La almazara de Cortijo Suerte Alta, premio de arquitectura 

18 de septiembre de 2021

En Cortijo de Suerte Alta (www.suertealta.es) pueden sentirse muy satisfechos de su trabajo y es que su buen hacer, esfuerzo y dedicación, tienen como recompensa infinidad de galardones, tanto a nivel nacional como internacional. Pero no solo sus AOVES Coupage Natural, Picual en envero y Marqués de Prado, Selección Familiar son los que los reciben…

Compartir en:

Y es que la espectacular almazara de Cortijo de Suerte Alta, diseñada por su propietario, Manuel Heredia Halcón, Marqués de Prado, al frente de esta reconocida firma y arquitecto de profesión, también es de premio, ecológica y preciosa. Heredia la construyó en 2006 y lo hizo convirtiéndola en un moderno edificio bioclimático, para minimizar el consumo de energía y garantizar la conservación y estabilidad del aceite en la bodega, que cuentan con 14 depósitos de acero inoxidable de fondo cónico. Y los detalles también se cuidan por fuera, ya que la línea de la edificación se adaptó al terreno para integrarse con el conjunto del cortijo existente, enterrando parcialmente el volumen de la bodega y protegiendo la construcción del sol del verano con pérgolas, pantallas vegetales y paneles de energía fotovoltaica. Además, gracias a un sistema de cámaras de aire ventiladas pasivamente en función de la temperatura exterior, se mantiene estable la temperatura interior -entre 19 y 23º permanentemente- sin consumo alguno de energía extra. Y es que, en conjunto, la que producen los paneles solares más la quema del hueso de aceituna, equivale al total de la consumida en el molino y la finca durante todo el año, consiguiéndose así un equilibrio energético en el proceso.
 
Todo esto la llevó a conseguir el premio AEMO a la Mejor Almazara de España en 2008. Pero este increíble diseño y la sostenibilidad del edificio acaban de posicionarla en el 6º puesto de los prestigiosos The World’s Best Olive Oils entre las almazaras ecológicas y el 21º en la clasificación general a nivel mundial. Sin duda un sitio así, merece la pena conocerlo…
 
La almazara de Cortijo de Suerte Alta se sitúa en el margen derecho del río Guadajoz junto al pueblo de Albendín, en el término municipal de Baena (Córdoba), pueblo aceitero por excelencia. Sus actividades de oleoturismo para recorrer esta finca centenaria, visitar el edificio y catar sus magistrales aceites, se retomarán el 1 de febrero de 2022, previa reserva, llamando al 620 45 83 54.
Mientras, podemos disfrutar en casa de sus AOVES -el premiadísimo Coupage Natural; el Picual en envero, un monovarietal que enamora o Marqués de Prado, Selección Familiar, otra joya ecológica y premium- a la venta en su tienda online https://www.suertealta.es/comprar-aceite/es/.
 

La finca es propiedad de la familia desde el s. XIV y durante años se dedicó a dehesa y cereal y fueron los abuelos del actual propietario, Manuel Heredia Halcón, Marqués de Prado, quienes vieron crecer los árboles entremezclados, como era costumbre en la época para favorecer la polinización y controlar la vecería. En 1986, cuando él se hizo cargo del cortijo, amplió la plantación con árboles de Picual; y 10 años más tarde, reconvirtió la plantación a cultivo ecológico y cambió el sistema de regadío. Pero no solo se ha ocupado de mejorar el campo. Manuel es arquitecto de profesión y en 2006 construyó esta nueva almazara en el centro de la finca, junto al cortijo, y desde entonces todo se hace allí, con una perfecta trazabilidad -desde el árbol a la botella, como le gusta explicar-, con el fin de conseguir un aceite exclusivo.

Compartir en:

Crónica económica te recomienda