Europa se prepara para un corte de suministro

30 de marzo de 2022

El Gobierno de Alemania ha anunciado este miércoles la activación de un plan de emergencia para prepararse frente a un posible corte de gas ruso, tras la solicitud del Gobierno de Vladimir Putin de que las exportaciones energéticas se paguen exclusivamente en rublos.

Compartir en:

La medida antecede la presentación este jueves de un mecanismo que permitirá estas transferencias, algo que países como Alemania e Italia han rechazado y han calificado de incumplimiento de contrato. Las autoridades de otros países de la región como Grecia e Italia han afirmado que están evaluando tomar medidas similares. El precio del gas en el mercado neerlandés, que es el referente europeo, se ha llegado a disparar más de un 15% ante los miedos una crisis de suministro, aunque el aumento luego se ha moderado hasta alrededor del 11%.

“Se trata de monitorear la situación”, ha asegurado Robert Habeck, el ministro alemán de economía, en una conferencia de prensa. “Hay dos pasos más, la fase de alarma y la de emergencia, pero aún no hemos llegado a esto. La situación tendría que empeorar dramáticamente antes de que lleguemos a esas etapas. Entonces prácticamente necesitaríamos un cambio en las líneas de suministro y tendríamos que reaccionar en consecuencia”. El ministro instó a las empresas y consumidores a ayudar reduciendo el uso de energía siempre que sea posible. Los funcionarios del gobierno también hablarán con los proveedores de energía y los principales consumidores para analizar cómo priorizar el uso del gas. Por ahora, las instalaciones de almacenamiento están llenas en un 25% y el gobierno no necesita intervenir en el mercado.
“Solo en la tercera fase, el estado intervendrá y regulará el flujo de gas”, dijo Habeck, y agregó que el regulador de energía Bundesnetzagentur “decidirá en ese momento qué regiones y qué sectores industriales se atenderán de manera secundaria”.

Por su parte, las autoridades de Grecia celebrarán una reunión de emergencia con su regulador de energía, operador de transmisión de gas y sus mayores proveedores de gas para evaluar los pagos de gas en rublos antes de que expire el plazo dado por Moscú, según aseguró el miércoles su ministerio de energía. El objetivo de la reunión es evaluar todos los escenarios disponibles sobre la suficiencia del suministro de gas de Grecia en caso de que Rusia detenga los flujos de gas al país. Asimismo, el Gobierno italiano estaría esperando a ver si Gazprom envía enmiendas al contrato a los operadores de gas antes de tomar una decisión sobre la imposición de un estado de alerta sobre el suministro de gas.

Más del 50% de los contratos a largo plazo de Rusia se liquidan en euros. Putin ha ordenado a su gobierno, al banco central y a la empresa estatal Gazprom que prepararan todos los documentos necesarios para implementar el nuevo sistema este jueves. En este sentido, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha recalcado que Rusia "no suministraría gas gratis", por lo que se anticipa un posible corte. Peskov ha asegurado luego que los pagos en rublos no se iniciarán de forma inmediata cuando se presente el sistema. El Kremlin ya habría ofrecido a países como India pagar las materias primas en rublos a través del sistema SPFS, una alternativa al SWIFT desarrollada por el país tras recibir las sanciones por la invasión de Crimea en 2014.

Un portavoz del parlamento ruso aseguró que sería adecuado ampliar la lista de bienes exportados que se pagarán en rublos: "Los países europeos tienen todas las oportunidades de mercado para pagar en rublos. No hay tragedia en ello. La situación es mucho más terrible cuando hay dinero pero no hay bienes. Además, será conveniente, donde beneficie a nuestro país, ampliar la lista de bienes exportados por rublos: fertilizantes, granos, petróleo, carbón, metales y madera". El político afirmó que europa debe "dejar de buscar justificaciones por las que sus países no pueden pagar en rublos".

Por su parte, el consejo de asesores económicos del gobierno alemán ha recortado este miércoles su pronóstico del producto interno bruto (PIB) para la economía más grande de Europa, citando la incertidumbre económica debido a la invasión rusa de Ucrania. Los asesores, cuyas previsiones guían al gobierno alemán en el establecimiento de la política fiscal, han reducido su perspectiva del PIB para 2022 para el país del 4,6% al 1,8%, y han resaltado que no alcanzaría su nivel económico previo a la pandemia antes del tercer trimestre del año.

"Antes del estallido de la guerra, el aumento de la producción industrial y un sólido mercado laboral apuntaban a una recuperación económica. La guerra de agresión rusa contra Ucrania ahora ha empeorado drásticamente las condiciones económicas", han asegurado los asesores en un comunicado. Los especialistas han explicado que el contexto geopolítico ha afectado aún más las cadenas de suministro, que ya habían estado tensas debido a la pandemia de COVID-19, y que el fuerte aumento en los precios del gas natural y el petróleo crudo han golpeado a las empresas y al consumo privado. Como resultado, el consejo espera que la inflación alcance el 6,1% en 2022 antes de caer al 3,4% el próximo año.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda