DATOS DEL DIA

El precio de la vivienda, continua al alza

09 de marzo de 2022

El precio de la vivienda subió una media del 3,7% en 2021, registrando así su octavo repunte anual consecutivo. Esta cifra supera en 1,6 puntos el incremento de 2020, año en el se inició la pandemia, pero aún está por debajo del ritmo de subidas que se venían experimentado en los años previos al Covid, según el Índice de Precios de Vivienda del Instituto Nacional de Estadística publicado este miércoles.

Compartir en:

Entre 2008 y 2013, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013. No fue hasta 2014 cuando el precio de la vivienda libre volvió a tasas positivas, con un repunte anual medio del 0,3%, que en 2015 se aceleró hasta el 3,6%, en 2016 hasta el 4,7%, en 2017 hasta el 6,2% y en 2018 hasta el 6,7%. Esa tendencia de aceleración se rompió en 2019 y 2020, cuando los precios subieron un 5,1% y un 2,1%, respectivamente.
De este modo, el precio de la vivienda libre recuperó en 2021 la tendencia alcista que se quebró a partir de 2019, debido a la aceleración de los precios de la vivienda de segunda mano, pues los de los pisos nuevos moderaron su ritmo de subida.
Así, el precio de la vivienda nueva subió una media del 4,6% en 2021, su menor alza desde el año 2014, cuando aumentó un 0,9%. Con el incremento del año pasado, el precio de la vivienda nueva acumula ocho ejercicios de alzas.

Por su parte, el precio de la vivienda usada aumentó un 3,6% en 2021, más de dos puntos por encima de lo que lo hizo en 2020 (+1,4%), aunque por debajo del incremento de 2019 (+4,7%). Con este repunte, la vivienda usada también acumula ocho años de subidas.

Cuarto trimestre

En el cuarto trimestre de 2021, el precio de la vivienda libre subió un 6,4% respecto al mismo periodo del año anterior, su mayor alza desde el cuarto trimestre de 2019. Este repunte, con el que se acumulan ya 31 trimestres de alzas, supera en más de dos puntos el registrado en el tercer trimestre de 2021.
Por tipo de vivienda, la tasa anual de la vivienda nueva sube dos puntos, hasta el 6,1%. Por su parte, la variación de la vivienda de segunda mano alcanza el 6,4%, más de dos puntos por encima de la registrada el trimestre anterior y la más elevada desde el cuarto trimestre de 2018.
Los inmuebles suben en todas las regiones. Los mayores incrementos se producen en Illes Balears, Cataluña y País Vasco, con una subida de 2,8 puntos en todas ellas. Por su parte, las comunidades donde menos sube la tasa anual son La Rioja y Región de Murcia, con aumentos de dos y tres décimas, respectivamente.
Ante la publicación del Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE), que sitúa el aumento del precio de la vivienda libre en el 3,7% en 2021, se constata la resiliencia de este indicador después de que no se haya visto alterada su tendencia alcista de los últimos años.

Servihabitat, explica esta evolución por la profesionalización del sector inmobiliario después de la anterior crisis, la gran demanda existente y a su comportamiento activo y por último, por la fácil obtención de crédito gracias a las inyecciones de liquidez europeas. Por otra parte, señala la incertidumbre que rodea los precios de la vivienda, pero defiende el consenso sobre la continuidad de la tendencia ascendente, que podría colocarse de nuevo en el 4 %.
Desde pisos.com, su director de Estudios, Font, destaca que las cifras que ofrece este nuevo informe muestran que “el precio de la vivienda en España vuelve a crecer por encima del 6% después de dos años. Tras la evolución a la baja iniciada hace dos años y su consolidación durante el año pasado, donde el aumento fue el más contenido desde el 2015, las cifras que se han registrado en 2021 vuelven a una situación muy parecida a la del 2018. Si bien es cierto que hay un cambio importante en la tendencia, las cifras siguen lejos de las que se registraban durante la burbuja inmobiliaria”. “La tendencia afecta tanto a la segunda mano como a la obra nueva, aunque es la vivienda usada la que crece con más ímpetu, registrando un 6,4% frente a un 6,1% de la vivienda a estrenar”.
“La heterogeneidad - añade- es la tónica que sigue imperando en esta estadística desde que se inició la recuperación en 2015. Si bien siguen existiendo diferencias notables entre territorios, la aceleración en el crecimiento de precios es generalizada y, si lo comparamos con el cierre del año pasado, no hay ninguna Comunidad Autónoma donde el precio de la vivienda haya caído este año. Baleares y Andalucía, que crecen un 9,6% y un 8%, respectivamente, lideran esta estadística superando a Madrid y Cataluña, que son los territorios que históricamente lo han hecho. Por otro lado, los mercados donde el aumento de precio ha sido menor han sido Castilla-La Mancha y País Vasco, con un 4% y 4,2%, respectivamente”.
El director de Estudios de pisos.com pone en contexto la importancia de estos nuevos datos: “Después del año de la llegada del COVID-19 en el que no se cumplieron las previsiones de caídas de precios de la vivienda, se cierra un 2021 donde la recuperación de la situación previa es generalizada. Las previsiones para el 2022 son que no se produzca una gran escalada de precios generalizada, siempre a expensas de lo que puedan impactar en la vivienda los cambios legislativos previstos, la evolución del COVID-19 y la situación geopolítica actual”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda