INE: el salario bruto aumentó el 6,2% en 2021

21 de julio de 2022

El salario bruto anual alcanzó los 24.248,78 euros en 2021, lo que supone un aumento del 6,2% respecto al año anterior y un 73,7% del coste total, según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral, publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística .

Compartir en:

El INE admite que los datos de 2021 «están distorsionados» por las medidas de apoyo a los trabajadores y las empresas que siguieron vigentes a lo largo del año pasado, tras la pandemia, aunque con menos incidencia que en 2020. Así, los trabajadores acogidos a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) siguieron perteneciendo a la plantilla de sus empresas, pero no fueron remunerados con salarios, sino con prestaciones aportadas directamente por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y, en algunos casos, complementadas por las propias empresas.
Por tanto, si se comparan los datos del salario bruto anual de 2021 con los de 2019, antes de la pandemia, el incremento es del 3,4% en dos años.

Respecto a los costes no salariales, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social fueron la partida más importante, con 7.711,98 euros por trabajador, un 23,4% del coste laboral.

Los sueldos y salarios más las cotizaciones a la Seguridad Social constituyeron conjuntamente, por tanto, el 97,1% del coste bruto. Además de los salarios y cotizaciones, 478,84 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 205,65 euros correspondieron a indemnizaciones por despido, 199,87 euros fueron para otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo o selección de personal), 153,45 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 60,51 euros a formación profesional.

El INE resalta en su comunicado la disminución de las prestaciones sociales directas, que pasaron de 374,02 euros por trabajador en 2020 a 300,64 euros en 2021, debido al menor coste por incapacidad temporal y desempleo parcial (complementos de las prestaciones del SEPE) de los trabajadores y el crecimiento de las indemnizaciones por despido (de 153,45 euros en 2020 a 205,65 en 2021). Asimismo, el coste laboral por trabajador en términos brutos fue de 32.906,63 euros en 2021, un 5,6% más que el año anterior. Si se restan las subvenciones y deducciones que se recibieron de las administraciones públicas, se obtiene un coste neto de 32.710,70 euros, también con un repunte del 5,6%.

Según la encuesta, la industria tuvo en 2021 el mayor coste total neto por trabajador, con 38.369, euros, con un incremento del 4,3% frente al año anterior, con un aumento del 4,5% los costes salariales y del 4,0% en el coste no salarial. El sector de la construcción fue el que registró un menor incremento del coste neto, un 3,1% respecto a 2020, por el incremento del 2,6% de los costes salariales. No obstante, tuvo el crecimiento más alto del coste no salarial (4,4%).
El sector servicios, por su parte, presentó los costes laborales más bajos en 2021, aunque con el mayor aumento del coste neto, del 6,1% respecto al año anterior, con incrementos del 6,8% en el coste salarial y del 4,1% en el no salarial.

Los costes laborales más elevados de 2021 se dieron en la Comunidad de Madrid (38.868,54 euros), el País Vasco (38.641,52) y la Comunidad Foral de Navarra (35.255,41). En el caso contrario, con los costes más bajos, se encuentran Canarias (25.921,74 euros), Extremadura (26.324,37) e Islas Baleares (28.922,45).

Por otro lado, la mayor parte de los centros (el 94,8%, que corresponden al 87,0% de los trabajadores), estuvieron regulados por convenios colectivos en el año 2021. Del total de trabajadores con convenio, un 3,2% vieron modificadas sus condiciones de trabajo respecto a lo que se establecía en el convenio colectivo de referencia.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda