CRISIS ENERGETICA

Sidenor para veinte dias para evitar entrar en perdidas

12 de octubre de 2021

Los efectos de la subida del precio de la energía ya se notan en la industria, uno de los grandes consumidores eléctricos. Una coyuntura que ha llevado a Sidenor a ser el primer grupo del sector fabril en anunciar una parada para no operar en pérdidas. En su caso, dejará de producir aceros especiales durante 20 días por el "desorbitado" precio de la tarifa.

Compartir en:

La siderúrgica ha criticado que esa inflación ha elevado su coste eléctrico hasta los 260 euros por MW/hora. Lo que supone "un incremento del 300 % sobre el del año pasado", cuando abonaba 60 euros. Ese aumento para el grupo vasco supone pagar 200 euros más por tonelada producida, lo que dispara más de un 25 % sus costes totales. Una situación que genera pérdidas e imposibilita "mantener el ritmo actual de producción". Un caso similar se vivió este mes en los parques eólicos y fotovoltaicos, que también cesaron en su actividad por ese motivo. La empresa que preside altera por tanto su hoja de trabajo de aquí a final de año. Esos 20 días de menos recortan un 30 % el calendario de actividad hasta el próximo 31 de diciembre. Y advierte que es "una primera medida" para "intentar limitar el tremendo impacto que los desorbitados y descontrolados costes eléctricos están causando" en Sidenor.

Desde la siderúrgica vasca insisten en que la parada "no soluciona el problema de fondo" y otras medidas serán necesarias de persistir el actual panorama de descontrol en los precios eléctricos". Sin citar, una alusión a Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) u otras medidas de ajuste. Desde la empresa, con una plantilla de 1.500 trabajadores, no han tomado ninguna decisión al respecto. Por otra parte, desde la Asociación de Grandes Consumidores de Energía (Aege), se viene advirtiendo que la subida de los precios de la luz puede causar cierres en la industria. Sidenor concentra la mayor parte de sus ventas en el sector de automoción, que vive otro importante problema coyuntural. En su caso, la falta de semiconductores que obliga a parar a las plantas de ensamblaje de vehículos y a sus proveedores.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda