EL MERCADO HIPOTECARIO EN REDUCCION

CONSTRUCCION: los problemas crecen

15 de agosto de 2022

Los precios de los materiales, de la energía y el excesivo numero de accidentes laborales esta están poniendo en apuros la rentabilidad del sector que trata de relanzar su actividad tras la pandemia. Asi, entre enero y junio se registraron un 38% más de accidentes mortales en el sector que en los seis primeros meses de 2021. En total, 70 fallecidos frente a 51 del mismo período del año anterior. En el conjunto de los 12 meses murieron 118 trabajadores.

Compartir en:

También crecen los accidentes laborales en su conjunto en un 9,47%, con 40.065 frente a 36.599. Suben tanto los graves como los leves durante la jornada laboral. Los primeros pasan de 36.097 a 39.515 (+9,47%), mientras los segundos suben de 451 a 480 (+6,43%). Los accidentes mortales in itinere -de camino al puesto de trabajo o de regreso al domicilio- pasan de cinco a siete. Por su parte, los leves pasaron de 1.679 a 1.852 y los graves, de 21 a 35. En conjunto, esos percances se elevaron en 145.
En ‘Construcción de Edificios‘, los accidentes mortales pasan de 15 a 34, lo que supone una subida del 126,67%. En ‘Ingeniería Civil‘ pasan de dos a cuatro, mientras en ‘Actividades de Construcción Especializada‘ se reducen de 34 a 32. Los accidentes tanto graves como leves crecen en todos esos subsectores.
Y por Comunidades Autónomas, los accidentes sólo bajan en Extremadura, donde pasan de 880 a 846. En cambio, suben en el resto de forma generalizada. Andalucía encabeza la lista con 7.358, seguida de Madrid (5.789), Cataluña (5.726) y la Comunidad Valenciana (3.995).
Según los últimos datos el Ministerio de Trabajo y Economía Social, los accidentes laborales provocaron 394 muertes en el primer semestre, lo que supone una subida del 18% frente al mismo periodo del año pasado. En 2021, el Índice de Incidencia (I.I.) de accidentes de trabajo en jornada (número de accidentes de trabajo por cada 100.000 trabajadores) para el sector se sitúa en 6.102,3, aumentando un 9% sobre 2020, aunque está 4,3 puntos por debajo del crecimiento del Índice de incidencia del conjunto de la economía (13,3%).

En otro orden de cosas, el torbellino provocado en los precios de las materias primas, primero por la pandemia, por culpa de los cuellos de botella de la distribución –que provocaron un escasez de suministros generalizada–, y ahora por los efectos de la guerra de Ucrania –que ha disparado los costes de los materiales– ha obligado a centenares de empresas a paralizar o demorar inversiones y proyectos en marcha.
A los incrementos de costes acumulados durante la pandemia se ha sumado una subida adicional del 23,5% en edificación residencial con la guerra de Ucrania, según refleja el Índice de Costes Directos de Construcción que elabora ACR. Eso ha provocado que se haya registrado un incremento medio de presupuestos de obra de hasta casi un 30% respecto a los niveles previos a la pandemia. A ello se une el retraso en los plazos de construcción, con un parón medio de entre dos y tres meses por culpa de la escasez acumulada de los materiales.

Los grandes evitan las hipotecas baratas

Las principales entidades españolas no están en el escaparate de los créditos más interesantes para la compra de vivienda. De hecho, para encontrar las hipotecas que ahora mismo más baratas se comercializan hay que buscar fuera también de la banca tradicional, donde pueden encontrarse intereses por debajo de la media, tanto en el tipo variable como fijo.

El comprador que opte por una hipoteca variable tendrá que acudir a Pibank, la entidad online del Banco Pichincha España, para conseguir el mejor préstamo hipotecario. Durante los tres primeros meses aplica un interés del 0%, después, de euríbor más 0,98% el siguiente año, y el resto de euríbor más 0,78%. Además, cuenta con varias ventajas: no exige contratar ningún producto del banco, no se empiezan a pagar las cuotas hasta el cuarto mes desde la firma, financia hasta el 90% del importe de la hipoteca y da hasta 35 años para saldar la hipoteca. Sin embargo, la condición es que tiene que destinarse a financiar la compra de tu futura vivienda habitual con un precio mínimo de 100.000 euros.
Quien prefiera optar por una hipoteca fija, domiciliar la nómina es el único requisito que impone imaginBank, el banco móvil de CaixaBank. A cambio, oferta un interés del 1,7%. Si no se cumple con la domiciliación de ingresos, el interés sube 0,75 puntos. El plazo para devolver lo prestado llega hasta 30 años y, de igual manera, financia hasta el 90% de la compra de una vivienda habitual.

Cada vez son más los usuarios que deciden optar por la contratación de una hipoteca fija en detrimento de las que ofrecen un tipo de interés variable. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 27,2% de las hipotecas sobre viviendas se constituye a tipo variable y el 72,8% a tipo fijo. En cuanto al tipo de interés medio al inicio, es del 2,05% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,66% para las de tipo fijo.

El euríbor a un año, el índice utilizado como principal referencia para fijar el tipo de interés de los préstamos hipotecarios concedidos por las entidades de crédito españolas, subió en julio hasta el 0,992% desde el 0,852% del mes anterior. Tomando como referencia los últimos 12 meses, el índice registra un ascenso de 1,483 puntos, cuando se situó en una media del -0,491%. Esto, según los últimos datos del Banco de España, representa el mayor incremento interanual del índice hipotecario registrado hasta la fecha.

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda