicado por cinco, e incluso en algún momento ha llegado a ser hasta diez veces superior a la media del precio histórico desde la entrada en funcionamiento del mercado organizado. Dados los altos costes del gas que tienen que soportar las industrias, la Comisión Europea habilitó a los Estados miembros a conceder ayudas en forma de subvenciones directas estableciendo los criterios y costes subvencionables.

Desde GasINDUSTRIAL se agradecen estas primeras medidas pero se entiende que se trata solamente un primer paso que debe dar entrada a considerar otras posibilidades, ya que aún no se han utilizado todas las herramientas y medidas disponibles que podrían desarrollarse para mitigar en las industrias gasintensivas las negativas consecuencias de los altos precios del gas. Las industrias españolas consumen el 60% del gas que llega a España, siendo su coste determinante para su competitividad.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda