BdE: Alimentos por las nubes

03 de agosto de 2022

El precio del aceite subió en España un 56% entre enero de 2021 y junio de 2022, un fuerte encarecimiento a raíz de la escalada de las materias primas alimenticias que también se observó en los cereales (17%), lácteos y huevos (16%) y carne (10%), según el Banco de España.

Compartir en:

En un artículo publicado este miércoles sobre el impacto de los precios de los alimentos en la inflación general, el Banco de España constata que en junio de 2022 el 97% de los alimentos que componen el índice armonizado de precios de consumo (IAPC) europeo habían aumentado su precio. "El aumento de los precios de las materias primas alimenticias que se está produciendo a escala global está repercutiendo intensamente en los precios de consumo de estos productos que afrontan los hogares", apunta el informe.
El análisis detallado de los diferentes grupos de alimentos muestra que los aumentos de precios están siendo muy generalizados e intensos para todos ellos en el área del euro. En junio, el precio del aceite en el área del euro aumentó un 29% interanual, y los cereales y el café un 11%, mientras que lácteos y huevos, y carne lo hicieron en torno a un 12%.

En dicho mes, en España, el precio del aceite se incrementó un 37% interanual, y los cereales, el café, los lácteos y huevos, y la carne lo hicieron en torno a un 16%, 11%, 16% y 10%, respectivamente. Como consecuencia de estas dinámicas, desde enero de 2021, en el área del euro, el aceite es ahora un 34% más caro, y los cereales y los lácteos y huevos son un 12% y 13% más costosos, respectivamente. En España, los precios han aumentado de forma más notable desde principios de 2021: un 56% el aceite, un 17% los cereales, un 16% los lácteos y huevos, y un 10% la carne.
Este aumento de los precios de los alimentos se trasladó a la inflación general, aportando 0,9 puntos porcentuales en la zona del euro entre septiembre de 2021 y mayo de 2022. En España, los alimentos sumaron 1,4 puntos porcentuales a la inflación en ese periodo, un aportación que se disparó hasta los 2,9 puntos en el caso de los datos de junio. Los modelos utilizados por el Banco de España apuntan a que un aumento puntual del precio de las materias primas alimenticias del 10% supone un incremento de la tasa de inflación general interanual en la zona del euro de tres décimas al cabo de un año, a medida que productores y vendedores absorben y repercuten este coste a los consumidores.

Presiones alcistas por la continuación de la guerra

La evolución futura de los precios de los alimentos está sujeta a una "elevada incertidumbre", según se advierte en el informe. Si bien las previsiones disponibles, tanto de instituciones como el Banco Mundial como de los mercados de futuros alimenticios, apuntan a una cierta tendencia a la baja en los próximos años. Según señala el Banco de España, por una parte, estos países son importantes productores de materias primas alimenticias, como los cereales, y sus capacidades de producción y de exportación se encuentran significativamente limitadas.
Por otra parte, el conflicto está afectando a los precios de la energía y de los fertilizantes, que son dos suministros cruciales en los procesos de producción de las actividades agrícolas.

Asimismo, apunta a que la escalada de los precios y las disrupciones en la oferta proveniente de Rusia y de Ucrania, junto con algunos desarrollos climáticos adversos, están llevando a algunos países a prohibir o a imponer restricciones a las exportaciones de algunas materias primas alimenticias, lo que supone un tensionamiento adicional de las cadenas globales de suministro de los alimentos, con el potencial de generar aumentos adicionales muy persistentes de los precios internacionales.

RBI cierra la compra de los locales de Burger King

Restaurant Brands Iberia (RBI) ha cerrado la compra a Ibersol de los restaurantes de Burger King (BK) que tiene en España y Portugal por 260 millones de euros, según ha informado la compañía lusa a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios.

Se trata de la misma cantidad negociada, aunque los acuerdos se paralizaron hace unas semanas porque el grupo español pedía que estos establecimientos contaran con todos los recursos necesarios para seguir operando en las mismas condiciones. En concreto, la empresa de restauración prevé lograr por la adquisición de los 159 Burger King una plusvalía de hasta 160 millones de euros en el caso de recibir íntegramente el valor máximo del precio de la operación. Por otra parte, Restaurant Brands Iberia reiteró su compromiso con la marca Burger King en Portugal y tiene prevista una inversión de 150 millones de euros para el desarrollo de la misma en el país en los próximos años.

Ibersol SGPS, que rompió negociaciones con RBI el pasado mes de julio, ha indicado, que, tras reanudarlas, ha rubricado un acuerdo de compraventa de acciones relativo a la venta a BK Portugal y Burger King España (sociedades controladas por Restaurant Brands Iberia) de los títulos representativos de la totalidad del capital, respectivamente, de Iber King Restauração y Lurca, empresas que explotan los restaurantes Burger King en Portugal y España. Según ha informado, el precio corresponderá a un valor de empresa de 259,7 millones de euros, en caja y libre de deuda, con una parte del precio, por importe de 15 millones de euros, sujeta a la verificación de condiciones relativas a la evolución futura del beneficio bruto de explotación (Ebitda) y a la generación de flujos de caja.

Ibersol y RBI llevan ya varios meses para pactar la venta de los establecimientos que el grupo luso controla en España y Portugal. El pasado 14 de julio, Ibersol anunció que se rompían las negociaciones con RBI. Por su parte, la compañía española, tras conocer el fin, señaló que estaban dispuestos a continuar con la compra con el fin de firmar una transacción que consideraban "atractiva para ambas partes".

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda