La inflación desbocada llega al 10,8%

29 de julio de 2022

El indicador adelantado del IPC sitúa su variación anual en el 10,8% en julio, seis décimas por encima de la registrada en junio La tasa anual del indicador adelantado de la inflación subyacente aumenta seis décimas, hasta el 6,1%

Compartir en:

La inflación anual estimada del IPC en julio de 2022 es del 10,8%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el INE. Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría un aumento de seis décimas en su tasa anual, ya que en el mes de junio esta variación fue del 10,2%, y se situaría en su nivel más alto desde septiembre de 1984. Esta evolución es debida, principalmente, a la subida de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y de la electricidad (la cual registró una bajada en julio de 2021) y al comportamiento del vestido y calzado, cuyos precios bajan menos que el año pasado.

Destaca también, aunque en sentido contrario, el descenso de los precios de los carburantes. La tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) también aumenta seis décimas, hasta el 6,1%.
De confirmarse, sería la más alta desde enero de 1993-

Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA)

En el mes de julio la tasa de variación anual estimada del IPCA se sitúa en el 10,8%, ocho décimas superior a la registrada el mes anterior. Por su parte, la variación mensual estimada del IPCA es del –0,5%.

Europa también e enfrenta a unos precios debocadoss

La tasa de inflación interanual de la zona euro tampoco da un respiro, como en España. Según ha publicado este viernes Eurostat, la oficina estadística europea, se ha situado en julio en el 8,9%, frente al 8,6% del pasado junio, lo que supone el mayor encarecimiento de los precios en la región del euro de toda la serie histórica.

"Esta subida se debe al aumento de los precios de los servicios y de los alimentos, así como a la inflación energética, que sigue siendo muy elevada", comentan los expertos de Oxford Economics. Sin embargo, la subida interanual del precio de la energía se ha desacelerado al 39,7% desde el 42% de junio, mientras que el incremento del precio de los alimentos frescos en julio ha sido del 11%, cuando en junio fue del 11,2%. Por contra, las cifras denotan que los servicios se han encarecido tres décimas más que el mes anterior, un 3,7% interanual en julio, mientras que los precios de los bienes industriales no energéticos han subido un 4,5%, frente al 4,3% en junio.
Sin energía y sin alimentos frescos, la tasa de inflación subyacente, la medida que controla el Banco Central Europeo (BCE) se ha ubicado en el 4%, el doble del objetivo del banco central.

En el desglose por países de los 19, en el mes de julio, diez naciones de la zona euro han registrado subidas de precio de doble dígito. Los niveles más altos de inflación se han observado en Estonia (22,7%), Letonia (21%) y Lituania (20,8%).Además de los tres países bálticos, otros siete miembros de la eurozona registraron subidas de precios de doble dígito, incluyendo Eslovaquia (12,8%); Eslovenia (11,7%); Países Bajos (11,6%); Grecia (11,5%); España (10,8%); Chipre (10,6%); y Bélgica (10,4%).
Por contra, las subidas menos intensas de los precios en julio han correspondido a Malta (6,5%), además de Francia (6,8%) y de Finlandia (7,9%).

En España, en el mes de julio, el IPC ha repuntado hasta el 10,8%, desde el 10,2% registrado en junio, según el dato adelantado publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda