La inflación destroza las previsiones tras dispararse al 5,8% en la Eurozona

02 de marzo de 2022

La inflación ha vuelto a sorprender por enésima vez en la zona euro. El IPC se ha disparado un 5,8% en febrero frente al 5,3% que esperaban los mercados. El crecimiento mensual de los precios se ha situado en el 0,9%, frente al 0,3% que presentó en enero. En cuanto a la inflación subyacente, la tasa de crecimiento ha sido del 2,7%, dos décimas más de lo previsto por el mercado.

Compartir en:

De este modo tanto la inflación subyacente como la general ha alcanzado máximos de toda la historia de la zona euro. Los precios llevan subiendo a tasas anormalmente altas desde finales del pasado verano, impulsados por la energía en un principio y por el resto de componentes después. Aunque sigue siendo el petróleo y el gas los grandes desencadenantes, el crecimiento de la inflación se deja entrever en una amplia gama de bienes.

Si se analizan los principales componentes de la inflación de la zona del euro, la energía registra la tasa anual más alta en febrero (31,7%, frente al 28,8% de enero), seguida de alimentos, alcohol y tabaco (4,1%, frente al 3,5% de enero). ), bienes industriales no energéticos (3,0%, frente al 2,1% de enero) y servicios (2,5%, frente al 2,3% de enero).

Rusia ha duplicado el precio del gas

Los mercados energéticos no ganan para sustos. Rusia duplicó el precio de venta de su gas natural licuado a España el pasado mes de diciembre al tiempo que Argelia, nuestro principal suministrador, reducía drásticamente sus envíos. Según los datos recogidos por Gasindustrial, la Federación rusa pasó de vender el gas a 38,42 euros /MWh el pasado noviembre a cobrar 86,70 euros en diciembre, lo que supone un incremento de precio del 126%.

La fuerte subida de precios, en uno de los meses de mayor consumo, no fue capaz de provocar una caída del suministro ruso sino que la llegada de gas a España se duplicó desde los 2.154 GWh a los 4.761 GWh para poder hacer frente a la fuerte reducción del gas proveniente de Argelia. Estados Unidos, por su parte, también aplicó un incremento de precios en sus envíos de gas a España y pasó de cobrar en noviembre a 53,88 euros/MWh a los 63,11 euros, un 17 por ciento más pero mantuvo los elevados volúmenes del mes anterior. El gas natural licuado llegado desde Estados Unidos se convirtió en la principal fuente de suministro en diciembre pese a que en noviembre llegaron 10.108 GWh y en diciembre 9.274 GWh.

Por contra, Argelia redujo sus exportaciones de gas a España en diciembre en un 56%, ya que las cantidades que entraron vía GNL pasaron de los 3.889 GWh a los 1.915 GWh y de gas natural, es decir, vía el gasoducto Medgaz pasaron de 7.268 GWh en noviembre a 5.309 GWh en diciembre.

Con esta situación de mercado, España afrontó importantes subidas de precios en sus operaciones de compra de gas natural En diciembre, EE.UU. se posicionó como el principal suministrador de gas a España con una cuota del 30,5%. Argelia pasó a un segundo lugar y disminuyó su cuota hasta un 23,8%. El aprovisionamiento de GNL representó un 82% del total en diciembre, mientras que el gas por canalización se quedó en un 18% en este periodo.
El Gas natural canalizado sigue siendo más competitivo que el GNL por precio. Respectivamente, los precios fueron de 31,71 euros/MWh frente a 61,89 euros/MWh, según los datos publicados por la Agencia Tributaria en el mes de diciembre.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda