DESPILFARRO ENERGÉTICO

La cogeneración puede terminar destruida

03 de agosto de 2022

La ministra Ribera debería de reparar en su propuesta de mix, cuando España sigue parando generaciones e industrias asociadas, mientras que ciclos —30%menos eficientes— y carbón producen a tope

Compartir en:

En efecto, resulta paradójico que España haga bandera del ahorro energético mientras que las cogeneraciones —las centrales de gas más eficientes del país— muestran caídas de producción del 60%, situación que podría empeorar si no se les reconoce un coste de gas de mercado similar al de sus competidores los ciclos combinados.
La cogeneración ha pasado de producir el 11% de la electricidad del país al 4,3% el pasado mes de julio. La cogeneración ahorra al año 15 TWh de gas, equivalentes al consumo de gas de dos meses y medio de todos los hogares y pymes de España o al de la industria española este mes. Si el Gobierno quiere reducir la demanda de gas debe contemplar ineludiblemente la cogeneración y el despilfarro de sustituirla por ciclos combinados.
En este contexto, los cogeneradores reclaman un tratamiento retributivo similar al de las centrales de ciclo combinado a las que el Gobierno reconoce el precio del mercado MIBGAS, 130 €/MWh en julio. Sin embargo, se prevé que el Ministerio —que no publica la retribución de la cogeneración desde hace dos años -algo ilegal— proponga a los cogeneradores unos 85 €/MWh para este segundo semestre 2022, una cifra que abocará al cierre. El TTF de gas registró en julio una media de 167 €/MWh y muchas industrias están atrapadas en este mercado ante la negativa de sus comercializadoras de venderles gas a precio MIBGAS.
No hay razones para que el Gobierno siga discriminando la cogeneración mientras favorece la generación con ciclos combinados y carbón, más ineficientes y más contaminantes. El mecanismo de ajuste ha supuesto para los ciclos unos ingresos por venta de electricidad en julio de 307 €/MWh (143 €/MWh precio de mercado + compensación adicional 164 €/MWh) mientras los cogeneradores podrían percibir 230 €/MWh en total si se actualizan sus retribuciones —supondría no cubrir costes, como estipula la Ley— como pretende el Ministerio. Los ciclos funcionaron en julio 2022 un 24% más que en julio 2021 por la parada de la cogeneración y si el Gobierno sigue discriminándola la cifra se duplicará.

Para el sector, parar las cogeneraciones para favorecer a unos ciclos que consumen un 30% más de gas es “un fraude de ley” y “un grave error de política energética e industrial”. El origen pudiera estar en las expectativas del Ministerio de compartir los ingresos con los ciclos vía impuestos, contraproducentemente para la economía nacional y europea. En Europa —incluida Portugal que comparte el mecanismo de topado de gas—, las cogeneraciones funcionan a tope con los mismos precios de gas de mercado que los ciclos.
Si se sigue incumpliendo la Ley, además de las denuncias remitidas a la Comisión Europea por discriminación y distorsión de la competencia, se presentarán nuevas cuestiones al Tribunal Supremo. Cuando Europa necesita ahorrar gas, cerrar cogeneraciones para sustituirlas por ciclos combinados es un fraude a los compromisos nacionales de ahorro acordados con la UE y un comportamiento contrario al interés general de España y Europa.
Los cogeneradores piden renunciar temporalmente a sus retribuciones —un derecho que la ley reconoce— para acogerse al mismo régimen que cobran los ciclos, como en Portugal, o bien que se retribuya a las cogeneraciones considerando el mismo precio del gas de mercado que el Gobierno sí reconoce a los ciclos combinados.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda