Las eléctricas, reaccionan ante los errores de Ribera

30 de septiembre de 2021

Como no podía ser de otra manera, las eléctricas han iniciado los movimientos que les permitan minimizar los efectos económicos que todo este conjunto de medidas populistas, pero nada eficaces para el consumidor que sigue sufriendo unos precios desorbitados, les está generando.

Compartir en:

SI, Iberdrola ha enviado una carta a las empresas para comunicar que revisará al alza las tarifas de clientes industriales y grandes empresas con contratos a largo plazo afectados por las medidas aprobadas por el Gobierno para amortiguar la subida de la luz, al tiempo que ha decidido paralizar proyecto renovables por la bajada de su rentabilidad. "Muchas instalaciones sin emisiones contaminantes que ya tenían cerrado un precio fijo a largo plazo con clientes y por lo tanto no ingresan los elevados precios del mercado spot, se van a ver afectadas por este nuevo pago", según la compañía.

Ese nuevo “coste" representará más de 70 euros/megavatio hora (MWh) y, considerando el precio del suministro de electricidad establecido en el contrato, "se produce una situación de manifiesto desequilibrio" por una circunstancia "extraordinaria, imprevisible y sobrevenida" que hace insostenible su continuidad (de las prestaciones del contrato) en las condiciones económicas aplicadas, señala Iberdrola en las cartas."La voluntad es el mantenimiento del contrato en condiciones en las que quede restablecido el equilibro económico, por ello les emplazamos a negociar las condiciones de económicas que se aplicarían de forma temporal para el periodo en que estén vigentes los efectos de las medidas del real decreto-ley", añade Iberdrola.
La eléctrica apunta en sus misivas que, en todo caso y sin perjuicio de su aplicación temporal, en el momento en que estas medidas pudieran ser revertidas por decisión del Gobierno o de los tribunales "se procederá a regularizar el precio procediendo a la devolución del importe que corresponda".

Por otra parte, ha informado a sus proveedores de que ha decidido paralizar los procesos de licitación en curso de bienes y servicios asociados a la construcción de nuevos proyectos renovables en España hasta haber llevado a cabo una evaluación en detalle de su viabilidad económica tras la entrada en vigor del real decreto. Según la compañía, esta decisión es el resultado de un primer análisis sobre el impacto que el real decreto tiene respecto a la rentabilidad de instalaciones renovables (muchas de las cuales se construyen mediante contratos de suministro a largo plazo conocidos como PPA). En la comunicación, la compañía detalla que quedan excluidos de la paralización los proyectos que tengan reconocido un marco retributivo (subastas o primas).

Compartir en:

Crónica económica te recomienda