Repsol y Cenador de Amós lanzan la primera  comunidad solar 

19 de junio de 2021

Repsol y Cenador de Amós, restaurante cántabro con tres Soles Guía Repsol, se han aliado para poner en marcha la primera comunidad solar del sector gastronómico, consolidando a este establecimiento  como referente de la alta cocina sostenible en España. 

Compartir en:

Con esta alianza −que incluye, entre otras, iniciativas de movilidad sostenible−, el restaurante liderado por el chef Sánchez y situado en el municipio cántabro de Villaverde de Pontones activará una 
comunidad solar de Repsol Solmatch. Gracias a ello, Cenador de Amós generará su propia energía, obtenida de forma eficiente a partir de placas solares instaladas en su tejado, fomentando un modelo de  autoconsumo de electricidad 100% renovable. 
Será además el primer restaurante en España que podrá compartir parte de la energía generada con los vecinos de la zona que quieran conectarse, un total de 15 hogares. Una vez operativa, la instalación  fotovoltaica evitará la emisión a la atmósfera de 4.470 kg de CO2 cada año.

Este servicio de autoconsumo compartido de Repsol, basado en un modelo energético 100% renovable, acerca la generación de energía al punto de consumo a través de comunidades solares ubicadas en  núcleos urbanos, generándose energía mediante placas fotovoltaicas instaladas en los tejados de los edificios Repsol cuenta actualmente con 142 comunidades solares de Solmatch repartidas por toda España, en distintas fases de implantación, que permitirán a más de 12.000 hogares la posibilidad de consumir energía solar sin necesidad de llevar a cabo una instalación propia. Estas comunidades contribuirán a reducir  más de 1.850 toneladas de CO2 al año.

El compromiso social y medioambiental de Cenador de Amós se refleja también en sus instalaciones que, con el objetivo de situarse a la vanguardia de la sostenibilidad gastronómica, se abastecen de una propuesta multienergía.  De la mano de Repsol, el establecimiento combina fuentes de energía como la electricidad o el GLP, una  solución respetuosa con el medio ambiente y con un alto poder calorífico que la convierte en la mejor alternativa como energía de transición. Asimismo, Cenador de Amós obtiene la certificación para la compensación de emisiones de CO2 generadas por el consumo de GLP. Con este mix energético, el restaurante busca elevar al máximo su nivel de eficiencia y reducir su huella de carbono, garantizando así un modelo de negocio más responsable.
Con la alianza sellada con Repsol, Cenador de Amós también articula su compromiso mediante el fomento de la movilidad sostenible, que materializará con la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en su zona de aparcamiento, a los que podrán conectarse sus clientes.
En la actualidad, la red de recarga de Repsol es una de las infraestructuras más relevantes de España, con más de 1.000 terminales de ámbito privado y con más 300 puntos en lugares de acceso público, entre los que se incluyen 70 de carga rápida, situados la mayoría en sus estaciones de servicio, y dos de 
recarga ultrarrápida. La compañía prevé tener en España un punto de recarga eléctrica cada 50 km en sus estaciones de servicio.

Cenador de Amós es uno de los establecimientos seleccionados en el programa 'Cocinas de Excelencia Energética' de Guía Repsol, una iniciativa presentada en la pasada edición de Madrid Fusión y que pretende ayudar a los restaurantes a ser más eficientes y sostenibles, poniendo a su disposición asesoramiento, valoración y certificación de su eficiencia energética y grado de sostenibilidad a través del certificado ‘Cocina eficiente y sostenible’.
Este certificado, el primero de estas características en España, y diseñado específicamente para el sector  de la restauración, es otorgado por Repsol y verificado por AENOR, y ayudará a los restaurantes en la  implementación de mejoras para ser más sostenibles y eficientes energéticamente, concienciándolos del  beneficio para su negocio de este tipo de prácticas. Todo ello, a través de un proceso ágil, riguroso y  económico para que cualquier restaurante pueda certificarse

Compartir en:

Crónica económica te recomienda