Otero, un empresario de los que crea escuela

01 de abril de 2022

Vender, crear para hacerlo y llegar a triunfar haciendo lo que te gusta son aspectos de la vida que no todos los empresarios logran conjugar para triunfar y disfrutar trabajando. Sin embargo, el caso de Antonio Otero pondría resumirse en esos tres verbos y estaríamos resumiendo una dilatada experiencia empresarial de un vendedor nato que nació para vender y que lo seguirá haciendo hasta que en un momento de su vida lo deje, aunque eso no es probable.

Compartir en:

La historia de Envapro comienza hace ya muchos años, cuando su creador empieza a conocer el mundo de la comida acompañando a su padre al mercado de Legazpi y le ayuda en él puesto de frutas y verduras a hacer cucuruchos de papel. El olor del mercado, sus gentes, sus costumbres enamoraron al niño que decidió dedicarse a ese mundo en cuanto su edad se lo permitió.
Pero la fruta solo fue el comienzo, porque lo que Otero aprendió y muy bien es el arte de vender, de entender al cliente y buscar lo que necesita. Así que era cuestión de tiempo y suerte que la venta de fruta diese paso a una empresa propia, relacionada, eso si, con el mundo de la restauración. Y así, tras varios años trabajar, investigar, crear nació Envapro, una empresa distribuidora de envases para hostelería, restauración y catering, que ofrece un servicio especial que permite distinguirse de la competencia gracias al envase empleado para el servicio de take away y catering. Este servicio engloba la labor de asesoría para elegir el formato y materiales más adecuados para la presentación de menús para llevar, además de la personalización de envases con el logotipo o información específica del negocio. Se trata de un trabajo cada vez más demandado debido al auge del delivery, especialmente después del estallido de la pandemia del Covid-19.

Así a la hora de ofrecer el envase más adecuado, la compañía madrileña tiene en cuenta múltiples factores para dar respuesta a la necesidad del cliente, desde el tipo de cocina ofrecida (si se trata de platos calientes o fríos; microondables o no; líquidos o sólidos; fritos o cocinados con aceites, etc.), hasta el volumen del menú, pasando por los materiales más convenientes en cada caso (kraft, caña de azúcar, r-PET, PLA, hoja de palma, etc.).
Y es que, el packaging se ha convertido en un elemento crucial para el sector HORECA no solo por su papel en el transporte y conservación de alimentos y bebidas, sino también por su importancia en la estrategia de marketing. Se trata del primer impacto para el cliente al recibir su pedido, y ya se sabe que la primera impresión es la que cuenta. Dada la fuerte competencia que hay en este sector, Envapro propone diferenciarse en el mercado con envases personalizados que permiten tener una identidad propia y favorecer el llamado branding o creación de marca.
El servicio de personalización de Envapro permite identificar bolsas de papel, cajas de pizza, vasos de cartón y ensaladeras, entre otros envases, con el logotipo, eslogan u otra simbología del restaurante o negocio. Estos envases actúan como un perfecto vehículo de comunicación para compartir con clientes y público en general los valores de empresa, convirtiéndose en algo único y distinto a lo demás.

Con Envapro todo son facilidades puesto que para hacer realidad este valor añadido el cliente solo tiene que enviar su logotipo por e-mail (vectorizado). Envapro se encarga de todo lo demás en el diseño de vasos, cajas de pizza o bolsas de delivery identificadas con la imagen de marca. Asimismo, la compañía realiza el diseño para sus clientes partiendo de cero, esto es creando el logotipo o identidad corporativa del restaurante, incluyendo la información más relevante del negocio, desde el teléfono para realizar pedidos hasta la dirección del local o el código QR con el menú completo. La rapidez de respuesta, así como el hecho de ofrecer todo tipo de envases para el foodservice permiten que empresas de renombre en la restauración confíen en Envapro para la personalización de sus envases.

Y todo eso es el comienzo de una gran historia. El crecimiento de la empresa no para y pasa por encima de crisis y pandemias. Gracias a su equipo humano y su tecnología, no exenta en muchos casos de generosidad, Envapro es hoy, por ejemplo el proveedor de la ONG del cocinero español José Andrés y sus envases circulan por todos el mundo , allí donde muchas personas necesitan alimentarse en circunstancia más que especiales.


El crecimiento depende de la capacidad de desarrollo y crecimiento que la gastronomía y el modo de comer dé, de sí. Y todo apunta a que solo acaba de empezar.

 

 

 

Compartir en:

Crónica económica te recomienda