Pink lady® premia las mejores fotografías gastronómicas de 2021

08 de mayo de 2021

Desde 2011, Pink Lady® –la marca de manzanas únicas en el mundo, que se cultivan en Lleida y Girona– organiza Pink Lady® Food Photographer of the Year, un concurso abierto a profesionales y amateurs de todo el mundo que pretende poner de relieve la creciente importancia de una nueva disciplina artística: la fotografía gastronómica, auspiciada por el auge de lo culnario y de las redes sociales. 

Compartir en:

A lo largo de sus diez años de vida, el certamen se ha convertido en uno de los más importantes a nivel internacional dentro de su categoría. La décima edición, en la que se han dado cita más de 10.000 fotógrafos de hasta 70 nacionalidades distintas, ha destacado por la calidad de los trabajos recibidos: instantáneas que, más allá de su belleza estética, son capaces de contar historias, mostrar la realidad y las costumbres de diferentes culturas e, incluso, servir de denuncia social. Los ganadores se anunciaron ayer en una emocionante ceremonia de entrega de premios que se transmitió en directo a través de YouTube y contó con una audiencia mundial, entre la que se incluyeron grandes figuras del mundo de la gastronomía y del de la fotografía.

«2021 marca un año muy especial para Pink Lady® Food Photographer of the Year. En el décimo aniversario del certamen, es maravilloso haber recibido un número récord de participantes», declaró Phil Turnbull, director ejecutivo de APAL, propietario de Pink Lady® y principal patrocinador de los premios desde 2011. «Se recibieron cerca de 10.500 candidaturas de más de 70 países de todo el mundo. A medida que el alcance del certamen crece, va convirtiéndose en una verdadera fuente de inspiración y una celebración a nivel mundial del arte de la fotografía gastronómica».

PRIMER PREMIO: TASTE, DEL FOTÓGRAFO CHINO LI HUAIFENG
Taste, del fotógrafo chino Li Huaifeng, se alzó con el primer premio de la categoría principal; tomada en Licheng, provincia de Shanxi (China), muestra a una joven familia compartiendo la alegría de preparar la comida en un día cálido y soleado.
En palabras de Caroline Kenyon, fundadora y directora de los premios, «Esta imagen es técnicamente sobresaliente en el uso de la luz y la composición, pero lo que la eleva al nivel de importancia histórica es la profundidad de su narración y su emoción. Habla de un año de aislamiento y de la vida en interiores, viviendo en pequeñas comunidades con la familia más cercana. La escena está bañada de amor, con ecos de Madonna con niño. Una foto excepcional que demuestra perfectamente que la fotografía no necesita impactar ni perturbar para ser grandiosa o memorable».
Los fotógrafos españoles que se presentaron al concurso tuvieron bastante éxito. Óscar Oliveras fue el Overall Winner of Errazuriz Wine Photographer of the Year with A Grape View: una hermosa imagen de unas uvas listas para ser llevadas a la bodega. Gilbert Bages obtuvo el tercer puesto en la categoría People Errazuriz Wine Photographer of the Year con What heaven looks like, una apasionante imagen de Ricardo Arambarri de Vintae tomada en La Rioja. El fotógrafo Tono Balaguer, afincado en Valencia, obtuvo el tercer puesto en la categoría Produce. Su fotografía muestra a un trabajador de la bodega que realiza la difícil tarea de limpiar a mano el tanque de vino. Javier Sánchez Martínez fue Highly Commended en la categoría Food in the Field con su disparo Entre el rebaño de ovejas.

OTRAS CATEGORÍAS
Este año se ha introducido una nueva categoría, muy especial, en memoria de Claire Aho, la fotógrafa más importante de Finlandia: el Premio Claire Aho para Fotógrafas. La ganadora de la primera edición de esta categoría ha sido Marina Spironetti, con su magnífico retrato Carniceros de Panzano.
El Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) de la ONU recibió el prestigioso Premio al Logro Sobresaliente. «Es extraordinario el uso que hacen de la fotografía para explicar su trabajo en lugares de peligro y carencias. La pandemia ha aumentado exponencialmente la necesidad de su ayuda en todo el mundo, para paliar la que ha sido descrita como una "hambruna de proporciones bíblicas". Nos sentimos honrados de ser socios del Programa Mundial de Alimentos desde hace varios años, y es maravilloso que Rein Skullerud, jefe de su Unidad de Fotografía –un fotógrafo heroico por derecho propio–, acepte el premio en nombre de WFP».
Apple in cake, de Natalia Bogubowicz (Polonia), resultó ganadora de Pink Lady® Apple a Day, categoría que recoge instantáneas protagonizadas por manzanas. «Esta es una categoría que permite que la imaginación del fotógrafo divague», explica Caroline Kenyo. «La ganadora ha combinado ingeniosamente la deliciosa fotografía de comida clásica con un descarado aparte en una rebanada de manzana a medio comer».

El jurado de este año, presidido por el legendario fotógrafo gastronómico David Loftus, ha estado integrado por Fiona Shields, directora de fotografía de Guardian News & Media; Susan Bright, escritora y curadora; Nik Sharma, autor y fotógrafo de libros de cocina; el chef Simone Zanoni, del restaurante Le George (Four Seasons París); Alison Jacques, fundadora de la galería homónima y Vitalie Taittinger, presidenta de Champagne Taittinger.

La exposición de los finalistas de 2021 tendrá lugar en la Royal Photographic Society (Bristol), una de las sociedades fotográficas más antiguas del mundo, del 20 de noviembre al 12 de diciembre de 2021, con entrada gratuita.
 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda