Un mes de diciembre, como para pasarlo a oscuras

30 de diciembre de 2021

La factura de la luz de este mes de diciembre para un usuario medio con la tarifa regulada -el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC)- ascenderá a 119,17 euros, un 24% más cara que la del mes de noviembre, convirtiéndose así en el recibo más elevado de la historia, según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Compartir en:

Estos cálculos se basan en usuario medio en el PVPC con una potencia contratada 4,6 kilovatios (kW) y un consumo mensual de 292 kilovatios hora (kWh). Esta factura de la luz de 119,17 euros en diciembre representa un incremento del 24% -algo más de 23 euros- con respecto a los 95,94 euros a que ascendió el recibo el pasado mes de noviembre.
Este aumento en diciembre en el recibo se debe, principalmente, al incremento registrado en el precio de la luz en el mercado mayorista, que, a falta del dato del último día del año, alcanza una media de unos 242 euros/MWh, el mes más caro de la historia, superando los 200 euros/MWh de récord del pasado mes de octubre. El precio medio de la electricidad en el 'pool' en 2021 se eleva así hasta los 112 euros/MWh, lo que supone casi duplicar los 57,2 euros/MWh de 2018, que hasta este ejercicio suponía el récord de año más caro.

En 2021 un hogar medio con la factura regulada PVPC -4,6 kW y 3.500 kWh de consumo anual- habrá así acumulado facturas por un importe total de 949 euros, pese a las medidas adoptadas por el Gobierno -rebaja de cargos, IVA, impuesto de electricidad e impuesto a la generación-. Esta factura supondrá pagar 142 euros más que en el año 2018 para un consumidor en el PVPC, que ostentaba el récord histórico de año con la factura más cara.
Así, OCU denuncia que debido "a este espectacular" crecimiento del precio de la electricidad, y a pesar de las medidas tomadas para frenarlo, la factura de 2021 es más cara que la factura de 2018 descontada la inflación para un consumidor en la tarifa regulada, contradiciendo así la tesis del Gobierno. En concreto, este año un consumidor medio con PVPC ha pagado esos 949 euros, frente a los 871,56 euros de 2018 más la inflación acumulada, unos 77,4 euros más. Además, la asociación considera que la decisión del Gobierno de recurrir a los datos de Eurostat para comparar el recibo de la luz de este año con el de 2018 tiene una "ventaja doble".
"Por una parte, Eurostat publicará los datos del segundo semestre de 2021 en abril, por lo que quizás ya esta promesa se haya olvidado. Por otra parte con ese modelo de comparación será posible cumplir la promesa, ya que los hogares en el mercado libre (60%) no han sufrido el incremento de precios hasta que sus tarifas no han sido renovadas y por lo tanto incluso durante algunos meses habrán visto cómo su factura se rebajaba por las medidas del Gobierno. Para estos hogares en el mercado libre, el incremento de factura se ha retrasado respecto al PVPC", destacó.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda