Las eléctricas piden a Ribera que cualquier comercializadora pueda ofrecer la TUR del gas

14 de noviembre de 2022

Las eléctricas no dan abasto para atender todas las peticiones de contratación de la tarifa de último recurso (TUR) del gas que el Gobierno ha decidido subsidiar con una aportación presupuestaria de 3.000 millones de euros. + OPEP: se consumirá menos crudo del previsto + La bombona de butano baja un 5%

Compartir en:

Las comercializadoras reguladas, denominadas de último recurso (CUR), son cuatro compañías que, por ley, suministran a los hogares que deseen acogerse a dicha tarifa. Todas ellas se están viendo desbordadas y fiscalizadas por la CNMC. Estas CUR son filiales de Naturgy, Iberdrola, Endesa y TotalEnergies, que compró la cartera de clientes de EDP en Asturias y Cantabria, En este contexto varias de ellas han pedido al Ministerio para la Transición Ecológica una solución urgente para que el proceso de cambio de contrato pueda ser más o menos automático. Las afectadas se quejan de que el departamento que dirige Teresa Ribera no les ha dado un margen de tiempo para adaptarse.
Entre las medidas, han propuesto que cualquier comercializadora, no solo las reguladas sino también las del mercado libre, puedan ofrecer también la tarifa regulada. Según fuentes empresariales, el ministerio lo está estudiando, si bien, una medida de este tipo requeriría aprobar una norma con rango de ley.

Según datos de la CNMC, de los ocho millones de consumidores domésticos de gas, 6,5 millones mantenían en 2021 contratos en el mercado libre y 1,5 millones en el regulado. Por razones históricas el reparto de la cartera es desigual: Naturgy tiene 2,5 millones en el mercado libre y 1,2 millones en el regulado; Endesa, 1,3 millones y 230.000, respectivamente; Iberdrola, un millón en el liberalizado y 54.000 en la TUR y Total­Energies, 800.000 el primero y 60.000 en el segundo.

Las afectadas señalan que se ha generado un cuello de botella imposible de desatascar. Naturgy ha registrado 63.000 solicitudes para contratar la TUR desde que se anunció la medida, gestiona 5.000 contactos al día y ha multiplicado por 12 el número de operadores. Iberdrola ha pasado de unos 60.000 clientes a 180.000, con 5.000 contratos en un día. Endesa ha firmado “decenas de miles de contrataciones en octubre, sin incidentes”, y ha reforzado sus canales de atención al cliente. Pese al reforzamiento, las empresas calculan que “aunque se multiplicaran por cien los efectivos, teniendo en cuenta que gestionar un contrato (si el usuario tiene la suerte de contactar con un operador) el traspaso de los más de seis millones de consumidores del mercado libre llevaría un año”.

En estos momentos, el 89,4% del mercado libre doméstico está en manos de las cuatro grandes; un 9%, en el de una decena de empresas independientes y el 1,5% restante, otras compañías muy pequeñas. Entre esa decena figuran Repsol, Audax, Eni/Aldro, Feníe, Factorenergia, Geo Alternativa y Energy VM. Holaluz figuraba en esta lista hasta que decidió hace un mes abandonar la comercialización de gas por ser ruinosa. Sumando libre y regulado, Naturgy tiene el 47%, Endes, un 19%; Iberdrola, el 14% y Repsol, el 3,5%.

OPEP: se consumirá menos crudo del previsto

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha revisado a la baja su pronóstico de demanda de crudo. Calcula que el mundo demandará hasta 200.000 barriles diarios menos hasta fines de 2023. Algo que la organización achaca a los problemas económicos provocados por la guerra en Ucrania y la política de covid-0 en China.

"La previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo para 2022 se revisa a la baja para situarse ahora en 2,5 millones de barriles diarios", ha señalado en su informe mensual de noviembre, "debido a la política de cero Covid en China, las incertidumbres geopolíticas persistentes y la actividad de la economía más débil". En concreto, la OPEP estima que la demanda de petróleo será de unos 99,57 millones de barriles diarios (mbd). La cifra representa 100.000 barriles menos que lo calculado hace un mes, pero todavía es un 2,43 superior a la registrada el año pasado. A esto se suma otra reducción de 100.000 barriles sobre el crecimiento previsto de cara a 2023.
Desde principios de año, la OPEP estima que los inventarios mundiales de petróleo han aumentado en 158 millones de barriles para llegar a casi 8.100 millones de barriles en septiembre de 2022.

Por otro lado, aunque la OPEP avisa de que existe un alto grado de "incertidumbre", mantienen sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2022 y 2023 en el 2,7% y 2,5%, respectivamente

La bombona de butano baja un 5%

El precio máximo de la bombona de butano de 12,5 kilogramos caerá un 4,96% a partir de este martes, 15 de septiembre, hasta situarse en 18,58 euros, según una resolución publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El precio máximo de venta de los gases licuados del petróleo envasados (GLP) en envases de entre 8 y 20 kilogramos, la tradicional bombona de butano, no se encuentra liberalizado. Su valor se revisa bimestralmente el tercer martes del mes, por resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas. Esta revisión bimensual del precio se calcula en función del coste de la materia prima (propano y butano) en los mercados internacionales, así como del coste de los fletes (transporte) y la evolución del tipo de cambio euro-dólar. Por otra parte, dicha revisión del precio, al alza o a la baja, está limitada al 5%, acumulándose el exceso o defecto de precio para su aplicación en posteriores revisiones.

El Real Decreto-Ley 11/2022, de 25 de junio, por el que se adoptan y se prorrogan determinadas medidas para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, para hacer frente a situaciones de vulnerabilidad social y económica, y para la recuperación económica y social de la isla de La Palma, congeló el precio máximo antes de impuestos de los GLP envasados entre 8 y 20 kg, tomando como referencia el establecido por la Resolución de 12 de mayo de 2022, de la Dirección General de Política Energética y Minas. El GLP envasado es una mezcla de hidrocarburos, principalmente compuesta de butano, que sirve como alternativa al gas natural para su consumo energético en envases a presión, especialmente en poblaciones o núcleos urbanos sin conexión a la red de gas natural.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda