MERCADO HIPOTECARIO ESPAÑOL 2021-2022

Dudas, cada vez mas fuerte sobre lo que pasara en 2022

27 de febrero de 2022

Tras un 2020 marcado por las graves consecuencias del coronavirus, 2021 ha sido un año en el que el mercado inmobiliario español ha cumplido con toda previsión y ha demostrado su gran capacidad de resiliencia.

Compartir en:

Parte de esta recuperación ha estado motivada por las hipotecas, tal y como refleja el estudio “Análisis del Mercado Hipotecario Español 2021-2022”, elaborado por el portal inmobiliario pisos.com “Si a cierre del 2020 ya se preveía una mejora notable del mercado hipotecario para el año que entraba, pese a una caída de más de 26.000 créditos concedidos respecto al 2019, el dinamismo actual del mercado de concesión de créditos para la compra de viviendas ha confirmado esa buena evolución”, afirma Font, director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com Este estudio, que ha sido elaborado a partir de una recopilación exhaustiva y posterior análisis de datos estadísticos recabados por ambos players del sector, recoge un dato muy positivo para el sector, y es que, en 2021 el volumen de hipotecas firmadas sobre viviendas se ha elevado hasta las 400.000, una proporción inaudita desde el año 2011.

La relación hipotecas-compraventas, que en 2020 subió hasta el 80%, se ha situado en el 73% durante 2021. Por lo tanto, detalla Font, teniendo en cuenta que no hay previsión de que se relajen las condiciones de acceso a crédito ni cambios en el tanto por ciento del importe de la vivienda hipotecable, se espera que este dato siga en torno al 70% y 75% en 2022, muy lejos del 150% de tiempos de la ‘burbuja’ inmobiliaria. “Uno de los principales impulsores de esta tendencia son los bajos tipos de interés. Esta situación facilita el acceso al crédito, lo que a su vez favorece el dinamismo del mercado de compraventa y permite reducir paulatinamente el problema de acceso a la vivienda por parte de los colectivos más vulnerables y favorece la salida de la crisis del coronavirus de las familias”.
Es por esto que, si bien España ha sido históricamente un país en el que las hipotecas a tipo variable acaparaban la mayoría de los contratos, llegando a superar el 90% en 2016, en la actualidad reina el tipo fijo, que representa el 67% del total de operaciones. “La estabilidad del mercado hipotecario es uno de los pilares fundamentales para el buen comportamiento del sector inmobiliario como motor económico del país y es un indicador clave a la hora de valorar y prevenir la aparición de nuevas ‘burbujas’ inmobiliarias y analizar la capacidad financiera y solvencia de la demanda”, añade el director de Estudios de pisos.com.

Las hipotecas digitales siguen creciendo

Vera, director de Desarrollo de Negocio, considera que actualmente es “uno de los mejores momentos de la historia en cuanto a ofertas de hipotecas”, no solo por el crecimiento de las tradicionales a tipo fijo y variable, sino también por la implementación paulatina de las hipotecas digitales. “Cada vez es más evidente que las hipotecas digitales han llegado para quedarse. A lo largo del 2021, la evolución de la contratación de esta tipología de productos ha tenido un desarrollo muy parecido al de la población general del país”, explica Vera, quien considera que ofrecen una mayor facilidad al acceso de datos, así como flexibilidad y agilidad, respecto a las tradicionales. “De cara al 2022 se espera un mayor protagonismo del tipo fijo, el crecimiento del tipo variable, la tendencia al alza de aportaciones iniciales de más de 100.000 euros y un equilibrio de género entre primeros titulares de hipotecas digitales”.

En lo que respecta al perfil de este tipo de producto, el experto señala que el 24% de los clientes digitales prefieren viviendas en localidades pequeñas (menos de 25.000 habitantes) por encima de aquellas con más de un millón de ciudadanos (18%). A su vez, el solicitante de este tipo de hipoteca presenta un perfil de cliente “maduro y familiar”, es decir, una persona de entre 40 y 55 años (53% del total) y con unos ingresos medios de entre 35.000 y 75.000 euros anuales (48,5%). “La contratación de hipotecas online seguirá creciendo a medida que más población se familiarice con la banca online y los contratos inteligentes. Sin embargo, el reto social reside en que la digitalización de un producto tan tradicional como la hipoteca, se produzca en un entorno seguro y con todas las garantías informativas para los consumidores”, concluye Vera.

Previsiones 2022

Tanto pisos.com como hipotecas.com coinciden en su análisis que 2021 ha sido un año muy favorable para el sector hipotecario, con un crecimiento “saludable y controlado” y una demanda muy activa en grades capitales.
En lo que respecta a aspectos menos dinámicos, Font alerta sobre la falta de oferta, que no está creciendo al mismo ritmo que la demanda por la escasez de obra nueva. “A esto tenemos que sumarle el hecho de que el ladrillo es un activo refugio para muchos inversores, por lo que la vivienda no sólo es interesante para vivir, sino para invertir”, manifiesta.

“De cara a 2022 se espera que se produzca un crecimiento saludable del mercado. Si bien va a ser un año de difícil previsión, se vaticina un aumento en el número de hipotecas concedidas sobre viviendas del 0,5% interanual”.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda