La deuda pública desciende gracias a la inflación

17 de febrero de 2022

La deuda de la Administraciones Públicas descendió en 2021 hasta el 118,7% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que supone una reducción de 1,3 puntos porcentuales sobre el cierre de 2020. La disminución en el pasado ejercicio ha sido ocho décimas superior al objetivo remitido en octubre por el Gobierno a la Comisión Europea en el Plan Presupuestario de 2022, que era del 119,5%.

Compartir en:

Según explican desde el Ministerios de Asuntos Económicos, el crecimiento de la economía, especialmente en la segunda mitad del año, junto con la positiva evolución de los ingresos públicos, confirman la prudencia en las estimaciones iniciales y han permitido iniciar ya en 2021 la reducción de la ratio de deuda pública sobre el PIB, que se intensificará en los próximos años.
Con este dato el Gobierno ha cumplido con el objetivo marcado en el plan presupuestario que envió a Bruselas. En un primer momento parecía una misión imposible que la deuda pública cayese al 119,5% del PIB (el objetivo). A falta de un mes para el cierre, el ratio se encontraba cerca del 122%. Sin embargo, la fuerte subida de la inflación en el último trimestre del año ha sido el mejor aliado del Gobierno, 'inflando' el PIB nominal de tal forma que se ha cumplido con el objetivo de forma holgada.

En diciembre de 2021 la deuda de las Administraciones Públicas, según el Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE) alcanzó un saldo de 1.427.763 millones de euros. El Tesoro Público mantuvo durante 2021 su capacidad de financiar en buenas condiciones el gasto adicional derivado de la respuesta a la COVID-19 en el plano sanitario, económico y social, tanto de la Administración Central como de las CCAA.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda