El déficit comercial continua creciendo

23 de noviembre de 2021

El déficit comercial alcanzó los 13.267,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un aumento del 19,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según ha informado el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Compartir en:

En el caso de las exportaciones, entre enero y septiembre se registró una subida del 22,1%, hasta los 229.963 millones de euros, un nuevo máximo histórico para el periodo y lo que supone superar los valores previos a la pandemia. «El comercio exterior español sigue mostrando un gran dinamismo, tanto si comparamos con 2020 como con los niveles previos a la pandemia, marcando nuevos máximos históricos. Los flujos comerciales crecen y lo hacen también respecto a 2019, ya que las exportaciones españolas aumentaron un 6,7%», ha destacado la secretaría de Estado de Comercio, Méndez, a través de un comunicado.
Las importaciones, de su lado, subieron algo menos, un 21,9%, hasta los 243.230 millones de euros. Comparándolo con valores anteriores a la pandemia, las importaciones se incrementaron un 0,9% frente a enero-septiembre de 2019, algo que se debe, según Xiana Méndez, a la recuperación de la demanda interna.
La tasa de cobertura –cociente entre exportaciones e importaciones– se situó en el 94,5%. En términos de volumen, las exportaciones crecieron un 14,7%, ya que los precios, aproximados por los Índices de Valor Unitario, subieron un 6,4%. De su lado, las importaciones aumentaron un 13,4%, ya que los precios crecieron un 7,5%.
El saldo no energético arrojó un superávit de 3.125 millones de euros, frente al superávit de 116 millones en el acumulado hasta septiembre de 2020 y el déficit energético se incrementó un 46,1%, hasta los 16.393 millones, respecto al déficit de 11.221 millones en 2020.
Crecimientos de las exportaciones superior a la UE-27
El crecimiento interanual de las exportaciones españolas entre enero y septiembre (22,1%) fue superior al registrado en la UE-27 y la zona euro (17%). También fue superior al registrado en Italia (20,1%), Francia (16,2%), Alemania (14,6%) y Reino Unido (7,2%).
Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (61,7% del total) ascendieron un 24,4%, mientras que las ventas a terceros destinos (38,3% del total) aumentaron un 18,5% en este periodo.
Las comunidades autónomas con mayores crecimientos en sus exportaciones fueron la Comunidad de Madrid (34,7%), el Principado de Asturias (30,2%) y Castilla-La Mancha (27,4%), mientras que el único descenso se dio en Canarias (-4,2%).
Datos de septiembre
Las exportaciones y las importaciones volvieron a marcar un nuevo máximo histórico mensual en el mes de septiembre de 2021. Las exportaciones españolas de mercancías aumentaron un 21,9% sobre el mismo mes de 2020, hasta alcanzar los 28.337 millones de euros, mientras que las importaciones se incrementaron un 24,2% en términos interanuales hasta los 30.733 millones de euros.
Si se calcula la tasa de variación con respecto a septiembre de 2019, con datos provisionales, las exportaciones crecen un 20,7% y las importaciones, un 10,8%.
El aumento interanual de las exportaciones en septiembre (21,9%) es mayor al registrado en la UE-27 (12,2%) y en la zona euro (13%). También es mayor al registrado en Reino Unido (11,2% interanual), Francia (10,5%), Italia (10,3%) y Alemania (7,1%)

A falta de conocer los datos del último trimestre, el Club de Exportadores cree que “se puede afirmar que el sector exterior está sabiendo aprovechar las oportunidades que ofreció el mercado postpandemia, así como capear la crisis del coste de las materias primas”. “Las empresas españolas están superando las expectativas, con un crecimiento porcentual de sus exportaciones prácticamente al nivel de economías como la de Estados Unidos (23,3%), Japón (23,8%) o China (22,7%)”, afirma la asociación que agrupa a las principales empresas internacionalizadas españolas. En este contexto postpandemia, tan adverso en un primer momento para el sector exterior español, el Club de Exportadores solicita al Gobierno que no adopte medidas que puedan reducir la competitividad internacional de nuestras empresas, sino que permitan aprovechar la buena situación de salida en esta etapa de recuperación.

Asimismo, recomienda a las empresas españolas redoblar su apuesta por la internacionalización y el mercado europeo, adoptando estrategias que permitan evitar los efectos directos más duros de los altos costes de los fletes internacionales.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda