Las hipotecas disparadas

28 de octubre de 2021

El aumento de la demanda de viviendas está alentando las operaciones hipotecarias, que en agosto crecieron un 66,9% respecto al mismo mes de 2020 hasta un total de 30.105 préstamos, la cifra más alta en este mes vacacional en 11 años (desde 2010), según difunde el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Compartir en:

Las hipotecas constituidas sobre viviendas encadenan así seis meses de ascensos. Además, la subida del 66,9% es más de 30 puntos superior a la de julio y supone la tasa interanual más alta de la serie histórica. El importe medio de las hipotecas ascendió a 137.885 euros, un 1,9% más que las firmadas en agosto del año pasado, mientras que el capital prestado creció un 70,1%, hasta los 4.564,6 millones de euros.

El tipo de interés medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas en agosto fue del 2,48%, con un plazo medio de 24 años. El 33% de las hipotecas sobre viviendas se constituyeron en agosto a tipo variable, mientras que el 67% se firmaron a tipo fijo, porcentaje ligeramente inferior al de julio (68,1%), cuando se alcanzó el máximo histórico. El tipo de interés medio al inicio fue del 2,11% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,70% en el caso de las de tipo fijo.
Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas en agosto fueron Andalucía (6.589), Comunidad de Madrid (5.818) y Cataluña (5.372). Asimismo, las regiones en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas fueron Madrid (1.182,1 millones de euros), Cataluña (864 millones) y Andalucía (793,4 millones).
En todas las comunidades se firmaron más hipotecas sobre viviendas en agosto de este año que en el mismo mes de 2020 salvo en Canarias, donde descendieron un 10,5%. Por contra, las comunidades con mayores tasas de variación anual fueron Comunidad Valenciana (+95,6%), Murcia (+91,5%) y Madrid (+90,9%). En los ocho primeros meses del año el número de hipotecas para comprar una vivienda ha aumentado un 19%, en tanto que el capital prestado se incrementó un 20,5%.
En tasa intermensual (agosto sobre julio), las hipotecas sobre viviendas descendieron un 6,3%, mientras que el capital prestado retrocedió un 5,4%. En ambos casos se trata de las menores caídas en un mes de agosto desde el año 2018. En agosto, un total de 20.200 hipotecas cambiaron sus condiciones, cifra un 153,8% superior a la de igual mes de 2020. No obstante, este aumento se moderó con respecto al 222,9% registrado en julio. Igualmente, los incrementos de novaciones y subrogaciones pisaron el freno en agosto.
En el octavo mes del año produjeron 17.216 novaciones (o modificaciones producidas con la misma entidad financiera), con un repunte anual del 184,9% frente a la subida del 240,9% de julio. Por su parte, El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) fue de 2.348, un 72,3% más que en agosto de 2020. En julio habián subido un 145,3%. En 636 hipotecas cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), un 15% más. El mes anterior el aumento interanual fue del 174,8%.

En este contexto, Font, director de estudios de pisos.com considera que “La concesión de hipotecas el pasado mes de agosto supuso el incremento interanual más alto registrado logrado durante 2021, ya que el más abultado habría sido hasta ahora el de junio (41,2%)”. “Además, se trata del sexto mes consecutivo de ascensos desde que en marzo (35,1%) diera un vuelco la evolución de los préstamos para comprar vivienda. Por otro lado, teniendo en cuenta el importe medio de las hipotecas y que la cantidad financiada por el banco no suele sobrepasar el 80% del valor de la vivienda, estaríamos ante una casa tipo de unos 172.000 euros”, indica el experto. “Estamos viendo, añade, como casi 7 de cada 10 hipotecas nuevas se constituyen a tipo fijo, lo que revela que los compradores quieren evitar sorpresas el día de la mañana, a pesar de que Euríbor sigue en terreno negativo y no se esperan grandes subidas a corto-medio plazo. Esta postura conservadora está relacionada con la visión de la vivienda como una inversión que se revaloriza a largo plazo, no como un activo que hacer líquido rápidamente. Los tiempos en el mercado han cambiado y el rendimiento que se obtiene por un inmueble se entiende por una explotación en alquiler por décadas, un periodo en el que es mejor que la cuota permanezca estable”.

El director de Estudios de pisos.com resume así el momento que vive el mercado de hipotecas español: “La evolución de las hipotecas seguirá mostrando picos de subida interanual interesantes, siempre y cuando se logren superar las 30.000 firmas mensuales. Si no decae el ritmo en lo que queda de año, 2021 cerrará con una cifra superior a 400.000 hipotecas constituidas sobre vivienda, muy por encima de las cerca de 338.000 logradas en 2020 y de las 361.000 alcanzadas en 2019. Factores como la estabilidad del empleo, la sostenibilidad de los precios de venta, la flexibilidad de las condiciones hipotecarias y el ahorro previo serán fundamentales”.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda