La compraventa de viviendas crece un 22,2%

13 de diciembre de 2021

Las compraventas de viviendas inscritas aumentan un 22,2% en tasa anual, registrando su mejor octubre desde 2007 y encadenando ocho meses consecutivos al alza, según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística . Sin embargo, en tasa mensual disminuyen un 13,4%

Compartir en:

El 91,5% de las viviendas transmitidas por compraventa en octubre son libres y el 8,5% protegidas. En términos anuales, el número de viviendas libres transmitidas por compraventa aumenta un 22,3% y el de protegidas un 21,3%. El 20,2% de las viviendas transmitidas por compraventa en octubre son nuevas y el 79,8% usadas. El número de operaciones sobre viviendas nuevas sube un 21,6% respecto a octubre de 2020 y el de usadas un 22,4%.

En general, el número de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) en el mes de octubre es de 167.791, lo que supone un 5,9% más que en el mismo mes de 2020. En el caso de las compraventas de fincas registradas, el número de transmisiones es de 91.388, con un aumento anual del 16,8%.

El 86,3% de las compraventas registradas en octubre corresponde a fincas urbanas y el 13,7% a rústicas. En el caso de las urbanas, el 58,6% son compraventas de viviendas. El número de compraventas de fincas rústicas sube un 2,8% en octubre en tasa anual y el de fincas urbanas un 19,4%. 

Por CCAA, el número total de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad por cada 100.000 habitantes alcanza sus valores más altos en La Rioja (737), Castilla y León (726) y Castilla–La Mancha (628). Cantabria (25,0%), Illes Balears (23,3%) y Principado de Asturias (16,4%) registran las tasas anuales de variación más elevadas. Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (-14,4%), Canarias (-0,9%) y Aragón (0,9%) presentan las tasas anuales más bajas.

Atendiendo a las compraventas de viviendas registradas, las comunidades con mayor número de transmisiones son Comunitat Valenciana (175), La Rioja (163) y Cantabria (156). Las comunidades que presentan los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en octubre son Illes Balears (57,7%), Cantabria (41,2%) y La Rioja (41,1%). Las únicas comunidades con tasas de variación negativa son País Vasco (-6,1%) y Principado de Asturias (-0,9%). Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (2,4%) registra el menor aumento.

El INE destaca que estos datos son provisionales y se revisarán cuando se difundan los del mismo periodo del año próximo. Es decir, cuando se publiquen los datos de octubre de 2022, se difundirán los definitivos del mismo mes de 2021.

La falta de obra nueva puede ser importante

 Los buenos números registrados por el sector inmobilario español en 2021 están ayudando, en gran parte, a la recuperación económica del país. Pese a la incertidumbre que siempre rodea a la pandemia del coronavirus, 2022 apunta a ser un año en el que el mercado mantendrá la tendencia actual y seguirá creciendo.

“Los datos proyectan que ese crecimiento se va a seguir produciendo, vamos a encontrarnos un escenario en 2022 donde la demanda seguirá subiendo, las hipotecas se seguirán otorgando por parte de las entidades financieras de una manera equilibrada sin asumir riesgos extraordinarios y donde la mejora de los ratios económicos ayudará”, afirma Bermúdez, subdirector general de donpiso. En materia de compraventa, el experto asegura que la tendencia seguirá al alza, en especial después de un 2021 que cerrará, casi con total seguridad, con alrededor de 550.000 operaciones. A pesar de este clima optimista, Bermúdez llama a la calma y reconoce que existen algunas “incertidumbres” de cara al futuro. Por un lado aparece la inflación, que podría incidir en el precio del dinero: “Entendemos también que en 2022 el tipo de interés puede crecer de una manera moderada y por lo tanto va a ser asuimido perfectamente por el sector inmobiliario”. Mientras que, por su parte, la obra nueva podría verse afectada por el creciente encarecimiento de materias primeras. 

“La proyección es que 2022 será un año de crecimiento donde la inversión continuará subiendo en el sector inmobiliario y donde el crecimiento del volumen de operaciones va a seguir produciéndose mantenido el protagonismo de la segunda mano”, resume Bermúdez. A diferencia de la compraventa, el ejecutivo se muestra más cauto a la hora de hablar del futuro del mercado del alquiler, pues la entrada en vigor de la nueva Ley de Vivienda establecerá una serie de “mecanismos restrictivos” que conllevan una limitación de los precios. “En Cataluña ya se probó la limitación de los alquileres y, de la misma manera que ocurrió en otras zonas de Europa, se ha producido una disminución de los inmuebles puestos en alquiler por parte de los propietarios que han optado por la venta. Estas son las consecuencias de introducir inseguridades jurídicas en un mercado tan sensible como el de la vivienda”, advierte.

 

Para combatir esta dinámica, el subdirector general de donpiso aboga por la aplicación de un mayor número de iniciativas públicas y privadas que, a través de bonificiaciones, motiven la puesta en alquiler del elevado número de inmuebles que hay vacíos: “Debemos recordar que más del 85% de los inmuebles vacíos en España del parque de alquiler están en manos de particulares”.

Retos para el año 2022

Entre los grandes retos que se presentan para el sector inmobilario español, el experto menciona “la creación de nuevos conceptos habitacionales”, como el “coloving o la construcción modular”, que cada vez son más demandos por una sociedad cambiante con mayor incidencia de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, la mayor preocupación del mercado inmobilario para 2022 es la necesidad de aumentar la producción de obra nueva. Un reto no solo del sector, sino de toda la economía nacional.“En 2005 que se vendieron en España 900.000 viviendas, de las cuales 350.000 fueron de obra nueva, mientras que en 2019, de las 501.000 viviendas que se vendieron, solo 93.000 fueron de obra nueva. No se produce obra nueva para satisfacer las necesidades que tiene el mercado inmobiliario español y por lo tanto ese es un reto que está en la base del crecimiento del empleo y por lo tanto de la riqueza de un país”, concluye Bermúdez

Desde el portal inmobiliario pisos.com su director de Estudios, Font, destaca que “según los datos de la estadística de transmisiones del INE del pasado mes de octubre, la vuelta a la normalidad sigue confirmándose a medida que nos acercamos al final de año”. “Aunque se registre una caída del 13% respecto el mes anterior, las más de 46.000 viviendas vendidas representan la mayor cifra registrada en toda la serie histórica en un mes de octubre. Como consecuencia este mes se une a los pasados agosto y septiembre en la lista de meses con datos sin precedentes. El crecimiento del 20% interanual es el menor registrado desde marzo y, si bien sigue siendo muy destacable, se reduce prácticamente a la mitad del 40% de septiembre. La comparación respecto al 2019 también tiende a moderarse aumentando un 8% después de dos meses creciendo un 41%. Si analizamos lo que ha sucedido en un año natural observamos como las transacciones acumuladas siguen aumentando y superan las 540.000 operaciones, con lo que la cifra estimada de 550.000 a finales del 2021 está cada vez más cerca”, subraya el experto.

El director de Estudios añade que: “tanto la obra nueva como la segunda mano ralentizan su crecimiento situándose alrededor del 20% general, con lo que la relación 20% - 80% sigue inamovible”. “Territorialmente quienes lideran esta estadística son Andalucía, que pierde las 10.000 operaciones registradas durante los últimos tres meses, y Cataluña y la Comunidad Valenciana que quedan claramente por encima de las 7.000. Por otro lado, el territorio donde se han cerrado menos ventas ha sido La Rioja que supera por poco a las 400. Salvo Asturias y el País Vasco todas las comunidades aumentan interanualmente destacando el 57% de las Baleares. En los principales mercados Cataluña y la Comunidad Valenciana cercen cerca del 30%, mientras Andalucía y Madrid lo hacen alrededor del 20%. Respecto a la situación prepandemia destacan Extremadura que crece un 37% y el País vasco que se contrae un 14%”.
“Con estos registros la vuelta a la situación prepandemia va a medida que el año se acerca a su fin. Deberemos seguir observando las cifras para verificar si la moderación en los crecimientos va consolidándose o, por el contrario, volvemos a los aumentos tan elevados que hemos visto durante medio año. Los aspectos que pueden condicionar la evolución del mercado en el cierre de ejercicio seguirán siendo el Covid, la puesta en marcha de la Ley de Vivienda y la recepción y gestión de los fondos Next Generation. De todos modos, será muy difícil que este no sea el año con más viviendas vendidas desde la pasada burbuja inmobiliaria”.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda