El porcentaje de propietarios de vivienda se ha reducido cerca de 5 puntos

03 de enero de 2022

El porcentaje de propietarios de vivienda en España ha pasado del 79,8% en 2010 al 75,1% de la población en 2020, 4,7 puntos porcentuales menos en una década, según los datos de Eurostat.

Compartir en:

España es el tercer país de la Unión Europea en el que más ha caído el número de propietarios en diez años, por detrás de Dinamarca, donde ha descendido en 7,3 puntos porcentuales, hasta el 59,3% en 2020, y Lituania, con una bajada de 5 puntos porcentuales, hasta el 88,6%.
Otros países comunitarios han desarrollado en esa década la tendencia contraria, como en el caso de Polonia, donde los propietarios de vivienda han aumentado 4,3 puntos porcentuales, hasta representar el 85,6%. La misma situación ha ocurrido en Croacia entre 2010, cuando el porcentaje de propietarios era del 88,2%, y 2020, del 91,3%, 3,1 puntos porcentuales más. En Malta, Portugal o Eslovaquia también se ha observado esta tendencia en esos diez años.
A pesar del descenso, la cifra de propietarios de vivienda en España sigue por encima de la media europea, que se situó en el 69,7% en 2020. En el caso comunitario, este porcentaje solo se ha reducido un punto porcentual entre 2010 y 2020.
Los datos de Eurostat concluyen que lo habitual en la Unión Europea es vivir en una vivienda en propiedad. Una situación que se acentúa en países como Rumanía, donde el 96,1% son propietarios de vivienda, o Eslovaquia, con el 92,3%, según los datos de 2020. Por el contrario, en Alemania, la cifra de propietarios es del 50,4%. En Austria, los dueños de vivienda representan el 55,3%, y en Dinamarca, el 59,3%.

Por su parte, la media de europeos que viven de alquiler se situó en 2020 en el 30,3%, su nivel más alto en la década. Países como Alemania, con el 49,6%, o Austria, con el 44,7%, lideran la vivienda en alquiler en Europa. En el caso de España, el alquiler ha ido ganando protagonismo a lo largo de la última década. En 2010, el 20,2% de la población habitaba en un inmueble arrendado, mientras que en 2020 ese porcentaje subió al 24,9%, la cifra más elevada de ese periodo.
Los registros más bajos de alquileres se dan en Rumanía, donde el elevado número de propietarios hace que el porcentaje de habitantes que vive de alquiler quede en el 3,9% en el 2020, con un crecimiento de 1,5 puntos porcentuales en diez años.

A lo largo de la última década, los precios de la vivienda y del alquiler han experimentado un alza significativo en la Unión Europea. Los datos del Eurostat reflejan un encarecimiento de la vivienda del 26% de media europea entre 2010 y 2020. En el caso del alquiler, y en ese mismo periodo, las rentas han subido un 14% en el contexto europeo. En España, según los datos comunitarios, el precio de las casas ha seguido la tendencia contraria y se han ajustado un 5% en esa década. Italia, con una caída del 15% en diez años, y Chipre, del 4%, también han mostrado la tendencia opuesta al resto de la Unión Europea. En total, el precio de la vivienda se incrementó en 23 estados miembros, con Estonia, Hungría y Luxemburgo, con repuntes del 108%, 91% y 89%, respectivamente.
En estos diez años, los alquileres también han experimentado una tendencia al alza. Las rentas en 2020 se situaron un 14% por encima que en 2010, según la media europea. No obstante, España se aleja bastante de ese incremento, ya que los alquileres solo subieron un 3,8% en esos diez años. En Grecia, las rentas cayeron un 25% en ese periodo, y en Chipre se ajustaron un 5%. El alquiler se disparó un 145% en Estonia entre 2010 y 2020, seguido del 107% registrado en Lituania, o el 63% de Irlanda.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda