La AIE rebaja su previsión de consumo mundial de petróleo

13 de julio de 2022

Los elevados precios del crudo están comenzando a pasar factura a la demanda, según ha advertido la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que ha recortado su previsión de crecimiento del consumo mundial de petróleo en 2022, según refleja la última edición del boletín petrolero de la organización.

Compartir en:

De este modo, la AIE estima que el crecimiento de la demanda mundial de petróleo se ha reducido marginalmente a 1,7 millones de barriles al día (mb/d) en 2022, alcanzando un promedio de 99,2 mb/d para el conjunto del ejercicio, mientras que de cara al próximo año se espera una ganancia adicional de 2,1 mb/d, hasta 101,3 mb/d, liderada por una sólida trayectoria de crecimiento en los países no pertenecientes a la OCDE. En su análisis, la AIE advierte de que la desaceleración de la actividad económica está añadiendo más incertidumbre al pronóstico de demanda de petróleo, ya que los altos precios del combustible han comenzado a afectar el consumo de petróleo en la OCDE, aunque esto fue contrarrestado en gran medida por un repunte de la demanda en las economías emergentes y en desarrollo lideradas por China a medida que comienzan a levantarse las restricciones por la Covid-19.
Desde el lado de la oferta, la AIE ha revisado ligeramente al alza su estimación del suministro de petróleo para el resto del año debido al desempeño "sorprendentemente sólido" de Rusia, que permitió en junio incrementar en 690.000 barriles diarios la producción mundial de crudo, hasta 99,5 mb/d.
De hecho, las exportaciones de petróleo de Rusia en junio solamente cayeron en 250.000 barriles, hasta 7,4 mb/d, el nivel más bajo desde agosto de 2021, aunque el alto nivel de los precios hizo que los ingresos rusos por exportaciones petroleras aumentaran en 700 millones de dólares, hasta 20.400 millones de dólares, un 40% por encima del promedio del año pasado.

Si bien se espera que el suministro mundial de petróleo crezca aproximadamente 1,8 mb/d hasta diciembre, los crecientes riesgos a corto plazo para el suministro de petróleo en Kazajstán, Libia y otros lugares han puesto de relieve la capacidad disponible, que ahora está en manos principalmente de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos."Dado que el embargo de la UE sobre el petróleo ruso entrará en vigor a finales de año, el mercado petrolero podría volver a endurecerse", advierte la AIE, señalando que la evolución del mercado puede depender de las medidas implementadas del lado de la demanda para reducir el consumo y los costes de combustible que representan una amenaza para la estabilidad, sobre todo en los mercados emergentes.
"Sin una fuerte intervención política sobre el uso de la energía, los riesgos siguen siendo altos de que la economía mundial se desvíe del camino de la recuperación", advierte.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda