La AIReF admite que debe mejorar sus estimaciones sobre comercio exterior

18 de febrero de 2022

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal asegura en la primera evaluación de sus previsiones macroeconómicas y fiscales que estima con mayor precisión el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) y el consumo público respecto a otras instituciones, pero aprecia margen de mejora en las estimaciones sobre comercio exterior.

Compartir en:

La primera evaluación de los errores cometidos en sus previsiones macroeconómicas y fiscales cumple así con una de las recomendaciones de la OCDE y con su Plan Estratégico 2020-2026. A partir de ahora, se publicará con periodicidad anual. Según explica la AIReF en su análisis, las previsiones están sujetas en circunstancias normales a una elevada incertidumbre, que ha sido excepcionalmente alta en 2020 por la pandemia de la Covid-19. No obstante, considera que el análisis de los errores resulta «necesario» para poner remedio a posibles sesgos y debilidades.
Con las cautelas debidas al reducido historial de previsión y a la influencia en ese periodo de una perturbación extrema e inusual como la provocada por la COVID-19, la evaluación concluye que las medidas de calidad de las previsiones de la AIReF son satisfactorias en términos de eficiencia y ausencia de sesgos.

Además, la AIReF considera que no comete «sesgos o errores» sistemáticos al estimar el PIB en el período 2015-2019 para el año en curso o para el año siguiente. En comparación con otras instituciones, la AIReF concluye ser la entidad que estima el crecimiento del PIB y del consumo público con mayor precisión, tanto en el año en curso como en el siguiente. A nivel de componentes, destaca el relativamente menor grado de precisión que presentan las previsiones realizadas para las exportaciones e importaciones de bienes y servicios, lo que sugiere la existencia de un margen para mejorar las herramientas, supuestos y técnicas de previsión a medio plazo de estas variables. Para el resto de los componentes de la demanda y el empleo, el error de las previsiones de la AIReF se encuentra en línea con el resto de las instituciones.

Además, la evaluación concluye que la AIReF ha sido capaz de anticipar la mayor parte de los puntos de giro en el crecimiento del PIB y de sus componentes que se producen a lo largo de la muestra, si bien cabe matizar que el período analizado comprende mayoritariamente una fase de expansión con pocos momentos de cambio, salvo el asociado a la Covid-19 que resultaba «difícilmente previsible». En futuras ediciones, a medida que se disponga de una muestra temporal más amplia, la AIReF ha señalado que la valoración se extenderá para incorporar un análisis de los deflactores y se profundizará en la naturaleza u origen de los errores de previsión.
Con ello, se pretende distinguir en qué medida los errores se deben a errores en los supuestos externos (precios del petróleo, comercio mundial, tipos de cambio, tipos de interés, etc.), o si se encuentran ligados a factores de naturaleza interna como pueden ser los modelos empleados o los elementos de juicio que se incorporan en cada previsión.

En el caso de las previsiones fiscales, la AIReF se ha centrado en esta primera evaluación en analizar los errores en el saldo fiscal del conjunto de las Administraciones Públicas en el periodo 2016-2020, así como las previsiones de recursos y empleos. El análisis no identifica sesgos relevantes en las previsiones de la AIReF, que resultan en promedio «más precisas» que las del Gobierno.A lo largo del periodo 2016-2020, la AIReF previó en promedio un déficit de entre cuatro décimas inferior y menos de una décima superior al dato avance, mejorando en media las previsiones del Gobierno en cuatro décimas.
Asimismo, se identifican tanto ejercicios con estimaciones optimistas (tres) como pesimistas (dos). En cuanto a los recursos y los empleos, también se aprecia un tamaño de error relativo reducido, que, en promedio, supone un equilibrio en la estimación de recursos a lo largo de los periodos analizados y una infraestimación de empleos.

El análisis sí permite identificar debilidades en la estimación de determinadas rúbricas. En este sentido, se ha detectado un cierto sesgo a sobreestimar la Formación Bruta de Capital Fijo de las Administraciones Públicas y se concentra un importe alto de los errores de previsión en las subvenciones y otros gastos. En los recursos, se observa una ligera tendencia a la infraestimación de las cotizaciones y los impuestos directos y a la sobrestimación de los impuestos indirectos.

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda