La eurozona perderá un punto de crecimiento por la guerra

03 de mayo de 2022

Crédito y Caución prevé que la invasión rusa de Ucrania recorte en 2022 un punto del crecimiento del PIB de la zona euro, hasta situarlo en el 2,9%, debido a la interrupción de la cadena de suministro, el aumento de los precios de las materias primas y el impacto adverso en la confianza de las empresas y los consumidores.

Compartir en:

Esta evaluación de impacto, sujeta a un alto nivel de incertidumbre, se basa en dos supuestos: que el conflicto bélico no se prolongará más allá de 2022 y que las sanciones se verán reforzadas pero no hasta el punto de interrumpir totalmente las exportaciones de energía. Si los combates en Ucrania se prolongan hasta bien entrado 2023, las sanciones se intensifican y los flujos de gas ruso se restringen, el crecimiento podría incluso descender hasta el 1% en 2022.
En su escenario de referencia, la aseguradora de crédito prevé que la reducción del crecimiento afecte con diferente intensidad a los distintos mercados de Europa: 1,8 puntos en Alemania, 1,5 en Italia, 0,7 en Francia, 0,6 en España y 0,3 en Países Bajos. Alemania e Italia están entre los países más afectados. Además de tener estrechas relaciones comerciales con Rusia, es probable que sus industrias automovilísticas se vean afectadas negativamente por la guerra. Los fabricantes de automóviles alemanes ya han anunciado recortes temporales de la producción debido a la escasez de piezas procedentes de Ucrania y es probable que aparezcan problemas similares de suministro en Italia. Alemania también depende en gran medida de Rusia para sus importaciones de gas. El impacto es más reducido en Francia, España o Países Bajos, ya que dependen menos de Rusia.
De acuerdo con las previsiones de la aseguradora de crédito, la eurozona registrará una ralentización de la actividad empresarial en los próximos trimestres en un contexto de aumento sin precedentes de los precios de los insumos. Crédito y Caución prevé que las compras de activos por parte del Banco Central Europeo finalicen por completo en diciembre de 2022 y que la primera subida de tipos no se produzca hasta el cuarto trimestre de 2022 o el primero de 2023.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda