Las ayudas aprobadas no satisfacen ni a agricultores ni a ganaderos

30 de marzo de 2022

Los agricultores consideran que el paquete 362 de ayudas directas publicado esta semana va a tener un efecto mínimo en el campo, que ha visto incrementado sus costes de producción en más de 4.000 millones de euros desde enero de 2021 hasta ahora.

Compartir en:

La ayuda al sector lácteo es insuficiente para paliar las pérdidas que están asumiendo los ganaderos debido a la subida de los piensos y al mal funcionamiento de la cadena alimentaria. Los agricultores
tras analizar las ayudas incluidas en el Real Decreto-ley 6/2022 destinadas específicamente al sector agrario, las valora como incapaces de compensar el encarecimiento de los costes de producción que las explotaciones agrarias están teniendo que soportar.
Particularmente en el sector lácteo los 169 millones de euros que se le destinan apenas compensarían el 13% de lo que está suponiendo para los ganaderos el incremento del coste de la alimentación en estos sectores, sin entrar a considerar otros inputs. Los ganaderos temen, además, que industrias lácteas puedan aprovechar el argumento de estas ayudas para no llevar a cabo el incremento necesario del precio pagado al ganadero en los contratos que se estén revisando ahora
.
Por otro lado, en relación a los 193,5 millones de euros de la ayuda excepcional de adaptación, igualmente se estiman escasas en relación a los 4.000 millones de euros más que ha supuesto
la cuenta de inputs del sector a lo largo de las crisis de estos últimos 14 meses, “con la incertidumbre que supone, además, para producciones agrícolas como frutas y hortalizas, también afectadas por la subida de los costes y que hasta el momento no saben si contarán o no con estas ayudas, además de las incertidumbres en cuanto a las exportaciones, también para el sector vitivinícola”.
Tampoco satisface la bonificación de 0,2 euros litro que se aplicará a todos los combustibles y que afectará también al gasóleo agrícola, teniendo en cuenta que en 2020 el precio medio del gasóleo no llegaba a 0,72 €/litro y en este momento se ha multiplicado por dos, hasta los 1,432 €/litro.
En este contexto, critican en primer lugar que no se destinen más fondos al sector agroalimentario. La organización ha reivindicado que el paquete de ayudas directas debería alcanzar los 1.000 millones de euros para que tuvieran algún efecto sobre la resiliencia de las explotaciones ante esta crisis. Pero también señala que, ante la insuficiente dotación de las medidas, las ayudas deberían concentrarse en los agricultores y ganaderos profesionales “que
son aquellos que realmente están sufriendo sobre sus rentas los efectos de la crisis.
La organización también apunta que, tanto para los ganaderos del lácteo como el resto de agricultores y ganaderos, no estaríamos hablando de escasas ayudas si el Gobierno y el Legislativo hubieran dotado al sector de una Ley de la Cadena Alimentaria que estuviese funcionando bien y asegurando precios por encima de costes. Tanto en el caso del Real Decreto-ley 4/2022 de la sequía -que pasa mañana por el trámite de convalidación en el Congreso- como este Real Decreto-ley 6/2022 publicado hoy -que lo hará en unos días- subrayan que los grupos políticos que quieran defender de verdad a los agricultores y ganaderos, tienen la oportunidad de hacerlo y tramitarlo como proyectos de ley para enmendar el texto del Gobierno y aumentar los apoyos al sector

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda