La construcción preocupada por el retraso de los fondos

02 de octubre de 2021

La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) ha alertado de que la desaceleración prevista puede comprometer el ritmo de recuperación que se prevé conseguir gracias al impulso de los fondos comunitarios habida cuenta de que el sector gestionará directa e indirectamente un 70% del dinero.

Compartir en:

La patronal de la construcción entiende que el parón previsto para el presente ejercicio obedece a los “cuellos de botella” que se generarán en la licitación de los proyectos financiados con el dinero europeo, unos retrasos que “pueden comprometer el ritmo de la recuperación”. La patronal, a su vez, asume que estas demoras llevarán el grueso del crecimiento vinculado al sector al año siguiente, ya que mientras que organizaciones como Euroconstruct esperaban avances del 6% en 2022, el Ejecutivo ha previsto alzas de hasta el 10,4%. Ante estas perspectivas la CNC insiste en “la importancia de que la Administración actúe con agilidad ante la licitación de los proyectos, máxime teniendo en cuenta que la llegada de nuevas ayudas se encuentra supeditada al logro de determinados objetivos de ejecución”.
En este punto cabe recordar que tras la prefinanciación de 9.000 millones de euros que recibió a mediados de agosto por parte de la Comisión Europea, España tendrá que cumplir una serie de hitos y objetivos a los que se ha comprometido frente a Bruselas para poder optar al resto del dinero que tiene asignado. En lo que queda de año, por ejemplo, podrían llegar otros 10.000 millones, a los que se sumarían otros 50.000 millones que se desembolsarían entre 2022 y 2023 mediante dos entregas anuales.

Calviño, aseguró que las licitaciones ligadas al plan de recuperación “se acelerarán en las próximas semanas y meses” con el fin de afianzar la “nueva fase de la recuperación, que está en marcha y es muy intensa”.
La patronal insiste en la necesidad de agilizar los procesos porque el sector, según sus cálculos, canalizará de manera directa o indirecta siete de cada diez euros provenientes de Europa, “lo que pone de manifiesto la importancia de que los fondos se implementen en tiempo y forma”. En este escenario, la CNC alerta de que, en caso contrario, “no se contaría con toda la inversión comunitaria, ya que debe estar ejecutada, como máximo, en 2026”.

La patronal también advierte de que el retraso en la gestión de los fondos europeos se verá agravado por la falta de 700.000 trabajadores y el incremento en el precio de las materias primas. “Necesitamos más trabajadores y agilidad en los trámites burocráticos para que la ejecución de las ayudas permita a la construcción generar un efecto tractor que acelere la recuperación económica”, en palabras de Pedro Fernández Alén, presidente de la CNC.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda