FUNCAS: El número de personas en situación de pobreza extrema subió en más de un millón durante la pandemia

05 de noviembre de 2021

El porcentaje de personas en situación de privación material severa aumentó en España desde el 4,7% en 2019 (2,189 millones) al 7% de la población en 2020, el primer año de la pandemia (3,259 millones). El incremento rompió con la tendencia a la baja de esta tasa desde el máximo del 7,1% alcanzado en 2014, según el último Focus on Spanish Society que recoge datos de Eurostat publicados recientemente (los correspondientes a 2021 no se publicarán hasta el año próximo).

Compartir en:

La tasa de privación material severa es una medida de la pobreza que determina hasta qué punto las personas de un país no pueden permitirse bienes, servicios o satisfacer necesidades financieras consideradas necesarias para llevar una vida adecuada. A diferencia de España, en 2020 muchos países europeos consiguieron mantener o incluso reducir el nivel de privación material severa respecto al año anterior, como Países Bajos, Dinamarca, Portugal, Bélgica y gran parte de los países del Este.
Con tasas que oscilan entre el 15% y el 20%, Bulgaria, Grecia y Rumanía fueron los países europeos con mayor porcentaje de personas afectadas por la privación material severa el año pasado. En cambio, los países nórdicos, junto con Países Bajos y Austria, así como la República Checa y Polonia, presentaban tasas inferiores al 3%.

En España, hombres y mujeres se ven afectados de forma similar por este tipo de pobreza, pero la edad es una variable mucho más significativa. La tasa de privación material de los menores de 18 años (9%) es casi tres veces mayor que la de los mayores de 65 años. En este último grupo (3,2%), los mayores de 75 años son los menos afectados (2,7%).
En los hogares unipersonales, aquellos en los que viven personas menores de 65 años son en general más vulnerables a la privación material severa que los de personas de 65 años o más. Mientras que menos del 3% de los hogares unipersonales en los que habitan personas de 65 años o más sufren privación material severa, el porcentaje se eleva al 10,7% entre los hogares en los que viven solos menores de 65 años. Con todo, el tipo de hogares más afectados por la privación material severa es aquel en el que viven dos adultos con tres o más hijos económicamente dependientes; es decir, los formados por familias numerosas (15%).

Envejecimiento y gasto en pensiones

Aunque la pandemia ha golpeado con especial dureza a la población anciana y ha reducido la esperanza de vida en edades avanzadas, según las proyecciones de Eurostat, la longevidad aumentará en las próximas dos décadas más de lo que ha crecido desde principios de siglo. Como es sabido, la combinación de la mayor esperanza de vida y la disminución de la natalidad se traduce en el aumento de la población de edad avanzada. En 2020, casi dos de cada diez personas en España tenían 65 años o más; en 2040, la proporción aumentará a tres de cada diez, según las proyecciones recogidas en el último Informe de Envejecimiento de la Comisión Europea (The Ageing Report 2021). Italia y Portugal presentan porcentajes aún más elevados, mostrando el envejecimiento especialmente intenso del sur de Europa.


Este informe, que se publica cada tres años, también incluye datos sobre el gasto en pensiones, con importantes diferencias entre países. En 2019, Italia y Francia fueron los Estados europeos con un mayor gasto en pensiones (en torno al 15% del PIB), casi el doble que Países Bajos (6,8%) y Suecia (7,6%) y unos cinco puntos más que Alemania (10,3%). Con el 12,3% del PIB, el gasto público en pensiones de España era en 2019 también inferior al de Francia e Italia. Según las proyecciones del Informe de Envejecimiento de 2021, España podría mantener ese gasto por debajo del 13% hasta 2050. Sin embargo, esta estimación se ha realizado sobre el supuesto de vigencia de la legislación sobre pensiones en diciembre de 2020. La nueva reforma de las pensiones (actualmente en trámite parlamentario), que incluye la derogación de los mecanismos establecidos en la reforma de 2013 para contene r el crecimiento del gasto en pensiones (IRP y Factor de Sostenibilidad), convierte estas proyecciones en "papel mojado", aumentando la incertidumbre sobre la evolución del gasto público en pensiones durante las próximas décadas.

Opinión sobre la investigación científica nacional

El rápido desarrollo de las vacunas COVID-19 ha puesto el foco en el papel fundamental de la ciencia y la tecnología en las sociedades modernas. Según una reciente encuesta del Eurobarómetro, un tercio de los europeos afirma estar "muy interesado" en los nuevos descubrimientos científicos y desarrollos tecnológicos, mientras que otra mitad está moderadamente interesada. España, con un 41% de encuestados que manifiestan gran interés por la ciencia y la tecnología, supera la media de la UE27 (33%). Además, cabe destacar que mientras la media de la UE27 de encuestados muy interesados en estos temas aumentó tres puntos entre 2010 y 2021, en España el porcentaje se disparó 12 puntos.


No obstante, cuando se pide a los entrevistados que comparen la capacidad de los investigadores del propio país para hacer nuevos descubrimientos científicos respecto a los científicos de otros países, los españoles muestran una confianza escasa. Mientras que entre un 20 y un 40% de los entrevistados alemanes (36%), holandeses (33%), daneses (25%) y suecos (21%) piensan que sus investigadores nacionales están por encima de la media de la UE, en España, sólo el 6% sostiene que los investigadores españoles están por delante de los de la UE.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda