El sueldo medio bruto en España escaló hasta los 2.038 €

01 de diciembre de 2021

El salario medio bruto mensual se situó en 2.038,6 euros en 2020, un 2,8% respecto a 2019 y el mayor nivel desde que el Instituto Nacional de Estadística comenzara en 2006 a elaborar el decil de salarios a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa.

Compartir en:

El aumento de 2020 supera en 56,3 euros al registrado en 2019, cuando el salario medio bruto subió casi un 2%, y además, se trata del cuarto año consecutivo con incremento en el salario medio tras la caída anotada en 2016 por primera vez en diez años. En cuanto al salario mediano, aquel cuya cuantía percibida se sitúa en la mitad de los grupos analizados (divide lo percibido en dos mitades idénticas entre quienes más cobran de quienes menos), ascendió a 1.706,4 euros en año pasado, 22,1 euros o un 1,3% más que en 2019. Es el tercer año consecutivo de ascenso tras registrar caídas en los tres previos. Para elaborar esta estadística, el INE ordena a todos los asalariados según la cuantía del salario mensual percibido y los divide en 10 grupos iguales (deciles), con el 10% de los trabajadores en cada grupo. El instituto de estadística aclara que ha tomado en consideración los ingresos por expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) en los casos en los que los asalariados se encontraban bajo dicha herramienta.

Así, la estadística concluye que de los 16.103.800 de población asalariada de 2020, el 40% (6.441.500 personas) ganó entre 1.336,6 y 2.295,2 euros, un 30% (4.831.150), 2.295,2 euros o más y el 30% restante (4.831.150) ingresó 1.336,6 euros o menos.
Dividiendo por sectores sociales, en la comparativa por género las mujeres salieron perdiendo. El 33,1% de los hombres ingresaron 2.295,2 euros o más frente al 26,6% de las mujeres con salarios altos. En la zona de sueldos bajos, el porcentaje de mujeres que cobraron 1.336 euros o menos supera al de los hombres; 38,8% frente al 21,9%. Los salario medios de las mujeres y el de los hombres se distanciaron en 358 euros al mes: ellas cobraron 1.852,0 euros y ellos alcanzaron los 2.210,3.

Por edad, quienes pierden son los jóvenes. el 61% de los asalariados menores de 25 años se sitúa en el último nivel, con salarios brutos inferiores a 1.336,6 euros; en esa franja de edad solo un 5% obtuvo un salario mayor que 2.295,2 euros. Entre los asalariados de 55 y más años, un 24,6% se encontraba en el tramo bajo mientras que un 40% estaba en el tramo superior. En promedio, los jóvenes menores de 25 años percibieron un salario medio bruto de 1.207,1 euros mensuales mientras que el de los asalariados de 55 años o más ascendió a 2.361,2 euros. La estadística indica, de nuevo, la influencia negativa en los salarios que tiene una formación escasa: a mayor nivel formativo, mayor salario.

¿Y por tipo de contrato? El 43,9% de los asalariados con contrato temporal ganaron menos de 1.336,6 euros el pasado año frente al 25,6% de los indefinidos que se encontraban en esta misma situación. E porcentaje de asalariados con contrato indefinido que recibió 2.295,2 euros o más fue del 34,7%, frente al 14,7% de los asalariados temporales, según los datos de el INE. De media, los contratos indefinidos percibieron un salario medio bruto mensual de 2.187,8 euros frente a los 1.557,8 euros de los contratos temporales.
Por naturaleza del empleador, en el sector privado, el 21,2% de los trabajadores obtuvieron un salario de al menos 2.295,2 euros en 2020, frente al 63,7% de los trabajadores del sector público. En el sector público están incluidas todas las Administraciones Públicas así como las empresas públicas, y tanto los trabajadores adscritos a mutualidades como los que cotizan a la Seguridad Social.

La hostelería concentró en 2020 el grueso de los salarios por debajo de 1.336,6 euros, con un 68,1%, seguido por el sector de actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (67,4%). Esto se explica, en parte, en una mayor proporción de empleos a tiempo parcial y la temporalidad en estos sectores, recuerda el INE. Por su parte, las ramas de actividad con mayor peso relativo en los deciles salariales más altos (superiores a 2.295,2 euros) fueron actividades financieras y de seguros (64,8%), educación (64,4%) y Administración Pública y defensa.
Por salarios, los más bajos correspondieron el año pasado a actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (997,3 euros), hostelería (1.119,5 euros) y agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (1.373,6 euros). Los salarios medios más elevados se dieron en actividades financieras y de seguros (3.152,5 euros), suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (3.034,1 euros) y en el sector de información y comunicaciones (2.809,5 euros).

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda