La compraventa de viviendas lleva 13 meses al alza

20 de mayo de 2022

La compraventa de viviendas registró su mejor marzo desde 2007 tras aumentar en este mes un 25,6%, hasta totalizar 59.272 operaciones, lo que representa la mayor cifra desde enero de 2008, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Se acumulan así 13 meses consecutivos de subidas.

Compartir en:

En términos intermensuales, la compraventa de vivienda crece un 10,5%, lo que supone 1,4 puntos más que la del año anterior. El 92,1% de las viviendas transmitidas por compraventa en marzo son libres y el 7,9% protegidas. En términos anuales, el número de viviendas libres transmitidas por compraventa aumenta un 26,5% y el de protegidas un 15,6%.
El 19,4% de las viviendas transmitidas por compraventa en marzo son nuevas y el 80,6% usadas. El número de operaciones sobre viviendas nuevas sube un 15,7% respecto a marzo de 2021 y el de usadas un 28,3%. En el caso de las de segunda mano, no se vendían tantas desde enero de 2007, mientras que las nuevas acumulan 17 meses al alza y la cifra de ventas es la más alta desde enero de 2014. Las compraventas de viviendas realizadas entre personas físicas concentran el 69,2% del total de compraventas de viviendas transmitidas en marzo de 2022.
En general, el número de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) en el mes de marzo es de 227.773, lo que supone un 13,1% más que en el mismo mes de 2021. En el caso de las compraventas de fincas registradas, el número de transmisiones es de 120.462, con un aumento anual del 20,9%. El 86,4% de las compraventas registradas en marzo corresponde a fincas urbanas y el 13,6% a rústicas. En el caso de las urbanas, el 56,9% son compraventas de viviendas. El número de compraventas de fincas rústicas sube un 9,5% en marzo en tasa anual y el de fincas urbanas un 22,9%.
Por CCAA, el número total de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad por cada 100.000 habitantes alcanza sus valores más altos en La Rioja (966), Castilla y León (954) y Aragón (867). Illes Balears (35,1%), Andalucía (27,3%) y Comunitat Valenciana (25,4%) registran las tasas anuales de variación más elevadas. Por su parte, Cantabria (-11%), Comunidad Foral de Navarra (-8,3%) y La Rioja (-8,2%) presentan las tasas anuales más bajas.
Atendiendo a las compraventas de viviendas registradas, las comunidades con mayor número de transmisiones son Comunitat Valenciana (213), Illes Balears (197) y Andalucía (182). Las comunidades que presentan los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en marzo son Illes Balears (99,5%), Comunitat Valenciana (40,1%) y Andalucía (37,1%). Por su parte, los menores aumentos se dan en Comunidad de Madrid (4,5%), Cantabria (6,5%) y Galicia (10%).

Los expertos auguran nuevos crecimientos

Desde el portal inmobiliario Idealista reconocen que, "sin duda, el volumen de operaciones cerradas en el mes de marzo supone un hito y encadena tres meses por encima de las 50.000 ventas, lo que da muestra de la fortaleza de la demanda por la compra de vivienda". No obstante, su portavoz Iñareta, destaca que, "de todas formas, el decalaje de los datos del INE nos lleva a las operaciones que se firmaron entre finales de febrero y marzo, al inicio de la guerra y cuando el sistema financiero ya daba señales de un próximo encarecimiento de las hipotecas, lo que podría haber adelantado la compra de muchas viviendas para aprovecharse de la financiación tan barata". "La buena noticia es que, por el momento y a pesar de que el stock disponible sigue cayendo con fuerza, estas tensiones no se han trasladado a los precios, aunque no es descartable que lo hagan si esta situación se mantiene en el tiempo", añade.

Por su parte, desde Fotocasa destacan que "el sector inmobiliario puede constatar que sigue conduciendo y dando respuesta a ese gran interés por comprar vivienda que se inició el pasado ejercicio. La compraventa de viviendas continúa muy sólida y liderando el restablecimiento del sector", dice su directora de Estudios y portavoz, María Matos, destacando que "el primer trimestre de 2022 llega todavía más fuerte y dinámico que los de 2021, cuando comenzó el auge de la compraventa".
"Ya podemos constatar que el inicio de la guerra no ha impactado directamente en la búsqueda de vivienda y en el interés por comprar, al menos de los particulares nacionales, sigue sin frenarse. Probablemente el impacto sea indirecto a través de la inflación, y estas cifras tan dinámicas correspondan a una aceleración en la búsqueda de vivienda, para intentar sortear la inminente subida de tipos anunciada por el BCE", opina.
Además, cree que otro de los factores que sigue fomentando la compra de vivienda es la incertidumbre. "Si algo podemos decir del inmobiliario es que durante la pandemia ha demostrado acrecentarse frente a una crisis exógena de la que ha salido reforzado y, es probable que, frente a una guerra se despierte el apetito inversor de los particulares atraído por la vivienda como valor refugio en otro contexto de inseguridad económica prolongada. Es muy positivo que continúe aumentando la actividad del mercado y esto supone que los ciudadanos le dan mucho valor a la vivienda. Aunque lo más significativo, es que aún con la demanda en máximos, el crecimiento del precio -al menos en segunda mano- se mantiene contenido, por lo que es un gran momento para adquirir un inmueble".
Uno de los datos que considera más relevantes y donde hay que poner más atención es en las operaciones sobre viviendas nuevas y es que, un mes más, se incrementan y alcanzan su cota más alta. "La vivienda de obra nueva está viviendo un auge sin precedentes desde el estallido de la pandemia". Sin embargo, "podemos encontrarnos con una grave problemática de subida de precios, si la demanda continúa tan latente. No solo por la inflación desbocada, que afecta al coste de los materiales, a la producción y logística, que ha ocasionado la ralentización y paralización de algunas promociones, sino a la demanda de compra tan fuerte y solvente frente a los niveles productivos tan escasos de la vivienda a estrenar".
De cara al segundo semestre del año, ve "probable que este ritmo de crecimiento en las transacciones tienda hacia la estabilización y comience a ser más moderado. De momento, el gran reto a corto plazo es que el sector sea ágil a la hora de canalizar la demanda y que la oferta pueda satisfacer las nuevas necesidades de los compradores. Será una de las claves para mantener los precios equilibrados, lo que, a su vez, favorecerá las compraventas", concluye.

Desde el portal inmobiliario pisos.com, su director de Estudios, Font, destaca que “Según los datos de la estadística de transmisiones del INE del pasado mes de marzo el primer trimestre del año se cierra confirmando la clara tendencia al alza iniciada a mediados del año pasado”. “Las casi 60.000 viviendas vendidas significan la cifra más alta en un mes de marzo desde hace 15 años; hay que remontarse hasta enero del 2008 para encontrar un mes con más transacciones. Con estas cifras continua la tendencia iniciada el pasado verano de registros mensuales no vistos, como mínimo, desde hace una década. El crecimiento interanual se mantiene cerca del 25% y, si bien sigue siendo destacable, queda lejos del periodo abril-septiembre donde se registró un crecimiento promedio que superaba el 70%. Analizando lo que ha sucedido en un año natural, los registros siguen creciendo hasta el punto de alcanzar las 600.000 operaciones”, subraya el experto. “Los aumentos son visibles, añade, tanto en la obra nueva como en la de segunda mano. No obstante, es en la vivienda usada donde se produce un crecimiento mayor, cerca del 30%. En el caso de la vivienda nueva ese aumento se queda en el 15% y pierde un poco de peso en la relación respecto al total de compraventas, pasando del 20% al 19%”. “Territorialmente quienes lideran esta estadística siguen siendo Andalucía, Cataluña y la Comunitat Valenciana que superan las 12.000, 9.000 y 8.000 operaciones, respectivamente. Por el contrario, la comunidad que sigue a la cola de esta estadística sigue siendo La Rioja, que no alcanza las 500 transmisiones de inicio de año. En todos los territorios se producen aumentos interanuales y en este aspecto destaca notablemente Baleares que, con un 99% de crecimiento, dobla las operaciones cerradas en marzo del 2021”.
“Con estos datos se cierra un primer trimestre que muestra un claro aumento de las cifras de compraventas en España. Cifras que no se veían desde hace más de una década y que ya dejan la pandemia muy atrás, concluye el experto de pisos.com La existencia de una demanda tan activa ante la subida de tipos ya efectiva desde abril y el valor refugio que significa la vivienda para los inversores conforman un escenario dinámico en la compra de vivienda. Esta evolución deberá ir confirmándose en los próximos meses a expensas del impacto a medio plazo que pueda tener el cambio de política de tipos del BCE, la aplicación de la Ley de la Vivienda, el conflicto en Ucrania o la situación de la inflación”.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda