BBVA: las CC AA crecerán, pero rebaja sus respectivos PIB

28 de octubre de 2021

BBVA Research prevé que el crecimiento se mantenga elevado, aunque revisa a la baja el PIB esperado para 2021 y 2022 en todas las comunidades autónomas. El consumo sigue dinámico, e impulsa al turismo nacional, lo que permite que en 2021 aumente por encima de la media la actividad de las regiones en las que el turismo de costa es relevante.

Compartir en:

Por el contrario, un aumento menor del anticipado de la inversión en equipo y las exportaciones de bienes condicionan la actividad de las comunidades del interior y del norte, cuyo avance está siendo en general menor que en el conjunto nacional. Para 2022 el crecimiento se podría acelerar, aunque también menos de lo anticipado hace tres meses. Esto se explicaría por un avance del turismo y una ejecución de los fondos europeos Next Generation EU (NGEU) más lenta de lo previsto. Con todo, Cantabria, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Aragón podrían recuperar en 2022 los niveles de actividad precrisis.

Según el Observatorio Regional del cuarto trimestre de 2021, para este año BBVA Research prevé en todas las comunidades autónomas un fuerte crecimiento, aunque menor que el esperado en julio cuando se publicó el observatorio anterior. Diversos factores explicarían estas previsiones. Por un lado, el progreso en la vacunación y la flexibilización de las restricciones habrían contribuido a un fuerte crecimiento del consumo interno.
La mejora de los indicadores sanitarios y el levantamiento del estado de alarma impulsó el gasto turístico nacional de forma generalizada en el segundo trimestre de 2021 y continuó en el tercero. Esto habría favorecido especialmente a las comunidades insulares y Andalucía. Sin embargo, la falta de turismo de negocio y urbano condiciona el crecimiento de la actividad en Madrid y Cataluña, que además se ven afectadas por las restricciones a los viajes internacionales.
Por su parte, el gasto con tarjeta realizado por turistas extranjeros en el tercer trimestre habría superado el nivel del mismo periodo de 2019 en Baleares, Murcia y Comunidad Valenciana. Ello permite que todas las comunidades costeras del Mediterráneo e insulares, los principales destinos del turismo de playa, tengan un factor diferencial favorable de crecimiento este año. Así, Baleares (7,5%), Andalucía y Comunidad Valenciana (5,5%), Murcia y Canarias (5,4%) y Cataluña (5,3%) crecerán por encima de la media. Un caso particular es el de Canarias, donde la extensión del estado de alarma hasta entrado el mes de junio y las restricciones a los desplazamientos internacionales dificultaron el aprovechamiento de su temporada alta, y con ello, frenaron la creación de empleo. Como consecuencia, este año podría crecer un 5,4%, una décima por debajo de la media nacional.

Pese a que el consumo parece consolidar su recuperación en los trimestres centrales del año, la inversión y las exportaciones están evolucionando peor de lo que se anticipaba. Diversos factores explican este comportamiento. Por un lado, los problemas en el transporte internacional, en los suministros de algunos productos y el coste de la energía han roto las cadenas de valor, dificultando la recuperación de la actividad industrial y frenando la actividad exportadora, clave para la recuperación de algunas comunidades.
Por el otro, la elevada incertidumbre y el retraso en la ejecución de las ayudas europeas están retrayendo la inversión, tanto en bienes de equipo como en construcción. Si bien esto afecta a la actividad de todas las regiones, algunas se están viendo más afectadas que otras. Así, aquellas con más peso de la actividad exportadora de bienes o con un elevado peso del sector industrial (en particular en sectores afectados como el automóvil) verán más limitado su crecimiento este año. Como consecuencia, La Rioja (4,4%), País Vasco (4,6%), Aragón (4,7%), Extremadura y Navarra (4,8%), Castilla y León y Castilla-La Mancha (4,9%) y Asturias (5,1%), crecerán por debajo de la media de España en 2021. En este caso, las excepciones para este año son Cantabria (5,9%) y Galicia (5,6%), en las que las exportaciones y el turismo nacional se estarían comportando mejor que en el resto de la cornisa cantábrica.

Por su parte, el retraso en la reactivación de la inversión pública y en construcción residencial (afectada también por la incertidumbre asociada a la inseguridad jurídica) condiciona también en mayor medida a las comunidades del sur de España, en las que el papel del sector público en la economía es mayor.

BBVA Research prevé que el PIB de España se mantenga fuerte por segundo año consecutivo, y se acelere hasta el 5,5%, aunque reduce las previsiones de hace tres meses para todas las comunidades. Por un lado, avanzará la recuperación del turismo, pero a un ritmo algo inferior al anticipado hace unos meses, por la revisión a la baja del crecimiento de la demanda europea. La normalización de la llegada de visitantes permitirá que Canarias sea la comunidad que más crezca el próximo año (8,7%), tras las dificultades experimentadas en 2021. Baleares (8,4%), Madrid (5,8%) y Cataluña (5,6%), que podrían comenzar a notar el retorno del turismo urbano, formarán el grupo de comunidades que aumentarán por encima de la media nacional. En cambio, tras un año de fuerte aceleración el turismo nacional no tendrá la misma contribución al crecimiento que este año. Andalucía (5,2%), Murcia (5,1%) y Comunidad Valenciana (5,0%) verán un menor empuje por esta vía, que las conducirá a un crecimiento inferior a la media nacional. A esto contribuye también la lentitud en la puesta en marcha de las inversiones europeas, que afectará a las comunidades del sur del Mediterráneo y a Extremadura (5,1%).

Por el otro, la resolución de los cuellos de botella y la recuperación de las cadenas de valor está siendo también menos rápida de lo esperado previamente, y limita el avance de las comunidades más dependientes de la demanda de bienes, sea externa o interna. Asturias (4,5%), La Rioja (4,8%), Castilla y León y Castilla-La Mancha (4,9%), País Vasco (5,2%), y Aragón, Galicia y Navarra (5,4%) crecerán por debajo de la media.
Con todo, solo Cantabria, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Aragón podrían recuperar en 2022 los niveles de actividad precrisis.
Factores de incertidumbre
El escenario de recuperación previsto para los próximos trimestres podría verse afectado por el retraso en la ejecución de los Fondos NGEU, así como de las inversiones asociadas. Además, el coste de la energía limita la recuperación de las zonas industriales, en las que es más necesario que transformen sus cadenas de producción a medio plazo para reducir sus emisiones de gases efecto invernadero.
Por otro lado, aunque se ha reducido el riesgo asociado a la pandemia, debe monitorizarse la situación de los principales países europeos para evitar rebrotes internos, lo que podría afectar especialmente a Baleares, Canarias, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía.
Asimismo, la erupción del volcán en La Palma supone un riesgo para la percepción de seguridad que ofrece España. Por el momento, no se observa impacto negativo en el gasto con tarjeta en Canarias por parte de extranjeros como consecuencia de estos factores.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda