Grecia: el Gobierno anuncia nueva medidas

16 de agosto de 2015

El Gobierno griego tomará "nuevas medidas" a partir del próximo jueves, cuando está previsto que reciba el primer desembolso del tercer rescate acordado con las instituciones acreedoras, informaron fuentes del Ejecutivo.

Compartir en:

Esas fuentes, que no indicaron cuáles serán las acciones, señalaron que el primer ministro, Tsipras, "estará en (el palacio presidencial) Maximu el martes, cuando se reunirá con el equipo económico. A partir del 20 de agosto en adelante tendrá reuniones con miembros del Gobierno con el fin de determinar nuevas medidas". Tras la división interna que ha generado la aprobación del rescate en el partido gobernante Syriza, pues hasta 47 diputados se negaron a votar a favor del plan, los medios locales, citando fuentes del Ejecutivo heleno, han asegurado que Tsipras convocará una moción de confianza tras el día 20, aunque este extremo aún no ha sido confirmado oficialmente.

Está previsto que el día 20 se produzca el primer desembolso del programa, 13.000 millones de euros, para que Grecia pueda hacer frente al pago de 3.400 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE), que vencen esa misma jornada."Hasta la firma del contrato con el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el pago del importe previsto, el Gobierno se dedicará a la realización de los procedimientos técnicos y está a la espera del resultado de la votación en el Parlamento Europeo", señalaron las mismas fuentes. Tras obtener el respaldo del Parlamento heleno y del Eurogrupo el pasado viernes, los parlamentos de Alemania, Finlandia, Austria, Holanda, Estonia y Eslovaquia deben decidir ahora si apoyan el programa. Si finalmente obtiene el respaldo de esos países, el rescate a Grecia tendrá una vigencia de tres años y podrá desembolsar hasta 86.000 millones de euros.

 
Por otra parte, 17 diputados del partido gobernante griego Syriza publicaron hoy una declaración en favor de la unidad de su formación, después de que la aprobación en el Parlamento del tercer rescate haya evidenciado diferencias internas. Los parlamentarios que firman el texto, que optaron por el "sí", el "no" o se abstuvieron en el pleno del viernes, afirmaron que su intención no es justificar el sentido de su voto, sino mostrar su "preocupación por el presente y el futuro de Syriza". "La unidad de Syriza se ha visto afectada, pero el curso del futuro tenemos que determinarlo de forma conjunta", señaló la declaración conjunta. Respecto al congreso extraordinario que la formación celebrará en septiembre para analizar su situación interna, el texto destacó que servirá para "proponer e implementar un plan para el presente y el futuro próximo y para responder a las preguntas fundamentales sobre el futuro de la zona euro, la izquierda europea y nuestra acción de aquí en adelante".

Los diputados consideraron que la aceptación del programa de rescate por parte del Gobierno de Alexis Tsipras "es el resultado de una dura extorsión bajo la amenaza de una quiebra desordenada que, dadas las circunstancias, perjudicaría principalmente a los estratos sociales más débiles". Agregaron que el nuevo plan "agrava la recesión y refuerza la injusticia social" y subrayaron que el acuerdo "no es viable económica, política y socialmente, ya que se va a aplicar sobre una sociedad que ya ha sufrido mucho en los últimos años". Ante esta situación, precisan que el Gobierno "está obligado a redefinir su actitud ante las nuevas condiciones".

Compartir en:

Crónica económica te recomienda