UE crece un 5,2%, pero el empleo solo lo hace un 0.5% y el consumidor e deprime

15 de febrero de 2022

La economía de la zona euro creció un 5,2% en 2021, igual que la de la Unión Europea (UE), según los datos publicados por la oficina de estadística comunitaria Eurostat. España se colocó a la cabeza de las economías del euro con un crecimiento del PIB del 2% en el último trimestre de 2021.

Compartir en:

En el cuarto trimestre de 2021, el Producto Interior Bruto (PIB) desestacionalizado aumentó un 0,3% en la zona euro y un 0,4% en la UE, en comparación con el trimestre anterior, según la estimación preliminar. En el tercer trimestre de 2021, el PIB había crecido un 2,3% en la zona euro y un 2,2% en la UE. En comparación con el mismo trimestre del año anterior, el PIB desestacionalizado aumentó un 4,6% en la zona euro y un 4,8% en la UE en el cuarto trimestre de 2021, tras crecer un 3,9% en la zona euro y un 4,1% en la UE en el trimestre anterior.
Por países, Hungría (2,1%), España (2%) y Polonia (1,7%) registraron el mayor ritmo de crecimiento trimestral en la UE, mientras que Austria (-2,2%), Alemania (-0,7%), Rumanía (-0,5%) y Letonia (-0,1%) sufrieron una contracción del PIB en este periodo.

El empleo, frenado

El empleo ha aumentado en el cuarto trimestre de 2021 un 0,5% tanto en la eurozona como en la Unión Europea, según datos publicados por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria, este martes. España se ha situado como el segundo país que mayor aportación ha hecho al mercado laboral, solo por detrás de Hungría. Estas cifras, sin embargo, muestran una cierta ralentización en la creación de empleo, puesto que son inferiores en comparación a los datos del tercer trimestre, cuando este indicador se incrementó un 1% en la zona euro y un 0,9% en la Unión Europea.
Si se atiende a la evolución por países, el número de puestos de trabajo en Hungría ha aumentado un 2,1%, seguida de España (+2%), Polonia (+1,7%), Portugal (+1,6%) y Suiza (+1,4%). Entre las grandes potencias, la economía alemana ha registrado un retroceso del 0,7% en el empleo, mientras que Francia ha avanzado un 0,7% e Italia un 0,6%.
En comparación con el mismo trimestre del año anterior, el empleo ha aumentado un 2,1% en la eurozona y la UE, por lo que se mantiene el crecimiento en tasa interanual respecto al anterior registro.
Si se atienden a los datos completos de todo 2021, el crecimiento del empleo se ha situado en el 1,1% para la eurozona y el 1,2% para la Unión Europea. Según Eurostat, estos datos ofrecen una imagen del insumo de mano de obra coherente con las medidas de producción y renta de las cuentas nacionales.

La confianza se desploma

Los consumidores son más pesimistas sobre la situación económica. El 44% cree que la economía de su país empeorará en los próximos seis meses, frente al 25% que cree que mejorará. Así se refleja en una encuesta llevada a cabo por Morgan Stanley, que sugiere que los hogares europeos en conjunto no se encuentran en una situación de estrés financiero excesivo en este momento.

En cuanto a cómo cree que evolucionará la situación financiera de su hogar en los próximos seis meses, el optimismo de los europeos se mantiene intacto: el 31% cree que su situación mejorará y el 20% que empeorará. En todos los países, el 49% cree que la situación financiera de su hogar permanecerá igual.
Por territorios, la puntuación neta, es decir, aquellos que esperan una mejora frente a un deterioro, es más alta en España (21%) que en el resto y más débil en Reino Unido, donde más consumidores ven probable un deterioro en este momento (el 27% ve que las cosas mejoran frente al 30% que espera un deterioro).
La encuesta de Morgan Stanley también sugiere que los hogares europeos en su conjunto no se están enfrentando a un estrés financiero excesivo en este momento. De hecho, más de la mitad de los encuestados, un 54%, dice que a menudo o siempre les sobra dinero a final del mes una vez que han pagado sus facturas y el número de hogares con poco o ningún dinero disponible o que utilizan financiación ha disminuido levemente al 26%.
De los países incluidos en el estudio, Francia (31%) tiene la mayor proporción de hogares con poco o ningún dinero extra o que dependen de crédito externo, mientras Alemania (22%) parece tener la proporción más baja de hogares con poco o ningún dinero extra. El país germano continúa teniendo el número más alto de consumidores con las finanzas familiares más sanas: un 40% dice que siempre tienen dinero extra. Por el contrario, Francia e Italia tienen el porcentaje más bajo en esta base, con un 26% de los hogares.
Por otro lado, respecto a las tres mayores preocupaciones actuales, un 42% señala a la inflación o al aumento de los precios. Relacionado con esto, el 25% de los consumidores también citan preocupaciones acerca de no poder pagar las crecientes facturas de lis servicios públicos. La segunda mayor preocupación es la propagación de la COVID-19. En tercer lugar está el no poder realizar actividades normales.

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda