AUTOMOCION los retrasos frenan la recuperación del sector

12 de noviembre de 2021

Según el Observatorio Sectorial DBK la facturación de la red de concesionarios de automóvil se situó en 35.895 millones de euros en 2020, lo que supuso un descenso del 18,8% respecto al ejercicio 2019, en el que había contabilizado una caída del 4,4%.

Compartir en:

Los ingresos procedentes de la venta de vehículos nuevos experimentaron un retroceso del 19,8%, hasta los 25.835 millones de euros, mientras que la facturación por VO cayó un 14,7% y por el resto de conceptos disminuyó un 18,7%. El número de matriculaciones de automóviles de turismo y vehículos todo terreno se redujo un 32,3%, hasta las 851.211 unidades, unas 407.000 unidades menos que en 2019. Para el cierre de 2021 se estima que las matriculaciones se situarán solo alrededor de las 900.000 unidades, en un entorno en el que la recuperación se está mostrando más débil de lo inicialmente previsto y en el que la crisis de los semiconductores está alargando notablemente los plazos de entrega.
En este contexto, la facturación de los concesionarios experimentará un moderado crecimiento en 2021 respecto a 2020, pero será todavía cerca de un 15% inferior a la de 2019. El número de concesionarios oficiales independientes de turismos, vehículos todo terreno y vehículos comerciales volvió a descender en 2020 hasta situarse en 2.042, con un retroceso del 5,1%, tras la caída del 3,0% del año anterior. Los puntos de venta independientes concentran alrededor del 95% de la red total de concesionarios de automóviles.
El sector registra un alto grado de atomización, si bien se aprecia un creciente aumento de la concentración en torno a los principales operadores, registrándose algunas operaciones de compra de concesionarios por parte de los principales grupos. Los cinco primeros operadores concentraron en 2020 el 9,9% del valor total del mercado, porcentaje que se situó en el 16,5% al considerar los diez primeros.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda