PANDEMIA: El sector inmobiliario no ha sido de los mas afectados

14 de octubre de 2021

Si bien es cierto que la pandemia provocada por la COVID-19 ha impactado directamente en la estabilidad y el desarrollo de muchos sectores económicos, el mercado inmobiliario -que no ha sido uno de los más afectados en esta crisis-, encara su recuperación poniendo el foco en los activos más demandados por los inversores: logística, alimentación y sector hotelero.

Compartir en:

Existen diferentes motivos específicos por los cuales este tipo de bienes inmobiliarios despiertan especial interés entre los inversores pero, a grandes rasgos, es muy habitual que tras las situaciones de crisis económica el sector inmobiliario se convierta en un mercado refugio. Desde Laborde Marcet explica que “tras los momentos de crisis económica, los grandes inversores buscan valores que aseguren rentabilidad a medio o largo plazo y, sin lugar a duda, con un buen asesoramiento y prestando atención a las tendencias del mercado se pueden identificar cuáles son los activos que más rentabilidad pueden aportar”.
Por un lado, el auge de la inversión en logística se corresponde con el crecimiento de todos los servicios vinculados al ecommerce. En este sentido, los nuevos hábitos de consumo demuestran que la inversión en plataformas logísticas es, por el momento, un acierto seguro que aportará rentabilidad a los inversores. En concreto, este atractivo se corresponde con “la necesidad de pequeñas y grandes compañías de ofrecer servicios de entrega (B2B y B2C) acorde a las exigencias del mercado actuales”.
En cuanto al interés por los activos hoteleros, el impacto provocado por la pandemia en el sector es ahora una oportunidad para los inversores. “Muchas de las empresas hoteleras no han podido resistir la situación de crisis y eso ha provocado una bajada en los precios actuales de este tipo de inmuebles”, indican. En este sentido, esperan un buen pronóstico para este tipo de activos en los próximos meses puesto que la vuelta a la normalidad traerá consigo el auge del turismo, la celebración de ferias y congresos y de otro tipo de actividades sociales y culturales que fortalecerán la situación del sector hotelero.

Finalmente, otro de los valores refugios más destacados del sector inmobiliario en los últimos meses es el de retail de alimentación, basado en la capacidad de resistencia que ha mostrado este sector ante la crisis de la COVID-19. Así pues, pese a la situación de inestabilidad económica, la distribución alimentaria ha demostrado ser un servicio primordial que aguanta con fortaleza pese a la crisis.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda