El nuevo impuesto de matriculación afectara a unos 65.000 madrileños

20 de diciembre de 2021

El próximo 1 de enero de 2022 el impuesto de matriculación volverá a subir. Este nuevo reglamento va a provocar un irremediable encarecimiento de los precios de los coches de combustión. La Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (AMDA) calcula que 65.000 madrileños se verán afectados por esta nueva realidad.

Compartir en:

“Es decir, que a pesar de haber realizado la gestión de compra en 2021, tendrán que abonar la diferencia de la subida del impuesto si su coche salta de tramo fiscal”, afirma Carlos Bustillo, presidente de AMDA.
La puesta en marcha de esta nueva norma afectará negativamente al sector, cuyas cifras en 2021 aún arrastran la crisis provocada por la pandemia. A ello se une la falta de semiconductores durante este año, lo que ha dado lugar a la falta de stock de automóviles, tanto en las fábricas como en los propios concesionarios.
Cómo funciona el impuesto de matriculación Con el cambio a la nueva reglamentación, muchos coches saltarán de tramo fiscal en el que se encuentran. Un ejemplo práctico: hasta ahora los coches que emiten menos de 144 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido no pagan el impuesto de matriculación, a partir del 1 de enero esa cifra baja hasta los 120 g/km de CO2. También si antes el tramo más caro era para los coches por encima de 240 g/km de CO2, que pagaban un 14,75% ahora la lo será para los que emitan más de 200 g/km de CO2.
Este cambio normativo hará que el precio de casi el 40% de los vehículos nuevos que se venderán en España suba en torno a un 5%. Actualmente un 60% del mercado está exento, con el cambio solo el 7% seguirá por debajo del tope.
Esta nueva tabla provocará una subida en los precios de los vehículos que se ha calculado que puede oscilar entre los 200 y los 1.000 euros, dependiendo del modelo y de las emisiones.
El impuesto de matriculación es una tasa que se abona a nivel nacional antes de que el vehículo salga del concesionario. No todos los vehículos pagan lo mismo ya que se establece en función de las emisiones contaminantes homologadas por el modelo. “Como apunte, cabe señalar, que otro de los motivos para cobrar este impuesto era el mantenimiento de las carreteras y autovías, algo que ahora también se pretende cobrar aparte”, apunta Bustillo.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda